• img-book

    Concierto triste para trío y coro Por: Miguel Arnas Coronado 10,58

    Silenciosa, lenta y sibilina, observa al gazapo que la mira embelesado, aturdido, con la inmovilidad de una raíz. Le bastará un rapidísimo abalanzarse y, tras forcejeo desesperado y estertor, tomarse todo el tiempo del mundo para engullirlo y hacer la digestión. Lenta, sibilinamente. El aire retiene el aliento.

    Es él quien lo ha impedido y en voz baja, como quien reza, pide perdón a la serpiente por haberle hurtado su desayuno o tal vez almuerzo, quién sabe. Saltó el gazapo y la culebra se retiró en sentido contrario con toda la rapidez de la que fue capaz. La ha visto escabullirse entre el matorral. Otro la perseguiría. Él se sienta y piensa. Lo ha impedido a conciencia: vio la escena antes de que ambos, presa y predador, lo vieran a él, demasiado concentrados en sus respectivos cometidos, y ha corrido hacia ellos dando palmadas. Le ha dado pena del diminuto conejo, quizá en su primera salida del agujero, despistado en afán juguetón. Sin embargo, él sabe que también debería haberse compadecido de la culebra y no actuar, quedarse quieto como todo el entorno, cielo, árboles, matojos, viento. O debería haber matado al reptil que hará gritar a las señoras paseantes por estas trochas, asustadas por algo que temen y desean a la vez: un espectáculo, el ondear de una serpiente e incluso a veces el enfrentarse siseando al humano cuando se asusta, un espectáculo que confían presenciar aunque les repugne, pues es algo que jamás verán en su cotidiano vivir de ciudad. Por eso, piensa, quizá convendría matarla y no matarla a la vez, que se comiera al conejo y no se lo comiera, que se quedara allí digiriendo bajo el sol y que al mismo tiempo huyese culebreando por entre los matojos. Dos mundos, pero ¿acaso la vida no consiste justo en eso, dos mundos?

  • img-book

    Tenue armamento Por: Ángel Olgoso 10,58

    Como es bien sabido, cuando uno empieza a analizar sus propios escritos emprende un camino que puede llevar a la locura. Baste decir, por tanto, que en el florilegio de este pequeño volumen reúno algunos de mis textos de no ficción; una serie de migajas que se me han ido cayendo a mi pesar entre la escritura de libros, proyectos y peticiones amistosas; piezas condenadas a una muerte instantánea, dichas en voz alta y escuchadas una sola vez, como la proclama; piezas anfitrionas que sufren también propensión al desvanecimiento, como las presentaciones literarias (ese género galante en el que –según Iwasaki– unos disfrutan introduciendo y otros al ser introducidos) para decir de un autor o de su obra; piezas a las que se les otorga algún cobijo impreso, como los prólogos, los epílogos (esos ejercicios impecables de cobardía), las reseñas, las entradas de blog, las poéticas, los comentarios críticos o las cartas. Baste decir que tuve presente ese afilado axioma de Proust («Una obra en la que hay teorías es como un objeto en el que se deja puesta la etiqueta») y que esta ecléctica miscelánea de papeles menores –unos conocidos, otros difíciles de encontrar o simplemente inéditos– se limita a dibujar una nada intencionada poética, la efímera sombra de la escritura, del juego de crear; materializa sin querer un corpus de motivos, entusiasmos, obsesiones y encargos, vestigios de la fiebre del letraherido; tiende puentes a un territorio particular donde las fronteras se borran, a un gabinete de curiosidades, las del mismo autor. Baste decir, usando la terminología de nuestro académico y patafísico de espíritu Antonio Sánchez Trigueros, que acaso lo que extiendo ahora en el mostrador de estas hojas no sea más que mi propia bisutería literaria o mi manuario de escoria.

  • img-book

    Antigüedad y trad. en las letras inglesas Por: José L. Martínez-Dueñas 10,58

    Los contenidos del presente volumen son varios y diversos pero forman un conjunto que pertenece a mis intereses más personales dentro del estudio de la lengua inglesa y, sobre todo, de sus letras. Sirva esto de advertencia para evitar malentendidos en su posible lectura, pues no pretendo revelar nada nuevo ni aportar originales opiniones. Mi ánimo es simplemente exponer, y si fuere posible compartir, unas lecturas que considero fundamento de un tiempo y de un espacio.

    Al incluir en el título que se trata de antigüedad y de tradición tan sólo ha de entenderse esto para explicar cómo obras de distintas épocas siguen unas claves de continuidad y muestran el origen y el desarrollo de una lengua, de unos significados y de unas tesituras vitales y de época en diversas etapas. En general, se trata de unos ejercicios de estilo y de reflexiones que he llevado a cabo, con mayor o menor fortuna, en diversos momentos. En realidad son parte de estudios para clases y seminarios que no llegué a dar por diversas razones en su totalidad, aunque algunos de éstos ahora ya convertidos en capítulos sí fueron objeto de exposición pública, al menos en cierto grado.

  • img-book

    Viaje a Canarias y el resto de la Península Por: José Vicente Pascual 10,58

    La última década quedará ya para siempre significada como una de las más complicadas de la historia contemporánea española, por razón de la tremenda crisis económica aflorada a mediados de 2006 y manifestada en toda su virulencia a partir de 2008. A dicha vicisitud, tan dura y difícil de sobrellevar por muchos de nuestros compatriotas, siguió, por pura y humana lógica, una crisis social e institucional que ha puesto en entredicho la solidez de nuestras bases convivenciales. Ni la economía ni la política son lo que eran —posiblemente nunca lo vuelvan a ser—, y la relación de los ciudadanos con el Estado tardará mucho tiempo en restablecerse sobre el tono de colaboración y confianza que, por lo común, imperaba antes de todo diera impresión de desmoronarse.

    Justo durante los años más duros de la crisis, el autor residió en distintos lugares de España, por motivos laborales: Granada, León, Barcelona, Sevilla, Carmona, La Coruña, Mallorca, nuevamente Barcelona y, como punto final, Tenerife. Este casi permanente estado de provisionalidad entre unas ciudades y otras, le brindó la oportunidad de conocer el pulso de los días en lugares muy distintos y en época tan compleja. Sobre tal experiencia fundamentalmente —aunque no exclusivamente—, con un acento que se pretende amable y esperanzado, versa el presente ensayo: cómo se vivió y sobrevivió a aquellos tiempos difíciles en enclaves muy apartados de la geografía española, incluidos los territorios insulares.

  • img-book

    Mito e invención en la poesía de Pedro Soto de Rojas Por: José I. Fdez Dougnac 10,58

    En abril de 1621, Felipe IV, una semana antes de cumplir los dieciséis años, sube al trono tras la muerte de su padre. Olivares era ya la sombra que adoctrinaba y guiaba al rey: su poder no sólo alcanzaba las más recónditas estancias de la Casa Real sino que se expandía por los complejos recodos del gobierno de la nación. En la década de 1620, el Conde Duque se propone inicialmente las mismas metas que los Reyes Católicos y Felipe II: «la defensa de la fe y la inalienable autoridad de la corona»; y puesto que estas prioridades se encuentran en peligro, por la nefasta herencia del anterior valido, el Duque de Lerma, se ve en la obligación de adoptar dos nuevos objetivos: la reforma y la restauración de gran parte de la configuración del Estado.

    Fue, por tanto, este periodo un tiempo de exaltación y cambios, la «etapa entusiasta», como la llamara Gregorio Marañón, que contó incluso con un gran respaldo popular. «Docenas de hombres desconocidos hasta entonces —comenta R. A. Stradling— pasaron a ocupar puestos no sólo en la Casa Real, sino también en el Gobierno, la administración pública y las fuerzas armadas»…

  • img-book

    Antología de la derrota Por: José Rienda 10,58

    Llovió poco y las últimas

    hojas verdes que aún tiemblan en los árboles

    son tan solo un paisaje

    para otros bosques más lejanos. Tú,

    porque eres quien transita amanecidas

    las páginas en ti bajo los ojos,

    apurarás la copa del otoño

    cuando incendie la vieja soledad,

    el dolor que desvive en la impaciencia

    de sabernos al borde del suicidio

    y la tarde templada

    herida en lentitud hacia la historia.

  • img-book

    Ante un pozo de plata Por: Antonio Carvajal 10,58

    Decidieron las brisas aprender armonía para arrullar al niño en sus lentos insomnios sin luna. Acudieron a los montes vecinos que sólo les prestaron blandos ecos, susurros de ramones por los olivares, lamentos de barrancos y arroyos desnutridos. Acudieron al río, a veces turbulento, fuera de madre, enajenado y turbio; a veces manso, transparente y silencioso como los espejos donde las mujeres felices evocaban su doncellez desnuda de fantasías. Quisieron unir las altas estrellas con su imágenes en los pozos hondísimos y foscos, pero no les cabían las zarpas de la Osa, el expandido vuelo del Cisne, el gélido aliento de Arturo; sólo con plenitud les cupo Vega y, comprendido su error, se humillaron entre las crespas hojas de las remolachas, no se atrevieron a levantarse sobre las flores del tabaco, aprendieron arrullos de las hojas del maíz y suspiros de los rosales. Para elevar sus voces a los cielos, el chopo les dictó posturas y lecciones: las raíces en tierra, el tronco un recto impulso hacia la luz más alta, de cieno a luna, de vega a Vega.

  • img-book

    El burro del Cardenal Por: Eduardo Castro 10,58

    Mi buen amigo El Hechizado me repitió muchas veces que debajo de la evidente piel de periodista, en sus variantes de reportero, viajero, cronista e investigador, Eduardo Castro dejaba al descubierto una imagen genuina de narrador, de narrador de raza, y siempre estuve de acuerdo con ese atinado juicio, al que en los últimos años me permitiría añadirle su no menos interesante vena de poeta. Yo tuve la suerte de asistir a su epifanía de novelista, cuando, como jurado, pude descubrir bajo el seudónimo que era el autor de la novela La mala conciencia, ganadora en 1978 del premio «Ángel Ganivet», que entonces convocaba la Universidad de Granada; una buenanovela muy comprometida social y críticamente, de consistente y compleja composición narrativa con sólida base ideológica y dialéctica; una novela que prometía mucho.

    Vinieron después los tiempos de absoluta dedicación de Castro al periodismo en todas sus posibilidades, estilos, variantes y espacios, donde sin duda la dedicación narrativa siempre estaba presente, pero sus afanes específicamente literarios siguieron creciendo lentamente, en silencio, en un trabajo paciente de laboratorio, que afortunadamente salió a la luz en el año 2003 con la primera edición de El burro del Cardenal, que tuve el placer de presentar a la sociedad literaria granadina, y que ahora reedita la Academia de Buenas Letras de Granada con una importante incorporación de nuevos textos.

  • img-book

    En el hueco de su mano Por: Pedro Enríquez 10,58

    ¿Qué viniste a buscar?

    ¿Acaso tiene nombre la búsqueda?

    Pedro Enríquez abre con estos dos versos una larga conversación con lo inasible. ¿Cómo hallar las respuestas? ¿Qué camino tomar cuando lo guía un poderoso apremio por saber y la trayectoria de un largo viaje por países exóticos y lugares conocidos sin otra brújula que la poesía? Tiene una certeza: En el principio fue la Palabra, / el hombre inventó el silencio. Y será la palabra, llave maestra, la que guiará sus pasos de ciego.

  • img-book

    Cuenta atrás Por: Francisco M. Ortega Palomares 8,65

    Cuenta atrás es un libro que encierra una mirada poética —una más— sobre la realidad urbana que nos circunda y contiene en forma de cotidianeidad. Es por tanto la vida diaria —y no la muerte que no significa más que una terminación de las funciones del cuerpo y la desaparición de su contenido de conciencia—, la que descarga en el poeta la duda, la inseguridad, la indecisión, ese vértigo existencial marcado por el mercantilismo, el agobio del tráfico, la prisa, la soledad, la ansiedad, la tiranía de la imagen y los cambios mentales del ritmo.

    Es éste un libro de alguien que trata de delimitar su tiempo personal en una ciudad anónima, igual aquí que a mil kilómetros, uniformada en sus signos y señales, en sus luces y sus indicadores autoritarios, y en plena reflexión sobre la ética del fracaso, el absurdo de la escritura, la finitud de las cosas, el desengaño de la vida y del deseo, las renuncias y el consumo del tiempo. Y por supuesto siguiendo aquella cita de Cioran de que “Todo error es una verdad antigua […] la plenitud se mide por la suma de errores almacenados”, sobre el dolor como herramienta de conocimiento.

  • img-book

    Tragedia y humor en M. Ba. y M. Ar. Por: Adelardo Méndez Moya 19,23

    Tras el éxito de las convocatorias anteriores, y una vez cerrado el III Seminario Internacional de Estudios Teatrales (a la sazón, dedicado a la inmigración en los teatros de Jerónimo López Mozo y José Moreno Arenas), se iniciaron los preparativos de la cuarta edición, cuyas actas se presentan hoy.

    De acuerdo con el lógico proceder en estos casos, hubo que plantearse el objeto de estudio, el autor invitado y el desarrollo todo de lo que se pretendía que fuera el IV Seminario, de suerte que compartiera, si no superara, el éxito de los anteriores. Se decidió, después de propuestas y conversaciones sucesivas, que el asunto sobre el que reflexionar fuese todo aquello que se engloba en el título Tragedia y humor en Martínez Ballesteros y Moreno Arenas. Elección certera, como quedó demostrado en las jornadas del evento, repleta de posibilidades, sugerente, amplia, compleja y, condición imprescindible, más que adecuada a los dos autores cuya obra se investigará. Pero me voy a detener, con brevedad extrema, en los cuatro ejes del Seminario, de forma individualizada y de acuerdo con el orden en que aparecen en el título, en el sentido que justifica su elección, de acuerdo con la pertinencia, conveniencia y potencial interés que le son intrínsecos.

  • img-book

    Lo que fue de ellas Por: Ana Ruiz Gutiérrez 24,04

    Y, ¿qué fue de ellas?, este libro reivindica el papel de la mujer allende el mar, tras el establecimiento de la ruta transpacífica del Galeón de Manila (1565-1815). Ellas, gobernadoras, encomenderas, religiosas, educadoras o comerciantes, además de mujeres, esposas, amantes y madres, fueron protagonistas de extraordinarias hazañas silenciadas de manera incomprensible en el devenir de la historia. Gracias a la colaboración de académicas y académicos de España, México, Taiwan y Filipinas, se aborda a través de estudios monográficos, la presencia de la mujer en las crónicas hispanas, en la vida cotidiana manileña, en el comercio del galeón y su papel en el ámbito artístico, entre otros, conformando una obra pionera en torno a la mujer en Filipinas durante la presencia española en las islas.

  • img-book

    Jamás escribas berano con b Por: Antonia Roberto Pérez 13,46

    Jamás escribas berano con b es una corta novela realista e intimista cuyo tema fundamental es una pasión amorosa tan fuera de lugar, que se salta todas las fronteras y todas las normas, al tiempo que es imposible que la protagonista evite sentirla, por más que ella luche por hacerlo.

    Ese tema sirve de excusa para retratar a una mujer quizás adelantada a su tiempo, fuera de lugar con respecto a lo que le rodea, y con dramáticas incoherencias, antítesis y disparates que ella quiere dominar pero que no consigue.

    Su fortaleza está en su intelecto, y su debilidad en sus sentimientos, lo que le hace ser una mujer contradictoria en casi todos los aspectos de su vida.

    Es una historia enmarcada en cierta época, pero que pretende ser atemporal, de ahí su falta de datos concretos, excepto las referencias musicales, importantísimas para entender la historia, y algún que otro suceso histórico que nos sitúa en determinados años.

  • img-book

    La nada y el mar Por: Iagoba Bermeosolo Mendía 11,54

    La nada y el mar es una historia de soledades, de pérdidas y naufragios, de heridas que no cicatrizan, del regocijo del reencuentro con el amor, la amistad, la lealtad y la necesidad del perdón para seguir caminando.

    Personificado en la figura de Paulet, que decide ir al encuentro de las que fueran sus íntimas y leales amigas a la ciudad universitaria en la que compartieron por igual el amor y el desamor, el fracaso y la victoria, la gloria de la pasión y la triste decadencia del inevitable desamor.

    La llegada a un reencuentro que servirá a nuestra protagonista para hacer un repaso sentimental, crítico y necesario a su propia vida, a las siempre complicadas relaciones de pareja, una implacable catarsis que supone la reflexión sobre la propia memoria…, porque jamás se va lo que queda abrazado al alama, porque las heridas del amor no son perecederas y se perpetúan en el corazón…, porque en definitiva las historias de amor siempre están vinculadas al dolor.

  • img-book

    Tawā’if. Historia y Arqueología de los reinos de taifas Por: Bilal Sarr 28,85

    Etapa de gran fragmentación política y, por consiguiente, de debilidad y retroceso territorial, el periodo de taifas fue paradójicamente el de máximo esplendor cultural y expansión urbana de la historia de al-Andalus. En efecto, el nacimiento de nuevos Estados va a suponer un impulso sin precedentes a la realidad urbana andalusí. Desde la mayor conciencia de sus a veces reducidos territorios, soberanos y pueblo se verán obligados a intensificar el desarrollo de sus espacios, algo que sucede especialmente en las sedes de los nuevos poderes establecidos, como Granada.

    Con el volumen Tawā’if. Historia y Arqueología de los reinos de taifas, el primero de carácter global dedicado a esta temática, se pretende arrojar luz a una etapa que tradicionalmente se ha situado en los márgenes más oscuros de la Historia de al-Andalus y, sobre la que, desde hace unas décadas, han comenzado a florecer estudios especializados.

    Se apuesta aquí por una aproximación pluridisciplinar, incluyéndose capítulos sobre aspectos histórico-cronísticos, literarios, numismáticos, epigráficos y, por supuesto, arqueológicos. Se trata, pues, de un volumen plural en cuanto a las ciencias y a la procedencia de los autores y autoras que en él participan. Así, se abordan todas las grandes áreas geográficas andalusíes: del Garb al Šarq y de la frontera superior al mar Mediterráneo.

    Conscientes de que, al igual que para reconstruir un mosaico debe conocerse en detalle cada una de sus teselas, solo partiendo de un análisis exhaustivo y multidisciplinar de cada uno de los microestados taifas se podrá perfeccionar nuestra visión global sobre el siglo XI y cumplir así con el que debe ser nuestro fi n último: establecer las claves de las dinámicas socioeconómicas, políticas y culturales de su evolución.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies