• img-book

    De nueva claridad Por: Carmina Moreno 9,62

    La obra que tienes en tus manos se terminó en el mes de mayo del año pasado. Lo que ahora se presenta es lo que podríamos llamar: «una relectura». «La relectura es una actividad que considero muy importante, ya que uno renueva el texto: el libro y uno ya no somos lo mismo en el momento de la relectura: Nadie se baña dos veces en el mismo río, sino en otro, agradeciendo la frescura de esas aguas», en palabras de Jorge Luis Borges.

    De nueva claridad concibe el poema desde la «atención plena», es decir, desde la conciencia, que no es otra cosa que alcanzar la línea de la creatividad, porque la conciencia es el centro del alma, como decía la filósofa María Zambrano. En la Edad Media, la «atención plena», la practicaban maestros como Eckhart y tanto en Europa como en Oriente tenía un halo espiritual. Luego, Teresa de Ávila y otros, se empeñaron en mantener un uso continuado.

    Las partes que el lector encontrará en este libro interior son cinco: «La senda del espejo», «La sed y el agua», «El deleite sin fin», «De brisas y rocío» y «Amor: único sentido».

  • img-book

    Estudios de cerámica medieval y postmedieval Por: Alberto García Porras 24,04

    El libro que el lector tiene entre sus manos recoge las Actas de un Congreso bajo el título «II Taller de cerámica: Cerámica medieval e Historia económica y social: problemas de método y casos de estudio». El citado congreso fue organizado hace ya mucho tiempo, seguramente demasiado, en febrero de 2009, hace más de diez años. La organización de este congreso fue impulsada por el Grupo de Investigación «Toponimia, Historia y Arqueología del reino de Granada» (HUM-162). La publicación, sin embargo, se debe al reciente Grupo de Investigación «Producción, Intercambio y Materialidad» (HUM-1035).

    El presente volumen recoge un conjunto de estudios que abarcan una amplia cronología, desde el siglo V al XVI, y se ocupa de distintos espacios peninsulares. Todos ellos buscan trascender el estudio meramente formal para aportar datos que permitan reconstruir los sistemas de asentamiento de las poblaciones, los métodos de producción de cerámica, las redes de intercambio y comercio, y las formas de consumo y demanda de sus habitantes. Aunque no se trata de un estudio completo de la cerámica peninsular, el lector podrá obtener una imagen bastante nítida de los materiales cerámicos que circulaban en nuestra tierra, su función y su significación. De ahí su título.

  • img-book

    Espejo de los Nombres Por: Emilio Alzueta 12,50

    Cuatro son las partes que componen este poemario y cuatro va a ser el número sobre el que se asienta su estructura: 4 partes, cada una con un número de poemas múltiplo de 4 y cada una empezando con un poema sobre lo Divino y terminando con otro sobre el Profeta: 4 + 4. De ahí que el octógono, con sus dos cuadrados (el celeste y el terrestre), tan conocido como utilizado en el arte islámico, esté en la dedicatoria del libro. Y de ahí que, en uno de sus poemas, «Dorada proporción», Emilio nos diga: Mas la estabilidad se funda sobre el cuatro: el edificio terrestre sobre el que puede asentarse la cúpula. Un poema, por cierto, que nos habla del Uno, la dualidad y el tres, dentro de su geometría poética que recorre todo el poemario en forma cíclica y nos hace pensar en Pitágoras o en un cierto sentido hermético y cabalístico pero que, en confesiones que el autor me hacía, fue brotando de manera espontánea. Y es que el latido que recorre este libro es cíclico y vital, misterioso y diáfano; el ámbito común de las cuatro partes ya lo describe el título: Espejo de los Nombres, la manifestación de los Nombres Divinos en la realidad.

  • img-book

    Okupados Por: Miguel Ávila Cabezas 12,50

    Resulta curioso el contraste entre unos personajes que se mueven por un escenario sin apenas decoración, metafísicamente desnudos, mientras les cae un chaparrón tras otro de esas exuberantes y nutritivas acotaciones que siempre han caracterizado al teatro de Miguel. Personajes que pueden parecernos más o menos monos, pero que desde luego no vienen vestidos de seda de fábrica. Se mueven, hablan, se desafían o se atacan sin que la mano o la mirada del Schrödinger de turno los arranque de su indefinición, sin que pasen de la potencia al acto, como diría Aristóteles. Habrá quien piense que esa indefinición los empobrece y que no es más que un recurso de Miguel para escurrir el bulto y no comprometerse ética y metafísicamente con ellos. Craso error; la incertidumbre heidenbergsiana en la que habitan en realidad logra el efecto contrario, el de abrir sus posibilidades de ser hasta el infinito, de la misma manera que un pedazo amorfo de plastilina puede ser transformado en cualquier cosa que quepa en los sueños de una mano hábil.

  • img-book

    El cuarto de revelado Por: José Lobato 8,65

    CÁMARA OSCURA

    Insiste el espejo en hablarme / de alguien a quien ya no me parezco. / Yo le aparto la mirada, / quisiera estrechar / la imagen que me devuelve, / pero no hay abrazo ya / que abrigue tanto invierno. / Yo que nunca conseguí aprenderme / de tanto aliento que puse / en empañar las verdades del cristal, / he encontrado esta mañana / mi cadáver aún con vida / en el espejo.

  • img-book

    Ubitopia Por: Mar Guejillo 12,50

    Hemos leído utopías y distopías, ¿nos llevan a alguna parte? Ubitopía, ¿dónde estará el lugar? En este libro de relatos la autora lanza a siete filósofos con sus pensamientos, vidas y anécdotas a un futuro incierto donde la chispa de la reflexión siempre está encendida porque, como dice uno de sus protagonistas: «La luz del universo que habita en nuestro espíritu es la que llamea con la razón superior, ella nunca nos defraudará. Nuestra causa no es ser esclavos del interés de la Civilización que camina hacia la nada sino aproximarnos al ser». Ojalá que al leer las palabras de Tales, Heráclito, Teano… descubras ese lugar escondido que susurraba por encontrarte. Y quizá, ¿por qué no?, te atrevas a repensar la actualidad de los filósofos con las actividades que encontrarás al final.

  • img-book

    Donde duermen los silencios Por: Antonio Fernández Ferrer 9,62

    Donde duermen los silencios es una propuesta poética donde se une la reivindicación social con la elaboración de una nueva lírica que ofrece una manifiesta atención y preocupación por el uso de un esmerado lenguaje, al que Antonio Fernández Ferrer suele incorporar con frecuencia algunas reflexiones de orden metafísico o filosófico que no son en absoluto ajenas a su propio devenir existencial. El atractivo de sus poemas reside, pues, en la velada sugerencia de misterio que los rodea.

    Jesús Cabezas Jiménez

    Porque al fin se acaba el silencio, cuento y saboreo con minucioso placer, este ramo silvestre de poemas, cada uno explotando con un color diferente, como la misma vida, y cada uno emergiendo de ese silencio por mucho tiempo contenido. Se nos muestra así, un personalísimo y veraz conjunto de poemas de un hombre en plena madurez, consciente. Un humano de este tiempo, con toda la intencionalidad del calificativo, contestatario ante la injusticia y tremendamente empático.

    Teresa Martín Estévez

  • img-book

    La colombiana Por: Vladimir Merino 15,38

    Tras la trágica y accidental muerte del marido de María en una refriega entre bandas rivales de narcotraficantes en la ciudad colombiana de Barranquilla, la protagonista, en una precaria situación económica, queda al cargo de dos niños. Con el firme compromiso de recuperarlos en breve tiempo y poder llevárselos con ella a España, delega temporalmente la custodia de los niños a sus abuelos, iniciando una nueva etapa de su vida, cargada de alegrías y, también no menores, de duras experiencias y sinsabores. Comienza su labor profesional al cuidado de un anciano. De interna, es acogida en la ciudad de Málaga en el seno de una familia pudiente y vinculada al mundo de la construcción inmobiliaria. Este hecho marcará una parte del desarrollo de la historia al estar implicado Ramón, el propietario de la empresa, en actividades de dudosa legalidad.

    María, joven de gran atractivo físico y ante las sutiles insinuaciones de su patrón, deseoso en satisfacer su «ego» masculino, consigue arrancarle el compromiso de ayuda para recuperar a sus pequeños niños. La trama se desarrolla entre el cinismo de Ramón y la entrega de María que, con ánimo de ver cumplido su deseo, poco a poco sin ser muy consciente del terreno resbaladizo en que se mueve, terminará entregándose a las pasiones del constructor. Las nuevas amistades de María, otra chica colombiana y un inspector de policía amigo de ambas, será su principal soporte para llegar a una resolución al final de la novela. Lo será especialmente cuando la joven ante el incumplimiento de Ramón pretenda chantajearle con la amenaza de hacer pública su relación.

    Contubernios urbanísticos, infidelidades, desafíos familiares, violencia de género, son los principales ingredientes que, página a página, conforman el entramado de la novela.

  • img-book

    Como necesidad, el silencio Por: Manuel Lacarta 9,62

    V

    Voy a la carrera, por el pasillo / yéndome de casa, y su voz / me da alcance: —Trae limones. / Trae leche, dos barras de pan—, / y yo traigo cervezas Mahou / —un retráctil de seis botellines—, / repollo, una sola barra de pan / de espelta. Son nuestras pequeñas / diferencias en nuestro día a día.

  • img-book

    Mestha Por: Eiccia 13,46

    Mestha es una novela donde las historias se suceden en tres etapas a veces simétricas, otras únicas e irrepetibles. Como personaje entraña gran complejidad en cuanto a la forma y al fondo de su propia existencia, hasta que aparece su oponente femenino aparentemente frágil y secundario, Fog; transformándose en la única musa de su existencia igualándose con el tiempo y destrozando su castillo de naipes. La historia y sus personajes se mueven concéntricamente alrededor de un entramado de espías nada convencionales que nacen, crecen y se desarrollan con el humor, la severidad y la búsqueda de los secretos que cualquier país guarda entre los seres más inadvertidos. Los lugares donde trascurren los acontecimientos están muy localizados y realzan la personalidad de sus protagonistas haciendo de telón final la niebla de los acantilados. El lenguaje utilizado es visual, sensitivo, lleno de matices, colores y juegos de palabras donde las emociones se suceden a la par que los hechos narrados.

  • img-book

    Después de Sodoma Por: Antonia Lozano 19,23

    Pasión que da la vida, pasión que da la muerte. Dolor profundo y placentero. Amor ancestral, amor imposible. Esto conforma el complejo y contradictorio trenzado que unió Antonia a Federico e hizo posible este tríptico tan rico en emociones intensas. Obra que reúne documentación, representación, e imagen, entrelazando la historia con la imaginación y la estética. Todas ellas son facetas ya enriquecidas en la obra de Federico García Lorca, que Antonia Lozano proyecta en tres secciones preñadas de una amplia colección de conceptos rescatados de rincones muy profundos del saber y el comportamiento humano. La obra creció nutrida por la conjunción de la propia obra de García Lorca con otras fuentes históricas, mitológicas y filosóficas como la génesis y la creación del mundo, Hesiodo y la Biblia, las concepciones trágicas de Sófocles y Eurípides, “La vida es sueño” de Calderón, “la metáfora y el mito” de Álvarez de  Miranda y Evocación-Invocación (Biografía iniciada) de Antonia Lozano entre otras. Así, este libro combina magistralmente conceptos mitológicos, religiosos y psicoanalíticos con elementos de la obra de Lorca, dando lugar a una creación intrigante, intensa, atemporal, fuerte y bella, incapaz de pasar desapercibida. Digna de ser vista y reflexionada.

    Francisca Sánchez Jiménez

  • img-book

    De rime en rive Por: Nadia Ayoub 9,62

    LÀ-BAS

    Là-bas, à l’horizon / Un bateau quitte le port / Il se dirige vers des rives embrumées … / Et moi, de mon promontoire, je rêve / De grands départs …

  • img-book

    La vida es breve Por: Francisco M. Ortega Palomares 11,54

    Un microcuento es el pinchonazo de un alfiler que toca el nervio de la imaginación

    Los microcuentos son como el destello de una estrella fugaz, un breve fragmento de luz que prende en la oscuridad de la mente.

    Escribir un micro es como resolver una ecuación. Tienes los términos y solo debes despejar la incógnita.

  • img-book

    Isla de la soledad Por: José G. Ladrón de Guevara 10,58

    Los llamados niños de la guerra, y José García Ladrón de Guevara lo fue en plenitud pues nació en 1929, sufrieron las consecuencias directas de la guerra civil que llenó de muerte el solar de España a lo largo de tres interminables años y dejó heridas sus almas para siempre. Así, la primera herida que recibió José cuando apenas si ensayaba a vivir provino de la muerte de su padre, el abogado Horacio García García, fusilado en Granada por los nacionales en 1938. Este luctuoso hecho le dejó la enorme herida de su orfandad –el recuerdo del padre es motivo recurrente en su poesía– con la añadida necesidad de su lucha por la vida y el logro de su propia formación desde temprana edad.

    Si hago memoria al comienzo de mis palabras de este hecho, junto con el del asesinato de Federico García Lorca en 1936, entre otras muertes granadinas e intentos de destrucción de la mejor cultura literaria que podría ahora nombrar (léase el poema «El aire pasa preguntando por Federico», más abajo reproducido), es porque permite comprender más cabalmente las condiciones sociales, culturales y personales a las que se vio sometido José García Ladrón de Guevara para trazar su vida, canalizar su mirada sobre el mundo, ya desde entonces herida, insisto, y lograr hacerse escritor. También, cómo no, sirve para valorar en su medida la contribución que hizo de palabra y de obra, junto con Rafael Guillén y un pequeño grupo de escritores, al renacer poético de Granada en el tiempo de silencio de una posguerra interminable.

  • img-book

    El ave de Minerva se eleva … Por: Manuel Ángel Vázquez Medel 10,58

    El gran proyecto euro-occidental de la Modernidad tuvo como referencia dominante la luz. Se trataba de iluminar, gracias a la razón, los rincones más oscuros de la existencia. De ahí que conozcamos el siglo XVIII como «El Siglo de las Luces». Por fin saldríamos de la oscuridad y del oscurantismo de creencias no fundadas y caminaríamos como adultos sobre el suelo sólido de la razón.

    Pero –ya lo advirtió Goya– «el sueño de la razón produce monstruos». Esos monstruos nos han acompañado durante siglos de hipertrofia racionalista y de postergación de la dimensión emocional, esencial para lo humano.

    La mayor iluminación de que hemos sido capaces se simboliza en el horror de los hongos de las bombas atómicas destruyendo decenas de miles de vidas en Hiroshima y Nagasaki, contrapunto del horror del fuego que devoraba los cadáveres en los campos de exterminio nazi. Se han eliminado muchos millones de seres humanos en nombre de la razón (teleológica, instrumental, impositiva), convertida en el nuevo dios, antes de que viniera a desbancarla el dios del dinero y la acumulación (el nuevo becerro de oro) que hoy nos domina desde la irracionalidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies