• img-book

    Amelina Correa Ramón

ISBN: 9788412412451
REF: MIRTO105 Categorías: , ,

¡Qué raro que me llame Federico!

Número de páginas: 144
Por: Amelina Correa Ramón

He querido recoger en este volumen cuatro «indagaciones lorquianas» correspondientes a distintos 12 momentos de mi vida profesional (bien es verdad que la última de las cuatro de manera más indirecta, al centrarse en la figura de Gabriel García Maroto, quien editó al granadino su Libro de Poemas en 1921 y cuya amistad quedará plasmada […]

sin iva

10,58

Cantidad:

He querido recoger en este volumen cuatro «indagaciones lorquianas» correspondientes a distintos 12 momentos de mi vida profesional (bien es verdad que la última de las cuatro de manera más indirecta, al centrarse en la figura de Gabriel García Maroto, quien editó al granadino su Libro de Poemas en 1921 y cuya amistad quedará plasmada en el «retrato clownista» que les hace a ambos el pintor uruguayo Rafael Barradas).

Y como «Coda final» he rescatado también un pequeño homenaje poético.

Granada, 1967. Es miembro de la Academia de Buenas Letras de Granada, catedrática de la Facultad de Letras de la Universidad de Granada y directora de su Cátedra Federico García Lorca.

Como investigadora ha obtenido diversas becas institucionales y ha dirigido y colaborado en proyectos subvencionados centrando su atención de manera preferente en la recuperación y la reinterpretación del patrimonio literario español de la «Edad de Plata».

En esta línea se encuentran su estudio Alejandro Sawa y el naturalismo literario (1993) y su continuación, la biografía galardonada con el «V Premio Antonio Domínguez Ortiz», Alejandro Sawa, luces de bohemia (2008 y 2009), autor del que ha dado a conocer las novelas La sima de Igúzquiza e Historia de una reina (2011) y Crimen legal (2012), en ediciones anotadas con amplios estudios introductorios, que definen la manera en que suele abordar la interpretación de los textos literarios. A partir de otro de sus extensos estudios bio-bibliográficos, Isaac Muñoz (1881-1925). Recuperación de un escritor finisecular (1996), ha ido publicando varias ediciones de obras de este autor como La Serpiente de Egipto (1997), Vida (1998), Morena y trágica (1999), La sombra de una infanta (1999), Libro de Agar la moabita (2010) o Voluptuosidad (2015).

A otro escritor nacido en Granada le dedicó la semblanza bio-bibliográfica Melchor Almagro San Martín. Noticia de una ausencia (2001) y sendas ediciones de sus obras Teatro del mundo. Recuerdos de mi vida y Biografía del 1900 (2013). En este mismo ámbito investigador acerca de la historia de las letras granadinas es responsable de las obras de referencia Literatura en Granada (1898-1998): Narrativa y literatura personal (1999) y Plumas femeninas en la literatura de Granada (siglos VIII-XX). Diccionario-antología (2002), así como del estudio biográfico La familia de Francisco Ayala y su infancia (2010), ampliando su estudio a las letras andaluzas con los volúmenes Poetas andaluces en la órbita del modernismo. Diccionario (2001) y Poetas andaluces en la órbita del modernismo. Antología (2004), y la edición antológica de la Obra Poética de Antonio de Zayas (2005).

Ha editado igualmente las antologías Cuentos de mujeres. Doce relatos de escritoras finiseculares (2000 y 2016) y Cuentos espiritistas de Amalia Domingo Soler (2002 y 2010), así como los volúmenes recopilatorios de artículos de investigación Hacia la re-escritura del canon finisecular. Nuevos estudios sobre las direcciones del modernismo (2006) y Distintos (2009) y la catalogación de la colección de novela breve El Libro Popular (2001).

Por otra parte, ha publicado más de un centenar de artículos de investigación y reseñas en revistas literarias y científicas españolas y extranjeras, participando también, con igual número de colaboraciones, en ediciones colectivas y publicaciones de divulgación cultural.

En el terreno de la creación poética, varios de sus trabajos han sido incluidos, desde 1986, en diversas antologías, y ha publicado los poemarios Seré flor nueva (1987), Rigel (1989) y Una palabra tuya. Poesía (2005).

“¡Qué raro que me llame Federico!”

Aún no hay comentarios.