• img-book

    José I. Fdez Dougnac

ISBN: 9788494958861
REF: MIRTO77 Categorías: , ,

Mito e invención en la poesía de Pedro Soto de Rojas

Número de páginas: 144
Por: José I. Fdez Dougnac

En abril de 1621, Felipe IV, una semana antes de cumplir los dieciséis años, sube al trono tras la muerte de su padre. Olivares era ya la sombra que adoctrinaba y guiaba al rey: su poder no sólo alcanzaba las más recónditas estancias de la Casa Real sino que se expandía por los complejos recodos […]

sin iva

10,58

Cantidad:

En abril de 1621, Felipe IV, una semana antes de cumplir los dieciséis años, sube al trono tras la muerte de su padre. Olivares era ya la sombra que adoctrinaba y guiaba al rey: su poder no sólo alcanzaba las más recónditas estancias de la Casa Real sino que se expandía por los complejos recodos del gobierno de la nación. En la década de 1620, el Conde Duque se propone inicialmente las mismas metas que los Reyes Católicos y Felipe II: «la defensa de la fe y la inalienable autoridad de la corona»; y puesto que estas prioridades se encuentran en peligro, por la nefasta herencia del anterior valido, el Duque de Lerma, se ve en la obligación de adoptar dos nuevos objetivos: la reforma y la restauración de gran parte de la configuración del Estado.

Fue, por tanto, este periodo un tiempo de exaltación y cambios, la «etapa entusiasta», como la llamara Gregorio Marañón, que contó incluso con un gran respaldo popular. «Docenas de hombres desconocidos hasta entonces —comenta R. A. Stradling— pasaron a ocupar puestos no sólo en la Casa Real, sino también en el Gobierno, la administración pública y las fuerzas armadas»…

José Ignacio Fernández Dougnac, Granada, 1956. Filólogo, profesor y crítico literario. Académico de Buenas Letras de Granada. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Granada, José Ignacio Fernández Dougnac es profesor en Enseñanza Secundaria y Bachillerato, miembro numerario de la Academia de Buenas Letras de Granada y miembro del Grupo de Estudios Literarios del Siglo de Oro de la Universidad de Málaga. Crítico cinematográfico durante los años ochenta en el diario Ideal de Granada y referente autorizado en la actualidad para la crítica del Séptimo Arte, en el ámbito filológico ha destacado como conocedor del Siglo de Oro, con trabajos de gran valía sobre la literatura barroca en general  y, especialmente, sobre la escuela antequerano-granadina —Ensayos sobre poesía andaluza del Siglo de Oro (Granada, 2007)—. Así, han sido, entre otros, objeto de su atinado estudio Rodrigo Carvajal y Robles — junto con Belén Molina Huete, «La poesía de Rodrigo de Carvajal y Robles. Ensayo de relección», Castilla. Estudios de Literatura, 26 (2001)—, Fernando de Herrera —ha coordinado y prologado el número especial que la Revista de Estudios Antequeranos (nº 9, 1997) dedicó al IV centenario de Fernando de Herrera: Por sendas nunca usadas. Fernando de Herrera en el deleble homenaje de la poesía antequerana—, Barahona de Soto —por ejemplo, «Naturaleza, topografía y mito en la poesía de Barahona de Soto», en De saber poético y verso peregrino. La invención manierista en Luis Barahona de Soto, Málaga, 2002)— y, sobre todo, Pedro Soto de Rojas: editor literario del célebre poema Paraíso cerrado para muchos, jardines abiertos para pocos —El «Paraíso» comentado. Estudio, edición y versión en prosa del «Paraíso Cerrado» de Pedro Soto de Rojas, Granada, 1992—, también ha dedicado al granadino un estudio sobre la fábula de Los rayos del Faetón —«Pedro Soto de Rojas ante el mito de Faetón», en Poéticas de la metamorfosis. Tradición Clásica, Siglo de Oro y Modernidad, Málaga, 2002—. Destacan, además, sus interesantes aportaciones, a la luz de «los falsos cronicones sacromontanos», sobre el Libro segundo de Flores de poetas ilustres de Pedro Espinosa. Concretadas en diversas ponencias —Congreso IV Centenario de Luis de Barahona de Soto, en 1995, o I Congreso Internacional: La poesía antequerano-granadina del Siglo de Oro, en 2003— y en artículos varios en revistas como Extramuros, El fingidor, Revista de Estudios Antequeranos, Canente, Castilla o Analecta Malacitana, sus investigaciones se centran en la actualidad en el poema Granada de Agustín Collado del Hierro, del que ha realizado la entrada para el Diccionario Filológico de Literatura Española. Siglos XVI y XVII (Editorial Castalia).

Fernández Dougnac ha estudiado en profundidad la obra de Elena Martín Vivaldi. Editor de su poesía completa con un interesantísimo estudio preliminar —Elena Martín Vivaldi, Obra poética, Fundación Jorge Guillén, Valladolid, 2008—, se ha responsabilizado también de las ediciones y estudio de La realidad soñada —«En el centenario del nacimiento de Elena Martín Vivaldi. La realidad soñada, 1995», Analecta Malacitana, XXX, 1, 2007— y Lejanías —«En el centenario del nacimiento de Elena Martín Vivaldi. Lejanías», Analecta Malacitana, XXX, 2, 2007—. También ha escrito la introducción —«Un paseo por el legado granadino de Elena Martín Vivaldi»— del catálogo de la exposición Reflejos de un asombro, Exposición-homenaje a Elena Martín Vivaldi en el Centenario de su nacimiento (1997-2007) (Granada, junio-septiembre, 2007) y ha analizado el poemario Materia de esperanza —«La voz de la Poesía. Una aproximación a Materia de esperanza (1960)», El fingidor, revista de cultura. Suplemento: Elena Martín Vivaldi 1907-2007. Reflejos de un asombro, 31.32 (2007)—. Igualmente ha presentado y editado algunos textos inéditos en prosa de dicha poeta granadina —Extramuros, 41-42 (2008)—, además de editar, prologar y coordinar, en colaboración con Francisco Acuyo, la Antología en honor a Elena Martín Vivaldi (Granada, 2011) que reúne a 73 poetas homenajeando a través de sus versos a la autora de Arco en desenlace. Francisco Acuyo, María Victoria Atencia, Rafael Guillén, Enrique Morón, José Lupiáñez, José Gutiérrez, Fernando de Villena, Rosaura Álvarez, Arcadio Ortega o Francisco Gil Craviotto, entre otros, también han sido objeto de sus investigaciones.

El día 9 de abril de 2007 ingresó como miembro numerario en la Academia de Buenas Letras de Granada con el discurso titulado Sobre la recepción poética de los Plomos del Sacromonte (Siglos XVI y XVII), que continúa en su trabajo «Los plomos del Sacromonte en la poesía barroca», en ¿La historia inventada? Los libros plúmbeos y el legado sacromontano (Granada, 2008).

“Mito e invención en la poesía de Pedro Soto de Rojas”

Aún no hay comentarios.