• img-book

    Miguel A. García Garzón

ISBN: 9788412009880
REF: CR220 Categorías: , ,

Autares

Número de páginas: 408
Por: Miguel A. García Garzón

El comisario Cojón, Alfonso Garcia de Lara y Vázquez del Rey, después de su jubilación regresa a la Zubia, su pueblo natal. Retoma el viejo sueño de su niñez de investigar el origen de una casa situada en los arrabales de la Zubia. Era la más grande y hermosa del pueblo, aunque, según él, le […]

sin iva

19,23

Cantidad:

El comisario Cojón, Alfonso Garcia de Lara y Vázquez del Rey, después de su jubilación regresa a la Zubia, su pueblo natal. Retoma el viejo sueño de su niñez de investigar el origen de una casa situada en los arrabales de la Zubia. Era la más grande y hermosa del pueblo, aunque, según él, le faltaba algo, estaba incompleta, inacabada. A falta de nombre, la bautizó como la Gran Casa. Estando en ello, su amiga, la Zapatera, conocedora de sus inquietudes, le da a leer una sentencia del cadí de Granada fechada en 1448 y traducida en 1585 del arábigo al castellano antiguo. En ella se hacía referencia al pago denominado de Autares situado en los arrabales de la Zubia. Fue el desencadenante que lo empuja a la investigación. Encuentra documentos pertenecientes a las herencias nazaríes, noblezas cristianas y monásticas, que le lleva a descubrir el pasado de la casa. Aquella casa era algo más que una hermosa casa, era la pieza fundamental de la batalla de la Zubia. En ella estuvo la reina Isabel I contemplando Granada y la famosa batalla, lo que contradecía la leyenda del Laurel. Ahora, al comisario Cojón le toca revelar la verdadera historia de la casa y, por ende, la historia de la reconquista de su pueblo, ambas desconocidas por sus vecinos. Sabe que le espera, además, el enfrentamiento con aquellas fuerzas vivas que por razones políticas, religiosas y económicas mantienen una leyenda, que cuenta cómo la reina Católica se escondió detrás de un laurel para no ser apresada por los moros en su visita a la aldea de la Zubia. Lo que consiguió gracias a la invocación que hizo a san Luis rey de Francia, su tío. Una enfermedad maligna se cebó con el comisario dejando inacabada la tarea emprendida. A través de un legado encomienda al maestro de escuela, la labor de seguir hasta el final.

Miguel Antonio García Garzón nació en la Zubia cuando corría el año de 1948. Pertenece a una familia con profundas raíces en el municipio. Sus antepasados se remontan al año 1523. Es pues, descendiente de los primeros repobladores zubianos. Es abogado jubilado y autor del libro El camino de Granada.

“Autares”

Aún no hay comentarios.