• img-book

    El Sáhara, el declive del totalitarismo Por: José María Lizundia 11,54

    El autor mantiene que no cabe el mismo relato sobre el Sáhara de hace más de cuarenta años. Ninguno de los condicionantes que lo hicieron posible, existe ya. Ni los bloques, ni el panarabismo, ni el Movimiento de los Países No Alineados, ni tampoco la vigencia del marxismo y la revolución mundial. A lo que ha de unirse la emergencia de otros fenómenos en la región: Estados fallidos, guerras posmodernas e híbridas; y la trasmutación de las utopías: de políticas y sociales a religiosas, y la mera búsqueda de horizontes en la migración.

    Este libro supone la cuarta entrega del autor sobre el Sáhara, y constituye una revisión de la versión canónica española de la causa saharaui.

    Esta vez se enfrenta al declive del contencioso saharaui y al papel que ocupa el movimiento de solidaridad con la RASD, que sólo puede tildarse de eurocéntrico, bajo un manto izquierdista. También indaga en el significado de cuestiones poco atendidas, como el supremacismo árabe del Polisario en relación a la cultura bereber, su totalitarismo y el peso de la bibliografía española para fijar el relato saharaui.

  • img-book

    Francisco Aguilar y Paz Por: José María Lizundia 10,58

    Este libro sobre Francisco Aguilar y Paz se centra en su vertiente intelectual y de pensamiento, sin olvidar otras, que en buena parte se articulan en torno al contraste y contrapunto que supuso frente a la vanguardia canaria este disidente de ella, sin que eso afecte a la relación con sus amigos, que siempre lo serán, de Gaceta de Arte.

    Aguilar remite constantemente a un contexto, época e inquietudes, y a su inserción en la Historia material, en lugar de esquivarla con formulaciones más formales, creativas y novedosas entonces. Aguilar, además de intelectual con mayúsculas, siempre estuvo en cometidos de transformación social, aunque en la sala de máquinas. En esto también fue distinto.

    El grupo de Gaceta de Arte es constantemente visitado y analizado, al margen de las valoraciones literarias y estéticas ya estudiadas, desde un prisma ideológico y cultural que no ha sido tenido en cuenta antes.

  • img-book

    El Sáhara, perspectiva de revisión e-book Por: José María Lizundia 4,96

    Del Sáhara se ha escrito mucho, sobre todo desde el bando favorable al Frente Polisario, lo que ha servido para consagrar un montón de lugares comunes en los que se dan siempre por buenos unos presupuestos básicos de apasionado maniqueísmo. En esta segunda entrega sobre el Sáhara, José María Lizundia hace una revisión de esos fundamentos intocables. Así aparece como la famosa «deuda histórica» contraída con el Polisario y saharauis, no es más que una construcción imaginaria de unos militares nacionalistas de una dictadura, poco preocupados por el sentimiento de la sociedad civil española de la época, pero muy atados a la frustración de no entrar en guerra para evitar la Marcha Verde. Unos militares que sustituyeron el nacionalismo declinante español por otro –el saharaui– más vigoroso, pero con los mismos ribetes románticos tan caros a todos los nacionalismos. El autor también cuestiona que se siga hablando de España como potencia administradora cuando en absoluto lo es, incide en las sombras del Polisario por la muerte de pescadores inermes, y destapa las interpretaciones distorsionadas de las resoluciones de la ONU y otros organismos internacionales.

    Los autodenominados «amigos del Sáhara», lejos de contribuir a superar la crisis humanitaria, siguen apostando por programas máximos que ellos no tienen que defender, igual de ajenos a los nuevos marcos de resolución de conflictos, como a los esquemas y pautas de la cooperación internacional. En El Sáhara, perspectiva de revisión Lizundia no solamente expone sus vergüenzas, sino que da la vuelta completa a todo lo escrito hasta ahora sobre el Sáhara.

  • img-book

    El ensayo en la literatura canaria e-book Por: José María Lizundia 4,96

    En la literatura canaria se ha cultivado con notable éxito el ensayo, pero básicamente el de crítica literaria y artística; lo que ya es más difícil encontrar es el de ideas o pensamiento. En relación a esto se plantea a veces, a partir de un enfoque estético, pero también antropológico, la relación entre el dinamismo y proyección del sentido histórico frente a la fijeza inspiradora y poética de la geografía, que abanderan valores enfrentados. Esos temas permiten indagar en el ensayo intelectual propiamente, y ahí entran personalidades como María Rosa Alonso, Francisco Aguilar y Paz, José Arozena, Blas Cabrera, Juan Manuel Trujillo, Fray Lesco o Domingo López Torres, contrastados con Gaceta de Arte (en general), fetasianos, la Generación de los 70 o la Atlanticidad. Por último, se aborda el momento socioliterario y editorial de estos últimos años pródigos en subvenciones.

  • img-book

    Teoría de las circunstancias Por: José Antonio Fernández Guerrero 8,65

    Todo cuanto se expresa en Teoría de las circunstancias es moderadamente objeto y susceptible de tratar; pues, como cualquier verdad incierta, ninguna es más fuerte o poderosa que otra; lo que podría llevarnos a las conclusiones más infinitas y que jamás serían definitivas ni poseedoras de una verdad cierta y absoluta; sin embargo, existiendo aquello sobre lo que se puede especular —como la mayoría de las cosas invisibles— trata e intenta de aportar aspectos que, sin ser ciencia, posee connotaciones simples, sencillas e incluso adecuadas; y, por este motivo, desde el más absoluto subjetivismo personal, pero con la fuerza de un convencimiento, se admite que pueden ser comprensibles y tan ciertas como cualquier otra que no tenga demostración absoluta.

  • img-book

    Las ruinas del sindicalismo Por: José María Lizundia 12,50

    Este es un libro que nació de la necesidad de testimonio, pero no solo de ello. No en balde soy escritor –cultivo el ensayo– y bloguero, además de abogado laboralista. He escrito sobre muchas cosas, pero este es el tercer libro que escribo en torno a mi profesión de abogado y el sindicalismo.

    Todos comenzaron como testimonio y acabaron en ensayos, sin que su carácter testimonial desapareciera del todo. Este libro podía muy bien haber sido solo testimonial, porque no es nada común que tras más de treinta años en la USO, un abogado laboralista al final de su carrera sea objeto de acoso, por no querer marcharme. Les resultaba caro. Tampoco es nada corriente que compañeras de la asesoría de la USO –estas abogadas no se parecen en nada a las históricas: son más de rolex, tacones de aguja y marcados de pelo– vayan a declarar contra mí, saltándose los más elementales usos deontológicos y en provecho de mayor reparto de casos, y coincidiendo con unos escuadristas intimidatorios netamente fascistas –yo fui antifascista real– que había mandado la empresa USO. Escribir sobre sindicalismo y laboralismo, que no han sido objeto de mis pasiones e inquietudes, no me resultó fácil, porque se trata de un mundo poco interesante, dogmático, petrificado, sumido en un maniqueísmo elemental. Provenía de un mundo de ideas de izquierda mucho más teórico y radical. La lucha económica por incrementos salariales no era la lucha política, ideológica o revolucionaria.

    Al final he ensamblado el análisis crítico del laboralismo y el sindicalismo con mi propia peripecia personal: el ensayo y el testimonio. He procurado que prevaleciera el análisis crítico e histórico sobre mi circunstancia.

  • img-book

    La bestia Por: Francisco Ortiz 8,65

    La Filosofía del Lenguaje se ha convertido en un reducto elitista que se ampara en la versatilidad de LA REGLA como fundamento. El academicismo imperante en esta disciplina es solo un pretexto que tienen los filósofos para aislarse de la realidad y justificar así el control personal social por medio de una materia que se ha convertido, con el paso del tiempo, únicamente, en un proyecto de terapia personal. El alimento del EGO, no solo dentro de la Filosofía del Lenguaje, sino en general dentro de cualquier disciplina que no cuente con recursos cualitativos, es la piedra de toque que usa el sistema consumista para «dividir y vencer…» el filósofo del lenguaje es el paradigma.

  • img-book

    El Sáhara, cambio de paradigma Por: José María Lizundia 11,54

    Este es el tercer libro de Lizundia sobre el Sáhara, en el que mantiene su línea crítica y de análisis, que fundamentalmente se centra en lo que se escribe de la ex-colonia española, y en el papel de los amigos de los saharauis de los campamentos.

    El estancamiento del conflicto, por un lado, lo ha hecho bilateral desde que la comunidad internacional propone una solución justa, duradera y mutuamente aceptable por las partes; y de otro lado, los actores pro-saharauis, donde cumple ahora un papel predominante el frente académico, han tenido que revisar sus planteamientos. Lejos de hablar ya del ejercicio incondicionado del derecho de autodeterminación, fase histórica caducada, se refieren a la prevalencia de principios como la justicia y los derechos. Definen un nuevo paradigma surtido de tesis posmodernas, conceptos como transterritorialidad y transnacionalidad, y la idea de «autoimaginarse», de Anderson. Han reemplazado también las antiguas ideas de las luchas de liberación nacional por otra mucho más posmoderna como es la de confrontación, aliados con otros sectores oprimidos: indígenas, feministas…

    De otra parte, se consolida la inserción del Sáhara en Marruecos; los campamentos de Argelia acogen a una minoría de saharauis, y truncadas las metas estratégicas, los amigos de ellos han activado la táctica de la visibilidad, de conmover con las emociones, y no de convencer con la argumentación racional.

  • img-book

    Lecturas y lectores Por: Andrés Soria Olmedo 10,58

    Tras comprobar que el título más obvio para este libro —Amigos y maestros—, estaba ocupado, pensé en Poetas profesores; separando ambas palabras con una coma imaginaria se cubría bien el contenido de todos los artículos que se recogen en él; sin esa coma podría hacer una pequeña apología de los poetas profesores. Ya sabemos la intención derogatoria que tiene el apelativo: por poeta, el profesor sería poco riguroso, y el poeta, seco y frío, intelectualista, por profesor. Todos recordamos el dardo envenenado de Juan Ramón Jiménez contra Salinas y Guillén: «yo no los llamaría poetas puros, sino retóricos blancos…»

    Puede ser que le demos la vuelta y nos encontremos con un profesor y ensayista que no se conforma con ningún tipo de generalización histórica que se salte ese suplemento o punto de resistencia que llamamos literatura, sin olvidar que se trata de una condición necesaria pero no suficiente, y un poeta que emplea su modo de leer, entrenado por la disciplina profesoral, en no confundir el estupor ante el mundo con la estupidez ante el mundo, en manejar con cuidado lo sublime, a sabiendas de que está al lado de lo ridículo, en atreverse, también, a salir de la barricada de la ironía. Un poeta que se apunta a mantener abierta la dialéctica entre poesía ingenua y poesía sentimental. Entre otras cosas porque sabe — como profesor— que en aquel texto de Schiller (Sobre poesía ingenua y sentimental) se condensan cuestiones inescapables para la poética moderna, en la que no cabe ya la naturaleza armoniosa de lo clásico ni la vuelta a la naturaleza a lo Rousseau, sino el avanzar hacia una armonía problemática, hacia una naturaleza que no es la perdida, sino la que nace de una época como la presente, la época del artificio.

  • img-book

    Fulgor de brasa. La poesía y poética de Antonio Carvajal Por: Antonio Chicharro 10,58

    Hace tiempo que deseaba preparar una publicación de orientación general sobre la poesía y poética de Antonio Carvajal con el propósito de integrar –una vez revisados, completados y adaptados a su nueva función orgánica– unos pocos estudios sueltos pensados en su día como partes de una unidad superior, la de este libro, y ponerla así a disposición del público lector. Son seis los trabajos de los que me he servido, más otros menores a los que he acudido y que llegado el caso nombro en su momento 1. Pues bien, es el momento de hacerlo gracias a la oportunidad que me brinda la Academia de Buenas Letras de Granada en su cuidada colección Mirto Academia, lo que tanto le agradezco. Ahora bien, debo advertir a quien leyere que este libro no podrá cumplir, dadas la complejidad y riqueza de la obra y pensamiento poéticos de Antonio Carvajal, además de por la extensión que impone la colección, más función que la de introducir con rigor en dicha obra y pensamiento.

    En cualquier caso, mi deseo es que en la medida del valor de la información y argumentación aportadas, el presente estudio introductorio a dichas poesía y poética venga a contribuir a su mejor conocimiento y valoración, conjurando, en estrecha colaboración con un ya buen número de estudiosos del poeta capitaneados ab initio por el malogrado Ignacio Prat que roturó con sabiduría el camino, el peligro de una falta de recursos para que Antonio Carvajal ocupe el lugar que le corresponde en la historia de la poesía española. Si hago esta afirmación es porque estimo que se trata de una obra llamada a más vida, fruto de un trabajo creador al que Carvajal se ha entregado a tiempo completo y en feraz diálogo con la tradición poética, una obra sometida a un principio: tanto la defensa y afirmación de la vida como denuncia y rechazo del mal, principio que permite vislumbrar la alianza de la razón estética y la razón ética en el origen de este proyecto creador ya consolidado.

  • img-book

    Por el sindicalismo, abogado, de Euskadi a Canarias Por: José María Lizundia 9,62

    Convergen en este libro dos impulsos del autor: el testimonial o memorialista y el análisis crítico sobre un tema que forma mucho más parte de su vida cotidiana que de sus verdaderas inquietudes.

    La abogacía y el sindicalismo vuelven a ser objeto de análisis. Se trata de la segunda entrega sobre el tema, si bien con una diferencia: ahora se aborda de manera mucho más personal que profesional. Pero antes se hace un recorrido por las inquietudes políticas e ideológicas de juventud, acompañadas de no pocas perplejidades existenciales, para entrar a bucear en el sindicalismo: en el que fue y en el que es.

    Más de treinta años en USO Canarias, aunque vividos con importantes intereses y pasiones a espaldas de él, no le han impedido conocer su interior, a los profesionales del sindicalismo actual tan distintos de los antiguos: sus coartadas, recompensas, legitimidades, imaginario, patrones identitarios, como diría Foucault: sus praxis y discurso. Lo que deja enmarcado en lo que ya llamaba pos-sindicalismo, como desplazamiento de aquél a la periferia del sistema.

  • img-book

    En fuga irrevocable Por: Sultana Wahnón 10,58

    El título de este libro alude, claro está, al hermoso soneto de Quevedo que empieza con los versos «Retirado en la paz de estos desiertos / con pocos, pero doctos libros juntos…». Que el poeta fuera tan preciso en relación con la calidad y cantidad de los libros que debían acompañarle en su retiro, doctos, pero pocos, ha recibido ya mucha atención de parte de los especialistas en literatura barroca. Sin embargo, la reflexión que más nos concierne en lo que a la temática de este ensayo respecta, es la realizada a mediados de los noventa en La poética de la lectura en Quevedo, donde Darío Villanueva comentó este soneto en relación con el libro de Marshall McLuhan, La galaxia Gutenberg. Fue precisamente en este sentido, el de la inscripción de Quevedo en el nuevo universo tipográfico derivado de la invención de la imprenta, como Villanueva llamó nuestra atención sobre esos primeros versos del soneto, en los que Quevedo parecía haber establecido «una relación inversamente proporcional entre el número y la ciencia de los libros». De ahí también que, a pesar de los siglos transcurridos entre unos y otros, el teórico español pudiera detectar cierta relación entre lo contenido en dichos versos y la idea que, ya en los siglos XIX y XX, obsesionaba a autores como Poe o Pedro Salinas, igualmente convencidos de que «la superabundancia podía ser tan lesiva para la cultura como la escasez» (Villanueva, 1995: 19).

  • img-book

    El ensayo en la literatura canaria Por: José María Lizundia 11,54

    En la literatura canaria se ha cultivado con notable éxito el ensayo, pero básicamente el de crítica literaria y artística; lo que ya es más difícil encontrar es el de ideas o pensamiento. En relación a esto se plantea a veces, a partir de un enfoque estético, pero también antropológico, la relación entre el dinamismo y proyección del sentido histórico frente a la fijeza inspiradora y poética de la geografía, que abanderan valores enfrentados. Esos temas permiten indagar en el ensayo intelectual propiamente, y ahí entran personalidades como María Rosa Alonso, Francisco Aguilar y Paz, José Arozena, Blas Cabrera, Juan Manuel Trujillo, Fray Lesco o Domingo López Torres, contrastados con Gaceta de Arte (en general), fetasianos, la Generación de los 70 o la Atlanticidad. Por último, se aborda el momento socioliterario y editorial de estos últimos años pródigos en subvenciones.

  • img-book

    De vírgenes, verdugos y poetas Por: Jesús Serrano Garijo 18,27

    El culto de Santa Eulalia alcanzó enorme importancia en Europa, pues, originaria de Mérida, la hallamos desdoblada en Barcelona, sepultada en Oviedo, Barcelona o Elne, convertida en personaje literario en Calahorra, Mérida, Barcelona, Toledo, Saint Amand les Eaux, San Millán de la Cogolla, Oviedo y Granada, y adorada en cientos de ciudades, villas y templos de España, Francia e Italia. Nosotros, sin embargo, hemos querido reivindicar su interés literario, pues, con frecuencia, el culto religioso vela o deja en segundo plano el valor filológico o estético de los escritos. Por ello, al margen de la hagiografía y de la devoción popular (que, por otro lado, respetamos), hemos tratado de ofrecer la dimensión poética de Eulalia u Olalla, desde Prudencio hasta García Lorca basándonos en los textos más notables dedicados a ella.

    En realidad, nuestro trabajo tenía como fin repasar la leyenda eulaliana (primera parte) para explicar la genial versión lorquiana (segunda parte). Pero como la tradición literaria, obviamente, no nos bastaba, hemos rastreado las fuentes del romance en la familia e infancia del poeta, en sus estrechas relaciones con Falla, Dalí y Cataluña, en sus conexiones con otros romances lorquianos y con Mariana Pineda, y en su compleja personalidad. En nuestro estudio del romance hemos combinado la atención a los estudios monográficos anteriores con los frutos de nuestra lectura y, por último, conectamos el Martirio con el asesinato del poeta.

    Recogemos y anotamos, además, cinco textos completos esenciales: los de punto de partida (Prudencio) y final (García Lorca) y, en medio, La Pasión visigoda, base del texto de fray Luis de Granada que ofrecemos y que debió de conocer Lorca, y el Aucto de Sancta Eulalia que anuncia algunos temas del romance lorquiano.

    Además del interés general que puede suscitar el libro, ofrece numerosas sugerencias para docentes

  • img-book

    El Sáhara, perspectiva de revisión Por: José María Lizundia 11,54

    Del Sáhara se ha escrito mucho, sobre todo desde el bando favorable al Frente Polisario, lo que ha servido para consagrar un montón de lugares comunes en los que se dan siempre por buenos unos presupuestos básicos de apasionado maniqueísmo. En esta segunda entrega sobre el Sáhara, José María Lizundia hace una revisión de esos fundamentos intocables. Así aparece como la famosa «deuda histórica» contraída con el Polisario y saharauis, no es más que una construcción imaginaria de unos militares nacionalistas de una dictadura, poco preocupados por el sentimiento de la sociedad civil española de la época, pero muy atados a la frustración de no entrar en guerra para evitar la Marcha Verde. Unos militares que sustituyeron el nacionalismo declinante español por otro –el saharaui– más vigoroso, pero con los mismos ribetes románticos tan caros a todos los nacionalismos. El autor también cuestiona que se siga hablando de España como potencia administradora cuando en absoluto lo es, incide en las sombras del Polisario por la muerte de pescadores inermes, y destapa las interpretaciones distorsionadas de las resoluciones de la ONU y otros organismos internacionales.

    Los autodenominados «amigos del Sáhara», lejos de contribuir a superar la crisis humanitaria, siguen apostando por programas máximos que ellos no tienen que defender, igual de ajenos a los nuevos marcos de resolución de conflictos, como a los esquemas y pautas de la cooperación internacional. En El Sáhara, perspectiva de revisión Lizundia no solamente expone sus vergüenzas, sino que da la vuelta completa a todo lo escrito hasta ahora sobre el Sáhara.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies