Relato corto (71)
  • img-book

    El lago Por: J. Máximo Arranz 10,58

    Si se quiere obtener información precisa sobre cualquier suceso, la lógica te llevará al punto donde ocurran lo hechos a estudiar. Yo fui al lugar donde suelen estar las personas cuya mente hace aguas. Pasé más de dos años en un psiquiátrico…

    En ese lugar encontré de todo, en lo concerniente a enfermedades mentales; desde gente la mar de correcta, la cual me hizo dudar del diagnóstico médico, hasta estados «vegetativos» cuya lamentable existencia provocó más que tambaleos en mi fe cristiana: ¿Dónde está ese Dios caritativo?

    No me interesa la cicatriz, me seduce lo que cuenta el de la cicatriz. No daré referencias del psiquiátrico ni de ninguno de sus pacientes; mi labor consiste en relatar alguna de las historias que recogí allí, y que me han parecido, cuando menos, desconcertantes…

  • img-book

    Cazador en el bosque Por: Felipe Reyes Guindo 9,62

    Felipe Reyes Guindo, La Zubia (Granada), 1993. Comenzó estudiando Estudios Árabes en la Universidad de Granada pero la abandonó para cursar estudios de Filología Hispánica en la misma universidad. Aparte de escribir, su tiempo libre lo dedica al deporte como colaborador en el Club de Esquí Alpino Monachil.

  • img-book

    A los fantasmas se les mata publicando Por: Sandra Pérez Castañeda 11,54

    El lenguaje de Sandra Pérez Castañeda ofrece sus relatos como una obra abierta, con denominación de origen pero sin las orejeras de un entorno que condicione necesariamente su acción y su reflexión. La escritora, de hecho, recobra al mejor Ortega que nos ilustraba sobre la percepción del cuerpo en nosotros mismos, cuando nos recuerda que un bebé chupa los dedos remotos de sus pies o que cuando nos miramos a un espejo por primera vez comprobamos que lo que vemos no tiene mucho que ver con lo que imaginábamos de nosotros mismos.

  • img-book

    … En Jargó Por: María Teresa Jiménez 9,62

    … En Jargó: este libro es una colección de relatos y cuentos. En ellos la autora regresa a su niñez y a su adolescencia durante la posguerra española, y narra con ternura e ironía, los hechos ocurridos durante aquellos, a pesar de todo, felices años. Y busca el mundo imaginario que le ofrece la perspectiva del paso del tiempo, en el cual su fantasía encuentra el paisaje que necesita para crear y dar vida a los personajes de sus cuentos. Sus protagonistas son siempre unos niños o niñas que despiertan ternura y que viven felices, con la felicidad que da la inocencia, en medio de un mundo en blanco y negro.

  • img-book

    Relatos sobre la condición humana Por: José A. Fernández Canaleta 11,54

    La condición humana es un compendio de relatos dirigidos a todas aquellas personas que crean en la calidad rica y maravillosa del ser humano. Es para todos aquellos que piensen que mejorarse día a día es posible. Sobre todo, es una obra con 21 historias diferentes en las que el autor ha tratado de hacer una llamada de atención con temas tan serios como, el maltrato a la mujer, los absurdos prejuicios de una sociedad carente de corazón, el maltrato animal, la absoluta normalidad de relaciones homosexuales en una sociedad plural y avanzada, la pasividad de los gobiernos mundiales con los mayores asesinos de la tierra (las tabacaleras), los miles de desahucios que se producen en España todos los meses, el desamparo legal al que es sometido un hombre frente a un proceso de separación, la terrible situación de miseria humana en el cuerno de África y muchas más historias sorprendentes, terminando con un homenaje a las víctimas del terrorismo de ETA.

    El autor, es un firme defensor de la escritura y lectura como herramienta sanadora, al leer estas historias tan reales y conmovedoras provocará en nuestro interior, como mínimo, el replanteamiento de posturas y pensamientos.

  • img-book

    Sola en el mundo Por: Lola Clavero 13,46

    Después de tanta literatura feminista, este libro se declara contrafeminista. La parodia de un género que, por cansino, la necesitaba. Si “La Celestina” fue parodia del amor cortés y “El Quijote” de las novelas de caballerías, “Sola en el Mundo” será el espejo cóncavo donde se mire tanto estereotipo femenino que nos empacha.

    En estos relatos, las mujeres no van a contar ni que son el sexo fuerte ni el oprimido, ni tampoco su tragedia personal, que la tienen, cómo no, pero es un rollo y se la acaban de dejar en casa. Ni aún van a suplicar por la igualdad, pues, a estas alturas, han decidido tomarse la justicia por su mano. Simplemente, les van a contar lo que les dé la gana en un amplio despliegue de edades, tamaños, gustos y matices, pues las mujeres podemos ser cualquier cosa, menos iguales las unas a las otras. Si las quieren, nunca las juzguen.ias de un destino cruel, un destino que nadie era capaz de imaginar.

  • img-book

    En el baño Por: Fernando Molero Campos 13,46

    Que en este país se publica mucho y se lee poco es una cantinela que se repite de cuando en cuando en los medios de comunicación y en foros relacionados con la cultura literaria o el hábito lector. Quizá sea cierto. Seguro que sí. Como también es verdad que estos nuevos tiempos de prisas y aceleración existencial (todo el día corriendo de aquí para allá como si fuéramos a ganarle la carrera a la muerte, que sin sudar siquiera nos espera en la línea de meta) nos obligan a dejar en segundo plano algo tan importante como es la lectura: el alimento más nutritivo y las vitaminas más energéticas para el fortalecimiento del espíritu humano.

    Para ayudar a regular el equilibrio mente-cuerpo y el tránsito intestinal se ha escrito este libro. Bueno, para eso y para contribuir modestamente a darle la vuelta a las estadísticas.

    En el baño es una colección de relatos cortos y muy cortos escritos para ser leídos en íntimo recogimiento con nuestras necesidades fisiológicas básicas de evacuación, aunque se permiten otros lugares y otros momentos de lectura. Son historias de humor, de terror, de (des) amor, de nostalgia y desolación, de aventura, de pérdidas, realistas o de corte fantástico, que desnudan muchos de los comportamientos humanos y tienen como escenario, básicamente, el cuarto de baño, convertido este en un espacio mítico en el que todo es posible, en el que caben secretos y mentiras, y en el que se despliega la vida con toda su gama de colores, como un arcoíris que naciera en el brillo de los azulejos y se emboscara en el territorio mágico de los espejos.

    De este libro han dicho: «Un buen compendio de asistencia espiritual que todo trabajador del gremio debería llevar en su caja de herramientas.» Juan Araujo Méndez. Fontanero.

    «En el baño ha hecho más por la revitalización del sector que todas las ferias de muestras y anuncios publicitarios sobre el producto.» María Casajuana Piedra. Directora General de empresa de fabricación de sanitarios.

    «Un libro que no debería faltar en ningún cuarto de baño.» Mateo Alemán Cisneros. Presidente de la asociación Diarrestop.

    «Como los buenos vinos, los textos incluidos en este vademécum, han de ser degustados sin excesos. Que el abuso no nos acarree problemas de salud.» Simón Pejiguera Ronzález. Coloproctólogo.

  • img-book

    El llanto, la sangre, el fuego Por: Rafael Calero Palma 12,50

    “El llanto, la sangre, el fuego” es una colección de poemas y relatos que giran en torno a la recuperación de la memoria histórica. Rafael Calero Palma se zambulle de lleno en una época de la historia de España —la que va desde la instauración de la II República hasta la posguerra, pasando por la Guerra Civil— tan cruel como fascinante. En las páginas de este libro conviven figuras históricas de la talla de Buenaventura Durruti, Federico García Lorca, Virginia Woolf, Langston Hughes, Miguel Hernández, Woody Guthrie, Primo Levy, La Niña de los Peines o Matilde Landa con personajes anónimos, no por ello menos significativos. En “El llanto, la sangre, el fuego”, se mezclan realidad y ficción, poesía y prosa, ensayo y relato, presente y pasado, con un único objetivo: recuperar del olvido a los que lo dieron todo sin pedir nada a cambio.

  • img-book

    La invitada en El Jardín de La Concepción Por: Corona Zamarro 13,46

    El primero de los relatos, La invitada en El Jardín de La Concepción, se sitúa en 1874 y narra la historia romántica de dos jóvenes en el jardín. Ella, invitada por los marqueses de Loring-Heredia, pertenece a la nobleza, y él es el capitán de un barco que transportaba plantas exóticas de medio mundo para embellecer el jardín botánico que están creando en su finca de las afueras de Málaga. A través de la pareja conocemos a los personajes reales de entonces, las costumbres de la época y el puerto antiguo de la capital, cuando el agua se acercaba al pie del monte de la Alcazaba, antes de rellenarlo y convertirlo en parque.

    Los demás relatos son de temática variada: realistas, fantásticos o imaginativos, de actualidad, simbólicos, alguno basado en un sueño… El lenguaje es sencillo, coloquial en los diálogos, a veces lírico. La unidad del libro viene dada por la particular mirada de la narradora, psicológica, femenina, íntima, analítica y profunda, que contempla los hechos de una determinada manera, implicándose en la vida de los personajes con sutiliza o ironía. También hay voces masculinas, pero menos.

  • img-book

    La huella de los libros Por: Vicente Gómez Escámez 13,46

    Le debió atrapar, como a mí en su momento, pues abrió la primera página y comenzó su lectura. No recuerdo haber puesto mis manos en su lomo aquella noche. Se quedó en su regazo, acunado por el silencio de la sala de espera. Las páginas volaban de un lado al otro del libro. La vi llorar y, esta vez, no era sólo por mi abuelo.»
    [Los libros quemados]

    Un libro, lleno de historias, es como la vida misma.
    A su paso, deja una huella profunda, indeleble.

  • img-book

    Imperficciones Por: Roberto Guijarro Cano 10,58

    Roberto Guijarro Cano (Cuenca, 1985), ha estudiado Filología Hispánica en la Universidad Autónoma de Madrid y en la Universidad de Valencia, y Teoría de la literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Granada y con su obra Imperficciones ha sido el ganador, por unanimidad del jurado, del II Concurso Literario Nuevos Creadores, en su modalidad de Narrativa, convocado por la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Granada en colaboración con la Academia de Buenas Letras de Granada.

  • img-book

    Erotismo, naturaleza y Patrimonio histórico Por: Juan Herrera Vegara 13,46

    Al escribir estos relatos inspirados por su amor a los animales, el autor no hizo otra cosa que dar rienda suelta a una pasión innata. Rehusó oponer resistencia a la seducción que sobre él ejerce la naturaleza y se dejó llevar, mas no sólo por lo salvaje, sino también por la etnografía. Y fue así como la arquitectura tradicional; el hechizo de los corrales y establos; el enigma de las bodegas, pajares y cámaras; el misterio de la oquedad donde se agitan los gazapos; junto con el sabor mitológico-festivo de las aventuras presenciadas en el cine de verano, concebido como elemento consustancial al mundo rural de su infancia, vinieron a compartir plano con las selvas evocadas en la niñez, los olivares, las huertas, los patios y el río. Y puesto que, a estas alturas, tan mítica le resulta la figura de Hércules como la visión de la aldea cuya armonía ambiental pervive milagrosamente intacta en el tesoro de su patrimonio inmobiliario etnográfico, cargó con todo ello y, conducido por la inteligencia de esas criaturas maravillosas, inocentes y descaradas que deambulan por los tejados, asoman en los graneros o levantan la pata para orinar donde menos conviene, quiso adentrarse en la fábula, donde toda relación es posible, y, salvando las barreras de especie, abandonarse a la fantasía erótica, que mucha es la sensualidad y mucha la ternura como para pretender embridarlas.

  • img-book

    El heladero de Brooklyn Por: Fernando Molero Campos 13,46

    El heladero de Brooklyn lo integran nueve relatos en los que se dan la mano la recreación histórica de acontecimientos reales tamizados por la ficción con historias fantásticas de las que se adueñan la magia o el absurdo. El lector viajará por estas páginas desde la Italia de Garibaldi a la América de finales del siglo XIX y principios del XX en el relato que abre y da título a este volumen; del Japón Imperial posterior al aislacionismo Tokugawa (La cruz y la katana) a la derrota de Alemania en la II Guerra Mundial (Travelling de retroceso desde una gota de sangre que cae), o la crueldad de los campos de concentración nazis (La compasión del chimpancé). Pero también hay espacio en esta selección para el recuerdo de los antiguos espectáculos de feria (La tesis y el Dr. Melgari) o la búsqueda de respuestas a los grandes enigmas de la condición humana en un singular Museo de espejos, un desván de las maravillas en el que viajar en el tiempo y el espacio, un caserón habitado por un extraño dueño con un ojo de cristal o una tienda de fotos en la que alterar la realidad (Huellas de tiempo nada más). En este entramado de relatos urdidos con un lenguaje sugerente y plagado de imágenes se puede reconocer la vocación literaria y cinéfila de su autor para explicar este y otros mundos posibles. Narraciones depuradas y espectáculo visual forman parte de El heladero de Brooklyn, con claras referencias al cine de Martin Scorsese, Coppola, Kurosawa o Lynch, el expresionismo alemán y su film más singular: El gabinete del Dr. Caligari, el Lubitsch más desconocido de Remordimiento o, incluso, el terror de la Universal. La vida y la muerte, la literatura y el cine, la realidad y la ficción, la verdad y la mentira, el bien y el mal, la cordura y la locura son hermanas siamesas que transitan como funambulistas en delicado equilibrio por el cable que une la imaginación del autor con la de quienes se adentran en las entrañas de este libro.

  • img-book

    El enmendador de corazones Por: Ricardo Reques Rodríguez 11,54

    Los quince relatos que componen este volumen tratan temas muy variados y han sido escritos en distintos momentos pero, a poco que miremos, encontraremos que son frecuentados por personajes incapaces de renunciar a lo imposible, cautivos en obsesiones que guían su vida y que les conduce, a veces, a luchar contra la razón y contra sí mismos. El detonante común de esa perturbación anímica no es otro que una búsqueda de lo improbable, algo que puede tener el rostro de una mujer idealizada pero también ser algo tan material como los propios libros o tan intangible como la esperanza de encontrar la prueba irrefutable de una creencia. Por estas páginas pasean diversos personajes sugestivos como botánicos, psicólogos, adolescentes, marineros, policías, bibliófilos, cirujanos y a todos ellos les une la sorpresa de encontrarse cara a cara con lo inesperado.

    Algunos de estos cuentos han sido premiados en distintos certámenes literarios y otros han quedado finalistas. Unos han formado parte de distintas antologías y otros son inéditos. El Enmendador de corazones forma un conjunto de cuentos fantásticos que desdicen nuestra lógica. Estos relatos, no exentos de ironía y cierto punto humorístico, con finales inverosímiles, abiertos y, a veces, algo ambiguos para mantener la intriga más allá de su final, están escritos con un pulso narrativo fluido y con recursos que mantienen la tensión argumental en todo momento. Con estos relatos el autor nos invita a adentrarnos en mundos hasta ahora inexplorados.

  • img-book

    Veintiuna historias de amor Por: Pedro Blanco Naveros 13,46

    El paraje, una ensenada natural de ensueño, el mar apacible de color esmeralda, agua clara y limpia, un arrecife cercano esbozando unas sirenas sentadas sobre el lecho marino, debajo del faro dormido vigía de navegantes nocturnos, el sol doraba sus mejillas haciéndola aún más hermosa, mientras colocaba una esterilla sobre la arena y acomodaba la cesta con las viandas.

    «Tienes que mirar hacia el mar y no te gires; tengo que ponerme el bañador y tú eres un caballero, ¿prometido?»

    «Prometido.»

    No pude resistir la tentación. Era una oportunidad muy incitante, la mujer más codiciada de mis sentimientos se estaba desvistiendo tras de mí, así que volví la cabeza y la observé, y ella vio cómo la miraba, pero no se tapó a pesar de estar totalmente desnuda, sonrió y se puso su bañador bastante turbada.

    «Ya imaginaba que no podía fiarme de ti. En fin, es algo que podría pasar y ha pasado, no tiene remedio, espero que por lo menos me hayas visto atractiva.»

    Cronológicamente, el protagonista, ensoñado, va visionando los amores a lo largo de su vida, veintiuna historias de amor: «Todo lo que se entreteje, entre una y otra historia, se corresponde digamos con la mujer de mi vida, y ella es la vida hecha de todas las vidas de mis mujeres, confieso que también yo he vivido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies