Poesia (198)
  • img-book

    Cielo y Chanca Por: José Antonio Santano 9,62

    En Cielo y Chanca estoy por decir que los verdaderos protagonistas son la luz y el silencio. La luz es externa, en esos cubículos de casas apaisadas, semejantes a cristalizaciones de sal, teñidas de tórridos colores en la disposición de las calles que serpean la colina milenaria, y el silencio es interno: lo provoca el vacío que deja el sufrimiento de tantas gentes, pobres gentes a lo largo de los últimos siglos. Arriba está la Alcazaba, como un signo de poder inalcanzable, una especie de bota férrea y pétrea que oprime el cuello de los desafortunados, y abajo está el mar, el mar bullente de presagios para los pescadores que dieron nombre al lugar. Ah el mar, en la obra de este hombre. Desde el mar de olivos de su tierra natal saltó a este gran mar que acoge todo cuanto de inasible existe en la obra de Santano: la incertidumbre, el miedo, la zozobra ante la vida y el misterio de la muerte.

  • img-book

    Luz y cal Por: Alfonso Berlanga Reyes 9,62

    Si en los dos poemarios anteriores, Son aymara y La casa de la Almedina, se advertía un depurado estilo, sujeto a la más grande tradición lírica española pero innovador y abierto, capaz de producir ese temblor que sólo la buena poesía genera siempre, la tercera entrega de Alfonso Berlanga, Luz y cal, viene a confirmar que nos encontramos ante un poeta de una extraordinaria madurez, que abducido en este caso por la luz, ha sabido transmitirnos toda su belleza —interna y externa—, ahondando en su significado para proporcionar así a sus lectores un universo donde la palabra no es sino un juego de seducción continuo. Luz y cal consigue atraernos desde su primer verso, de tal manera que no podemos desprendernos del intensísimo lenguaje que lo contiene, la palabra poética hierve en su interior, nos quema la conciencia y nos libera. La luz en todas sus formas, la que destella y nos ciega al mismo tiempo, sureña, diamantina, luz de mar y espuma, de blanca cal, abrasadora, fértil, dolorosa, resistente, alegre, seductora, paradisíaca e infernal, luz de vida, como la vida que el poeta contempla día tras día desde su privilegiada atalaya almeriense. Un libro inmenso que nos hará vivir intensamente, que nos  transporta en cada verso a la verdadera razón de ser de la poesía, de su esencialidad.

    José Antonio Santano

  • img-book

    Estupor Por: Luis Pablo Núñez 8,65

    Este libro cierra una etapa, comenzada hace años, que vio su primer pilar en el poemario Luz-light-Licht (Minobitia, 2010). Como un tabique que vamos añadiendo al edificio que nos servirá de refugio a lo largo de nuestra vida, Estupor suma un nuevo capítulo: los poemas se superponen, se interrelacionan hasta componer la estructura de un libro y se apoyan unos sobre los otros hasta formar un conjunto, un reflejo de la caleidoscópica visión del mundo que necesariamente es la vida.

    Si el primer libro resultó una obra luminosa, este es uno más oscuro. Escrito a lo largo de varios años, con textos rescatados —algunos— del cajón de papeles y plaquettes, presentados otros a concursos o a la voz pública en recitales, revistas, pero en su conjunto inéditos, salen ahora estos poemas, visiones y reflexiones: un diario poético sobre nuestros días. No es un poemario narrativo ni una suma inconexa de textos líricos: es la respuesta poética a hechos de perplejidad y asombro ante nuestro mundo.

    Sé benévolo, lector, ante los errores; los versos no son solo palabras encadenadas: la poesía trasciende al poeta, a cada uno de nosotros y a la realidad. Por esto es poesía.

    Verona / Granada, 14 de mayo de 2019

  • img-book

    La materia y la envidia Por: Miguel Floriano 9,62

    Fue tu felicidad, de terrores homicida. / Fue tu felicidad, multiplicada / en la vulgar materia y en la carne triste. / Aún mil idiomas para tu sonrisa, / de la que no me alejo para no caerme / antes del alba, que la conoció./ El resultado es la sabiduría, / no la fortuna ni la misericordia.

    Si culminasen, me acusarían las palabras. / Belleza imperdonable. Omnia vincit amor. / Permanece. Sigue aquí. Te quiero. / Tendrás que perdonarme: ¿nombré lo que era mío? / El poeta no recuerda igual que un hombre.

  • img-book

    A pie del desván Por: Lola Megías Martínez 12,50

    Como la mayoría de las personas, a final de cada año me gusta hacer recuento de las vivencias y trazar una lista de deseos para cumplir gradualmente durante el curso del nuevo año. Uno de mis grandes deseos en esa lista era publicar mi tercer libro de poesía, para dejar un legado de sentimientos a mis hijos, nietos, sobrinos y demás familia y amigos.

    A Pie del Desván es el fruto de dieciséis años de silencio cuya pauta fue impuesta por demanda personal. Los versos presentados en este poemario del recuerdo retoñaron entre vestiditos de muñecas, libros de texto, y cocidos amañados sin «pringá». Ha sido muy difícil encontrar el tiempo, e incluso la inspiración para escribir, pero la vida es muy caprichosa y nos impulsa a escribir en los momentos más inesperados. Así nació este poemario, tan lleno de mí, como de mis sueños y mis melancolías; madurado con el tiempo como el buen vino.

    A través del tiempo, uno gana y pierde muchas cosas valiosas. Damos la bienvenida a personas y nos despedimos de otras, a veces dolorosamente. La vida es bella, pero también puede ser muy dura ofreciéndonos un sorbo agridulce que nos abrasa a su paso. De cualquier modo, algo que nadie nos puede desbancar es el recuerdo, las experiencias y los sueños. Por eso, me esfuerzo en sentir cada segundo como si del último se tratase. Después de todo, sentir es vivir, y cada sentimiento es una vivencia; y cada vivencia, despierta un nuevo sentimiento.

  • img-book

    Haikus de medianoche Por: Ángela M.ª Ávila Franco 9,62

    1  / Sounding loud enough / as broken silence  / stifling the crying.

    1  / Sonar bien alto, / como el silencio roto  / ahogando el llanto.

  • img-book

    La línea de sombra Por: Josep González Ribera 8,65

    ADMONICIÓN DE LA DERROTA

    Como un hombre / con una herida abierta en el costado, / atravesado por una hiriente lanza, / me proyecto sobre mi propia / sombra oscura. / La palpitación del hecho / conocido y futuro / que amenaza levantar vuelo, / manar de mi corazón, / desgarrándolo, / despertar, con su trino, / una aurora de sangre. / Temo acercarme / a la encrucijada inevitable. / Me dirijo, con pies de plomo, / a mi propia perdición, / sigo la senda / de una derrota inevitable. / Un duelo / con una fuerza insuperable, / al borde / de un precipicio abismal. / Mi segura / decepción y derrota

  • img-book

    Biografía Por: Manuel Lacarta 9,62

    SOY UN TIPO PUESTO DEL REVÉS

    En una caja de zapatos guardo la sonrisa / de un elefante africano de sabana, el diente / de oro de un anciano pensionista, el cancán / almidonado de alguna bailarina. A veces / cuando despierto de mi sueño, en medio / de la noche me atenaza una mano firme / la garganta, y me hiere entonces en los ojos / el blanco hielo de las paredes desnudas. / —Busco a alguien que me dé su apoyo, / un perro lazarillo, un ciego menos ciego, / un tuerto del otro ojo al que yo tengo tuerto. / …

  • img-book

    Los falsos días Por: Jesús Cárdenas 9,62

    Los falsos días fue poemario FINALISTA del XXXIII CERTAMEN ANDALUZ DE POESÍA «VILLA DE PELIGROS»

    El jurado estuvo compuesto por: Natividad López Urquízar, Carmen Canet Ramos, Eduardo Castro Maldonado, José Manuel Ruiz Martínez y Luis García Montero.

  • img-book

    Viejo perro cansado Por: Miguel Ávila Cabezas 9,62

    L I

    Cada día que pasa / es una prueba más / que te pone el destino / para que sigas buscando / una razón de ser, / un sentido / (al menos uno) / a tu existencia.

  • img-book

    Antología de la derrota Por: José Rienda 10,58

    Llovió poco y las últimas / hojas verdes que aún tiemblan en los árboles / son tan solo un paisaje / para otros bosques más lejanos. Tú, / porque eres quien transita amanecidas / las páginas en ti bajo los ojos, / apurarás la copa del otoño / cuando incendie la vieja soledad, / el dolor que desvive en la impaciencia / de sabernos al borde del suicidio / y la tarde templada / herida en lentitud hacia la historia.

  • img-book

    En el hueco de su mano Por: Pedro Enríquez 10,58

    ¿Qué viniste a buscar?

    ¿Acaso tiene nombre la búsqueda?

    Pedro Enríquez abre con estos dos versos una larga conversación con lo inasible. ¿Cómo hallar las respuestas? ¿Qué camino tomar cuando lo guía un poderoso apremio por saber y la trayectoria de un largo viaje por países exóticos y lugares conocidos sin otra brújula que la poesía? Tiene una certeza: En el principio fue la Palabra, / el hombre inventó el silencio. Y será la palabra, llave maestra, la que guiará sus pasos de ciego.

  • img-book

    Cuenta atrás Por: Francisco M. Ortega Palomares 8,65

    Cuenta atrás es un libro que encierra una mirada poética —una más— sobre la realidad urbana que nos circunda y contiene en forma de cotidianeidad. Es por tanto la vida diaria —y no la muerte que no significa más que una terminación de las funciones del cuerpo y la desaparición de su contenido de conciencia—, la que descarga en el poeta la duda, la inseguridad, la indecisión, ese vértigo existencial marcado por el mercantilismo, el agobio del tráfico, la prisa, la soledad, la ansiedad, la tiranía de la imagen y los cambios mentales del ritmo.

    Es éste un libro de alguien que trata de delimitar su tiempo personal en una ciudad anónima, igual aquí que a mil kilómetros, uniformada en sus signos y señales, en sus luces y sus indicadores autoritarios, y en plena reflexión sobre la ética del fracaso, el absurdo de la escritura, la finitud de las cosas, el desengaño de la vida y del deseo, las renuncias y el consumo del tiempo. Y por supuesto siguiendo aquella cita de Cioran de que “Todo error es una verdad antigua […] la plenitud se mide por la suma de errores almacenados”, sobre el dolor como herramienta de conocimiento.

  • img-book

    5 sobre 5
    La pierna ortopé. de Rimbaud Por: José Luis Gracia Mosteo 9,62

    Entre 1304 y 1321, Dante Alighieri imaginó el infierno, purgatorio y paraíso de un puñado de personajes en los treinta y tres cantos de su Divina comedia. La pierna ortopédica de Rimbaud es su continuación, un agujero negro por el que contemplar a una galería de poetas, filósofos, pintores, novelistas, cantantes, bibliófilos, directores de cine e incluso el mismo autor, gozando o penando el merecido premio o tortura por haber vivido como lo han hecho; un paseo por el infierno, purgatorio o cielo de Lope de Vega, Robert Louis Stevenson, Bob Dylan, Fernando Pessoa, T. S. Eliot, David Bowie o Jorge Luis Borges; treinta y tres poemas que son otros tantos juicios rigurosamente irónicos.

  • img-book

    Vino para los náufragos Por: José Alcaraz 9,62

    LIBROS

    Para Adolfo Belmonte

     

    —¿Y por qué los libros?

    —Cuando te duele un punto del cuerpo, llevas tus manos hasta ahí con alguna esperanza de alivio, ¿no es cierto?

    —Así es.

    —Y cuando te duele la vida, ¿adónde las llevas?

    —No sabría decirlo.

    —Por eso hay libros que forman parte de nosotros, para llevar nuestras manos hasta ellos cuando la vida nos duele.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies