Novela (192)
  • img-book

    Días lúgubres. Novela de Don Pollón y Altramuz Por: Juan Sayagués 12,50

    LOS DÍAS LÚGUBRES, DE JUAN SAYAGUÉS

    Concebida inicialmente como parodia de la obra de José María Cadalso y de su oxidado romanticismo, la novela de Juan Sayagués es mucho más que esto. Por su división en «mamotretos» –un guiño a La lozana andaluza– y su estructura dialogada, conforme a una rica tradición abandonada en los dos últimos siglos, entronca a la vez con los diálogos filosóficos del barroco y con los disparates medievales y Rabelais. Sus encadenamientos causales absurdos y anacronías sistemáticas mezclan las pláticas del falócrata don Pollón y su inseparable Altramuz, con el Dalai Lama, feministas, lesbianas y defensores de un holocausto nuclear «democráticamente sostenible ». Las reflexiones del orden de «hace más daño a la verdadera religión que sean todas las religiones ciertas que sean todas falsas» o «el pecado original lo comete Dios cuando fracasa a la hora de crearse a sí mismo» sacuden al lector de sus certezas y le fuerzan a la sonrisa. Días lúgubres es en suma una obra inclasificable, pero habrá que recordar con Borges que «el arte no clasifica, desclasifica»: un desafío a los habituados al producto editorial de consumo y una incitación a los dotados del sentido del humor.

    Juan Goytisolo.

  • img-book

    El detective del Zaidín, Matías Verdón, vuelve a las calles de Granada con su inseparable Desastres, esta vez, con la excusa de buscar una bomba enterrada en 1937.


    Golpes tan fuertes Por: Alfonso Salazar 13,46

    El detective del Zaidín, Matías Verdón, vuelve a las calles de Granada con su inseparable Desastres, esta vez, con la excusa de buscar una bomba enterrada en 1937. Se revelará entonces una sospechosa historia de hijos adúlteros y emigrantes retornados, que hinca sus orígenes en la Granada de finales de los años cincuenta, cuando las cartillas de racionamiento habían sido recientemente eliminadas y el Granada CF consiguió alcanzar la final de la Copa del Rey. Historias antiguas de maquis urbanos y amores no correspondidos, sirven en bandeja a Verdón la posibilidad de enrolarse en una aventura que viaja hacia atrás. Es el invierno del año 1988, cuando se convocó la primera huelga general contra un gobierno socialista, pero las claves están en los duros tiempos de la posguerra en Granada.

  • img-book

    Vientos lejanos Por: Juan Sánchez Gilabert 12,50

    En un pequeño pueblo de la serranía de Cádiz, en el verano de 1936, se inicia esta historia en la que la tranquilidad de la convivencia se verá sacudida por atroces acontecimientos que quedarán marcados para siempre en la memoria de sus habitantes. La historia de amor entre Eulogio y Eva María nos introduce en la vida de otros personajes que vivirán las consecuencias de un destino cruel, un destino que nadie era capaz de imaginar.

  • img-book

    Victoria y los rumores Por: Nani Szeibert 13,46

    Personajes fuertes que se nos muestran a través de sus acciones y pasiones, equívocos que al aclararse iluminan zonas íntimas que no siempre queremos explorar, el amor y el poder como motores del mundo. Y un pueblo, verdadero protagonista de esta novela, como marco que da forma y deforma lo que contiene. Un pueblo pequeño entre las montañas y el mar, con nada que lo distinga de otros miles como él, idénticos en sus matices y diferencias, que encarna la aldea de Tolstoi: «pinta tu aldea y pintarás el mundo». Y en ese mundo cerrado en sí mismo se van desarrollando dos historias aparentemente inconexas —cada una podría funcionar como metáfora de la otra— que luego resultarán las dos caras de la moneda.

    Ya desde el título se nos da una pista. Los «rumores» humanos y los de la naturaleza atraviesan toda la novela y van determinando un final inexorable, el único posible porque es el que hemos ido construyendo entre todos, los personajes y los lectores, a través de los malos entendidos, las buenas intenciones, los códigos morales, lo que elegimos contar y lo que tratamos de ocultar.

    Una de las cosas que aprendemos después de leer Victoria y los rumores es que lo que no soportamos ver en los demás son nuestros propios secretos, los que no nos confesamos ni a nosotros mismos.

  • img-book

    Un año de perros Por: Toni Casablanca 11,54

    Ésta es una novela creada a base de legajos del presente y del pasado que habla acerca del abandono, acerca de la incapacidad de enterrar a los muertos, acerca de la esperanza en la que uno se recrea cuando espera, acerca de la imposibilidad de vivir de otra manera, acerca de lo extraño que son las cosas de la vida. Es una novela escrita en primera persona donde el protagonista con ironía y tristeza se desnuda ante sí mismo y se reviste ante los demás, sobreviviendo como puede en un mundo que no le pertenece y del que prefiere quedarse al margen. Briefkasten es el lugar de exilio donde conviven seres agotados después de gozar de sus quince minutos de fama y donde el frío y oscuro invierno se ha zampado a las otras tres estaciones restantes. Nunca nadie estuvo tan cerca de no ser nadie.

  • img-book

    Quizá no exista mañana Por: Tania López Parra 13,46

    Eric cree que lo tiene todo hasta que un día una desgracia se adueña de su familia. A partir de entonces, comienza a cambiar y a ver la vida de otra forma. Cuando vuelve al internado tiene que acabar lidiando con la chica que más odia. Al principio se niega a aceptar su compañía, pero la situación se complica cuando encuentran un diario antiguo en la biblioteca. ¿Será tan importante lo que contiene en su interior como para revolver sus vidas por completo?

  • img-book

    Memorias de una funcionaria bajita Por: Pepita Meyniel Martí 16,35

    Una historia de sentimientos y sobre los sentimientos. Una historia real que parece mentira y una ficción que se confunde con la realidad.

    Todo ello contado con sentido del humor, dolor y mucha ironía.

    Como la vida misma.

  • img-book

    Los tres lectores de Paula Por: Arcadio Ortega 11,54

    «El Canto del Cisne», «El Novelista de la Novela» y «Libélula Vaga» hacen reflexionar a su lectora documentalista sobre la importancia de la comunicación, la necesidad del amor mientras se vive y la urgencia de mantener la esperanza a todo trance cuando se alcanza la edad que llaman provecta y un reverdecer de historias, de fundados recuerdos y de fantasías mil, nacen por razón de su encuentro, que al fin y al cabo, no es más que el devenir cotidiano de una sociedad aislada en sí misma que pugna por autentificarse cuando adquiere la posibilidad de proyección. El amor no envejece.

  • img-book

    La senda de Akash Por: Saulo Ruiz Moreno 16,35

    La senda de Akash asciende por la floresta hasta las recónditas entrañas de la Sierra del Encinar, reducto zahareño donde aún resuenan ecos de los mitos primigenios, del hombre telúrico capaz de rasgar el velo que oculta a los sentidos la verdadera naturaleza del mundo.

    Un viaje insólito en el que confluyen lirismo y filosofía en un escenario colmado de leyendas y misterios en torno a una realidad que habita más allá del control de los hombres pero que no cesa de atraer su atención. El convulso regreso a Zulema de un joven por la muerte de su padre, las extravagancias de un forastero en busca de su Fracción Radical, el ancestral rito de iniciación de un adolescente a los arcanos del templo del Camino Blanco desde tiempos remotos; historias que entretejen un relato apasionante mientras redundan en que la virtud reside en ese eterno retorno a la fuente original, en el formidable enriquecimiento para individuo y sociedad que suponen los viajes de ida y vuelta.

    Junto a la intriga de la narración, el lector podrá encontrar esas otras claves que guíen su propia travesía iniciática hacia las tierras de Akash, detenerse a disfrutar del agreste paisaje de Gadesia, a escuchar cuentos serranos en una taberna de Benaspe o a descubrir la profunda sabiduría que guarda el dolmen de Alberite. En este sentido, La senda de Akash ofrece una nueva lectura del simbolismo de las construcciones megalíticas que no dejará indiferentes a los amantes de la prehistoria.

  • img-book

    La rebelión de las tortugas Por: Daniel Barredo 9,62

    Daniel Barredo (Bilbao, 1981), cursa un doctorado en Periodismo con una tesis centrada en el tabú de la monarquía española. Es licenciado en Filología Hispánica y licenciado en Comunicación Audiovisual; ha trabajado como camarero, como periodista, como cocinero y como profesor. Ganador del premio Federico García Lorca de poesía (2008), finalista del I Premio Internacional de Novela Breve Óscar Wilde de Ediciones Irreverentes (2011), ha publicado los poemarios “El fruto del deseo” (Dauro, 2003), y “Oda a la miseria” (Point de Lunettes, 2009). Su primera novela, “El viaje a Budapest” (Berenice, 2012) obtuvo el premio Andalucía Joven de Narrativa. “La rebelión de las tortugas” (premio Plan Joven de Narrativa del Ayuntamiento de Granada) es su segunda novela.

  • img-book

    La cuarta pared Por: Celso Ortiz 14,42

    Eusebio Manzano, mantiene un debate interno entre dejarse llevar por una vida fácil y convencional, o seguir la ruta que le marcan sus íntimas convicciones ideológicas. En paralelo circulan dos pasiones: la atracción que siente por una joven burguesa y el interés que siente por el teatro. La novela, además de la trama que contiene, es una crónica social de la segunda mitad del siglo XX. A través de las costumbres, las anécdotas, e incluso el lenguaje, se percibe la evolución que se produce en la clase media española desde los años cincuenta hasta el emblemático 1992. Posguerra…, años de agitación…, apertura…, transición…, primeros años de democracia. En todas las obras del autor se advierte cierta dosis de humor o, más exactamente, de ironía, una característica propia de su estilo que, inevitablemente, aflora en ciertos pasajes de esta novela que, sobre todo, es un retrato fiel de España en esa época.

  • img-book

    La ciudad que rompe sueños Por: Sandra Pérez Castañeda 13,46

    El suicidio es la enfermedad común en la mayor urbe del planeta, Kathlas, centro financiero y febril del futuro, destino de soñadores que en lugar de cumplir sus propósitos terminan muriendo. Un espacio insalubre donde sus pobladores se homogeneizan con mascarillas que ocultan su rostro y su desesperanza de vida. Para evitar los suicidios, la ciudad se organiza según unas férreas medidas de seguridad que ahogan el día a día. Sólo el metro ofrece a los suicidas una posibilidad de morir.

    Donde el suicidio es plaga un Ministerio se dedica en exclusiva a recuperar a suicidas fallidos. La doctora Águeda Salvaterra investiga las causas tras años dedicados a la atención de suicidas. El director del Ministerio le pide que estrene nuevos instrumentos médicos con los que se espera acabar con la pandemia. Un reincidente, sobre el que pesa la sospecha de potenciar suicidios, y un niño, nieto del director, serán los primeros en experimentar los nuevos métodos. La doctora, que dejó la recuperación de suicidas por los continuos fracasos, se ve obligada a internarse en el centro para volver a ejercer de ángel cuidador, veladora de sus vidas y observadora de sus almas. La estrecha relación que fragua con el niño suicida devolverá a la doctora la confianza en su trabajo, pero a su vez, ser ángel de un suicida que incita al suicidio de otros le provocará problemas éticos.

    Una historia de enfermos que curan y curadores que enferman en la volátil frontera entre salud y enfermedad. Sobre la belleza de la vida y la primacía de la existencia que pretende recuperar las ansias de vivir incluso del que lee.

    Entre las críticas se ha destacado lo arriesgado de esta extraordinaria propuesta literaria.

  • img-book

    La balada del anarquista Por: Iagoba Bermeosolo Mendía 12,50

    Kurtz, viejo soldado de origen irlandés, antiguo miembro de las Brigadas Internacionales en la contienda española de 1936, vive sus últimas horas en una modesta pensión de Barcelona. Recluido entre viejos recuerdos decide dejar constancia de la que fue una historia de amistad con un joven soldado de poca fortuna del bando nacional a quien, por estas cosas del destino, tuvo que custodiar durante su cautiverio hasta su posterior fusilamiento.

    Danae, joven periodista de intachable trayectoria profesional y una más que complicada vida personal, nieta del joven soldado desaparecido, recibirá en la vivienda familiar una extraña carta en la que se le requiere a viajar a la ciudad de Barcelona si quiere saber toda la verdad sobre la ejecución y posterior desaparición del abuelo Cándido.

    Iniciará un viaje al encuentro de Kurtz con la única intención de conocer toda la verdad sobre este episodio familiar que durante décadas ha estigmatizado a la familia. Lo que no sabe es que este viaje cambiará su vida.

  • img-book

    Infancias perdidas Por: Luis Casasín Piqueras 15,38

    Que al protagonista de esta historia se le «arranque» de donde los enmohecidos hierros circundan las almas de bondadosas hermanas de la caridad, hospicio, y se le ingrese en una de esas hediondas instituciones, colonia agrícola, para el amo cubrirle de miseria y hambre dictatorial esto, en un principio, no debe de preocupar a aquellos individuos cuyos despiadados corazones se hallen protegidos por la ley de ricos.

    El objetivo de “Infancias perdidas (El pequeño rebelde)” es el de hacer llegar, al amigo lector, esa falsa bondad referida al uso de las buenas costumbres cuyos actos malignos hacen del hombre un ser hipócritamente muy suyo.

    Es un desacato al poder y una vergüenza popular que los jóvenes que aparecen aquí, hayan salido del más puro odio marginal; que un muchacho sea hospiciano por decreto ley y que sus dos mejores amigos unos tullidos; que el resto de compañeros nada mejor que él y el hambre su mejor aliado.

  • img-book

    Grises y opacos Por: Miguel Puche Gutiérrez 13,46

    Grises y opacos narra la historia de la relación que mantienen una madre con su hijo contemplado desde el punto de vista de éste. El joven, de treinta y siete años, se ve obligado a salir de casa, a diario y por imposición materna y a muy pesar suyo, a buscar un trabajo que él cree no necesitar –«¡Bastante hay con la paga de viudedad!»–. En su vagar por la calle, encuentra el mismo desorden que rige su sentido común. Vito, de personalidad y entendederas sui géneris, se sumerge en un mundo absurdo donde la realidad y lo imaginario se funden para construir una historia disparatada, en la que subyace una trayectoria coherente dentro de unos seres incoherentes y que no lo son más que los que encontramos a diario en la calle o en el mismo trabajo. Estos personajes que no desentonan en el contexto, parecieran estar hechos a la medida del protagonista. Entre ellos, destaca una joven de su misma edad que, acompañada de sus dos tías, tiene como afición ir cantando por la calle. En Grises y opacos, nos adentramos en el mundo onírico de sus personajes mientras, éstos, se mantienen bien despiertos. La narración nos llevará desde la introspección a la carcajada al discurrir por su amena lectura.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies