Año 2012 (46)
  • img-book

    Otra humanidad es posible Por: José Olivero Palomeque 11,54

    En la afirmación de que otra humanidad es posible, quiero expresar que podemos vivir nuestra existencia en este mundo de otra manera, sin tanta carga de sufrimiento y de negativismos. Es intentar comprender que vivir merece la pena y que tiene mucho sentido compartir eso que llamamos vida. Pero, para alcanzar esos logros de profundo contenido humano, considero que ha de tenerse en cuenta ese otro mundo de actitudes y voluntades para conseguirlo. Aunque nada se regala en esta sociedad que vivimos, lo esencial para valorar y poseer ese sentido de la vida sí es gratuito.

    En este trabajo pretendo aportar experiencias y vivencias humanas de diversa naturaleza, cargadas de ese sentimiento que intento expresar. Porque en los diferentes lugares donde se desarrolla nuestra vida podemos encontrar testimonios y posibilidades que nos muestran que es posible esta otra realidad a la que aspiramos los seres humanos. Una realidad donde un ser humano pueda vivir en libertad para ser como somos cada uno de nosotros. Sin miedos. Sin esos temores que frenan la capacidad humana para crear condiciones de vida gratas para compartirlas con generosidad y bondad. En la búsqueda de eso que llamamos felicidad, aunque a veces no sepamos qué es…

  • img-book

    Música para indigentes Por: Miguel Ávila Cabezas 9,62

    El presente libro, último hasta el momento del poeta granadino Miguel Ávila Cabezas, se titula, como han podido comprobar, Música para indigentes, y está constituido por un total de 49 poemas y «Siete haikus de junio», que suponen un itinerario de auto-indagación entre el inicio artificialmente popular de «Rima vieja» y el final ambiguo que ofrece «De ida y vuelta». Y me permito señalar estos datos aparentemente obvios porque estamos ante una obra redonda, meditada en su estructuración y aún más en su ejecución, en su desarrollo, en su reescritura y su corrección, que ha derivado en un tono coloquial pero sabio, de ritmo sencillo y libre, despojado de falsos lirismos y sostenido sobre una concreción temática que se acerca al aforismo.

    Nos hallamos, por lo tanto, ante un libro que, como buen compendio de sentencias, deja poco espacio para lo accesorio, e incluso su título y su orden no son circunstanciales sino, bien al contrario, contienen una serie de confidencias que intentaremos dilucidar en este prólogo: ya el nombre del poemario resulta suficientemente significativo como para detenernos en él, pues está compuesto por dos conceptos que tendrán una vital importancia en el desarrollo del libro: la música y la preocupación social.

  • img-book

    Monos, gatos, peces y suricatos Por: Conchi González 11,54

    Los animales son una parte esencial de nuestro entorno, y de ellos podemos aprender mucho los humanos. Desde las pequeñas hormigas hasta los enormes elefantes, todos tienen una razón de ser y de existir, y son importantes para la subsistencia del planeta y la nuestra propia.

    Monos, gatos, peces y suricatos incluye una serie de poemas pensados para que los niños conozcan y amen la naturaleza y el mundo que nos rodea, creando una escala de valores que les ayude en su desarrollo como individuos. Son poemas divertidos que pretenden que nuestros hijos crezcan con un nivel mayor de conciencia social y ecológica, para que desde pequeños puedan tener presentes algunos aspectos importantes para la convivencia en armonía en nuestro planeta.

    Los animales del bosque
    son una gente decente
    que aman la naturaleza
    y cuidan el medio ambiente.

  • img-book

    Memorias de una funcionaria bajita Por: Pepita Meyniel Martí 16,35

    Una historia de sentimientos y sobre los sentimientos. Una historia real que parece mentira y una ficción que se confunde con la realidad.

    Todo ello contado con sentido del humor, dolor y mucha ironía.

    Como la vida misma.

  • img-book

    Los tres lectores de Paula Por: Arcadio Ortega 11,54

    «El Canto del Cisne», «El Novelista de la Novela» y «Libélula Vaga» hacen reflexionar a su lectora documentalista sobre la importancia de la comunicación, la necesidad del amor mientras se vive y la urgencia de mantener la esperanza a todo trance cuando se alcanza la edad que llaman provecta y un reverdecer de historias, de fundados recuerdos y de fantasías mil, nacen por razón de su encuentro, que al fin y al cabo, no es más que el devenir cotidiano de una sociedad aislada en sí misma que pugna por autentificarse cuando adquiere la posibilidad de proyección. El amor no envejece.

  • img-book

    Línea líquida Por: José María Lizundia 14,42

    “Línea líquida” es un libro en el que domina el humor de principio a fin. Por lo demás resulta de difícil encuadre. Es narrativa y podría ser una novela, pero se trata de un libro de memorias que abarca dos o tres años del autor en su cincuentena, luego no parecen unas memorias; quizá podría presentarse como diarios, pero ocurre que no hay días marcados. O una novela coral sobre los amigos del autor, mezclado todo con cuñas de crítica inmisericorde del acontecer profesional, cultural, político…

    No es improbable que sea la primera vez que un blog no aparece como tal encastrado en algunas páginas de un determinado relato, pero que aquí se ha expandido para transmutarse en una narración ecléctica que ha cambiado los ángulos expresivos habituales, y en ese sentido es realmente novedosa.

    Está cuajada de ironía, que destila a raudales, y comprensión —alguien llamaría piedad— por las vicisitudes no demasiado enaltecedoras que nutren la vida a una determinada edad. Los hechos cruciales son los aparentemente más arrinconados, dentro de un sentido de la vida claramente hedonista y de vocación bohemia, que se desarrolla por y con los mismos locales y elementos.

  • img-book

    La voz aliada Por: Wenceslao Carlos Lozano 10,58

    He reunido en este libro ocho textos publicados años atrás. Todos tuvieron su origen en entrevistas dialogadas, aunque sólo cinco de ellos conservaron esa forma. Los demás corrieron distinta suerte de manipulación.

    De conversaciones parten las páginas dedicadas aa Soeur Marie Keyrouz, a Jaime Heredia El Parrón y su hija Marina, así como a Horacio Tato Rébora; y de cuestionarios las de Malika Embarek, Yasmina Khadra, José Monleón y Gerardo Piña. Tocante a la traductora hispano-marroquí Malika Embarek López, mis preguntas son escuetas y las respuestas muy largas, debido a que se produjo una correspondencia paralela con insistentes ruegos de que se extendiera en determinados aspectos, a lo cual acabó accediendo para suerte de los interesados en el tema, pues me consta que ese texto ha sido utilizado como material de trabajo en talleres de traducción literaria.

  • img-book

    La senda de Akash Por: Saulo Ruiz Moreno 16,35

    La senda de Akash asciende por la floresta hasta las recónditas entrañas de la Sierra del Encinar, reducto zahareño donde aún resuenan ecos de los mitos primigenios, del hombre telúrico capaz de rasgar el velo que oculta a los sentidos la verdadera naturaleza del mundo.

    Un viaje insólito en el que confluyen lirismo y filosofía en un escenario colmado de leyendas y misterios en torno a una realidad que habita más allá del control de los hombres pero que no cesa de atraer su atención. El convulso regreso a Zulema de un joven por la muerte de su padre, las extravagancias de un forastero en busca de su Fracción Radical, el ancestral rito de iniciación de un adolescente a los arcanos del templo del Camino Blanco desde tiempos remotos; historias que entretejen un relato apasionante mientras redundan en que la virtud reside en ese eterno retorno a la fuente original, en el formidable enriquecimiento para individuo y sociedad que suponen los viajes de ida y vuelta.

    Junto a la intriga de la narración, el lector podrá encontrar esas otras claves que guíen su propia travesía iniciática hacia las tierras de Akash, detenerse a disfrutar del agreste paisaje de Gadesia, a escuchar cuentos serranos en una taberna de Benaspe o a descubrir la profunda sabiduría que guarda el dolmen de Alberite. En este sentido, La senda de Akash ofrece una nueva lectura del simbolismo de las construcciones megalíticas que no dejará indiferentes a los amantes de la prehistoria.

  • img-book

    La rebelión de las tortugas Por: Daniel Barredo 9,62

    Daniel Barredo (Bilbao, 1981), cursa un doctorado en Periodismo con una tesis centrada en el tabú de la monarquía española. Es licenciado en Filología Hispánica y licenciado en Comunicación Audiovisual; ha trabajado como camarero, como periodista, como cocinero y como profesor. Ganador del premio Federico García Lorca de poesía (2008), finalista del I Premio Internacional de Novela Breve Óscar Wilde de Ediciones Irreverentes (2011), ha publicado los poemarios “El fruto del deseo” (Dauro, 2003), y “Oda a la miseria” (Point de Lunettes, 2009). Su primera novela, “El viaje a Budapest” (Berenice, 2012) obtuvo el premio Andalucía Joven de Narrativa. “La rebelión de las tortugas” (premio Plan Joven de Narrativa del Ayuntamiento de Granada) es su segunda novela.

  • img-book

    CimesI. Les arbres prient dans la lumièreDe l’aube première.Leurs racines puisent des sèvesDans la sombre terre.[…]


    La mar indiana Por: Robert-Edward Hart / Ignacio Caparrós 10,58

    Cimes

    I. Les arbres prient dans la lumière
    De l’aube première.
    Leurs racines puisent des sèves
    Dans la sombre terre.
    Mais leurs cimes tremblent de rêve.
    II. Arbres fraternels, je vous aime,
    Vous dont le fruit est le poème.

    Copas

    I. Rezan los árboles a los que dora sèves
    La luz de la aurora. sèves
    Sus raíces con savia crecen sèves
    En la tierra incolora. sèves
    Mas sus copas de sueño se estremecen. sèves
    II. Árboles fraternales, cómo os amo, sèves
    Pues es el poema vuestro dulce ramo.

  • img-book

    Amanece en tus ojos,alba de infinitos ríosen los que peina el vientosu vastedad de siglos.Abre la puerta a la luz:[…]


    La luz adentro. Antología vital Por: Miguel Ávila Cabezas 9,62

    Amanece en tus ojos,
    alba de infinitos ríos
    en los que peina el viento
    su vastedad de siglos.
    Abre la puerta a la luz:
    no dejes huir al fondo
    lo que las aguas sueñan
    tras el espejo roto.
    (Fuego. Tiempo. Nada.
    Alba somos.)

  • img-book

    La llave de los sueños Por: Antonio Rodríguez Jiménez 24,04

    Antonio Rodríguez Jiménez es un poeta contemporáneo que ha sabido asumir las tradiciones de una “literatura rebelde, visionaria y distinta”. Afirma José Lupiáñez en el estudio introductorio a La llave de los sueños que en sus registros “vibran ecos de Blake o de Rimbaud, de Aleixandre o de Dylan Thomas, de Nerval o de Whitman, de Lezama o de Lorca… Apasionado y loco, funambulesco y lírico, visionario y consciente; lector de las entrelíneas misteriosas de lo real, épico y moderno, ha sabido configurar su mundo propio, sensual y furioso, delicado y obsceno, provocador y mágico”. Explica Lupiáñez que esta “obra magmática y onírica no elude el presente ni olvida el pasado, y en sus versos están vivos el tormento, el dolor y la gloria del conocimiento. Sus paisajes son de este mundo y de otros mundos presentidos y entrevistos; su vida queda cifrada en los libros que a veces ha escrito con sangre y otras con la pócima amarga de un sufrimiento que conmueve. Sus premoniciones, sus pesadillas, sus raptos e invenciones aquí quedan como un testimonio impagable de entrega sin condiciones a la Literatura, al arte de la palabra que en él, en sus manos, en sus versos, es un arte vital y verdadero; y un arte necesario más que nunca en estos tiempos de zozobra que ha logrado traducir con la emoción y el temblor de quien sabe que el destino está en lo profundo”.

  • img-book

    La Guerra Civil en la poesía española Por: Concepción Argente del Castillo 10,58

    Cuando el verano de 1936 aparece en España, el panorama poético español era verdaderamente floreciente, se podían reunir nombres como Juan Ramón Jiménez, Unamuno, Antonio Machado, Alberti, Lorca y el resto de sus compañero de generación, junto a ellos los más jóvenes que ya empezaban a adquirir personalidad en el firmamento artístico como Miguel Hernández y Rosales por no citar más que los nombres más conocidos y populares.

    El quehacer poético de estos hombres sufre durante la década 1930-40 un cambio bastante brusco dejando aparte la independencia ante los sentimientos de los más jóvenes y la fantasía modernista de los mayores, para buscar una palabra más existencial, más cerca del hombre y su vida. En este proceso hay que hacer las excepciones de rigor: Juan Ramón Jiménez, poeta de la «inmensa minoría» sigue fiel a su trayectoria primera, por otra parte la palabra de Unamuno y Machado desde un principio ha tenido un contenido ardientemente existencial el primero y serenamente existencial el segundo. Por ello, va a ser la palabra de estos dos hombres la más aceptada estos años: la de Unamuno como una influencia en el tono y en el desesperado sentir, la de Machado como un magisterio de persona y de profundidad y seriedad en el exponer.

  • img-book

    La cuarta pared Por: Celso Ortiz 14,42

    Eusebio Manzano, mantiene un debate interno entre dejarse llevar por una vida fácil y convencional, o seguir la ruta que le marcan sus íntimas convicciones ideológicas. En paralelo circulan dos pasiones: la atracción que siente por una joven burguesa y el interés que siente por el teatro. La novela, además de la trama que contiene, es una crónica social de la segunda mitad del siglo XX. A través de las costumbres, las anécdotas, e incluso el lenguaje, se percibe la evolución que se produce en la clase media española desde los años cincuenta hasta el emblemático 1992. Posguerra…, años de agitación…, apertura…, transición…, primeros años de democracia. En todas las obras del autor se advierte cierta dosis de humor o, más exactamente, de ironía, una característica propia de su estilo que, inevitablemente, aflora en ciertos pasajes de esta novela que, sobre todo, es un retrato fiel de España en esa época.

  • img-book

    La ciudad que rompe sueños Por: Sandra Pérez Castañeda 13,46

    El suicidio es la enfermedad común en la mayor urbe del planeta, Kathlas, centro financiero y febril del futuro, destino de soñadores que en lugar de cumplir sus propósitos terminan muriendo. Un espacio insalubre donde sus pobladores se homogeneizan con mascarillas que ocultan su rostro y su desesperanza de vida. Para evitar los suicidios, la ciudad se organiza según unas férreas medidas de seguridad que ahogan el día a día. Sólo el metro ofrece a los suicidas una posibilidad de morir.

    Donde el suicidio es plaga un Ministerio se dedica en exclusiva a recuperar a suicidas fallidos. La doctora Águeda Salvaterra investiga las causas tras años dedicados a la atención de suicidas. El director del Ministerio le pide que estrene nuevos instrumentos médicos con los que se espera acabar con la pandemia. Un reincidente, sobre el que pesa la sospecha de potenciar suicidios, y un niño, nieto del director, serán los primeros en experimentar los nuevos métodos. La doctora, que dejó la recuperación de suicidas por los continuos fracasos, se ve obligada a internarse en el centro para volver a ejercer de ángel cuidador, veladora de sus vidas y observadora de sus almas. La estrecha relación que fragua con el niño suicida devolverá a la doctora la confianza en su trabajo, pero a su vez, ser ángel de un suicida que incita al suicidio de otros le provocará problemas éticos.

    Una historia de enfermos que curan y curadores que enferman en la volátil frontera entre salud y enfermedad. Sobre la belleza de la vida y la primacía de la existencia que pretende recuperar las ansias de vivir incluso del que lee.

    Entre las críticas se ha destacado lo arriesgado de esta extraordinaria propuesta literaria.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies