Año 2011 (48)
  • img-book

    Yo te quiero Por: José Luís Gordillo 13,46

    La libreta apareció en mi despacho de improviso. La pasta mostraba un tono azul desvaído, producto de la erosión causada por el polvo y la insolación. Supe de inmediato que no era mía. La abrí y, efectivamente, contenía una serie de anotaciones con una letra ajena, redondeada pero masculina. Fue el primero de una serie de escritos que pretendían conducirme hacia la comprensión de otra vida.»

    Una existencia cargada de enigmas y sinsabores, a pesar de los cuales el amor se impone hasta sus últimas consecuencias. Así comienza Yo te quiero, segunda novela de José Luis Gordillo que continúa la saga iniciada por su anterior obra, Afrodisia, explorando territorios colindantes. En la primera novela los dos protagonistas, Mar y Mario, encuentran un sentido a sus trayectorias vitales a causa de las vicisitudes auspiciadas por un fármaco en el que muchos, y ellos mismos, proyectan las esencias del amor.

    En Yo te quiero, sin embargo, la pareja ha de afrontar los embates de su entorno, de antiguos amantes que, extrañamente, se tornan aliados, en una mezcla de novela negra, política y sentimental. Los protagonistas han de luchar contra injerencias indeseadas en sus relaciones amorosas, contra el totalitarismo inherente a la sociedad actual y la siniestra historia reciente de España, con patentes consecuencias sobre el presente, sobre ellos mismos. Ante eso, optan por oponer un humanismo extremo y una concepción pura del propio amor.

  • img-book

    Yo quiero vivir del cuento Por: José Antonio Hidalgo Galván 11,54

    Cádiz, la tacita de plata, es el escenario de esta pequeña historia. Por sus calles, todas estrechitas, todas iguales, Roque, Perro y nuestro protagonista (los tres alérgicos al trabajo), sobreviven con una filosofía de vida un tanto peculiar: vivir despacito y sin prisas, y otras veces metiéndose en líos. Fumando canutos y bebiendo cerveza, oliendo las flores sentados en cualquier banco de cualquier plaza, y, en ocasiones, en compañía de gente “poco recomendable”. Gente como Mané (el traficante) o Jerónimo (su ángelyonqui de la guarda) o Álvaro (el estudiante-tóxico); con ellos, recordaremos el valor de la amistad y aprenderemos que, a veces, las mejores personas están en los lugares más insospechados; o que la vida es capaz de ponerte, ella solita, en el bando equivocado. Ah, y que también hay muchas formas de ganar dinero, aparte de yendo a trabajar.

  • img-book

    Yo fui legionario de Europa Por: José Santiago Muñoz Césaro 24,04

    “Día 16 de junio de 1942 a las 11:45 h: Salimos de la estación de Málaga, en el tren-correo, con destino al frente de Rusia. Nos despidieron mi madre y amigos y una representación de la Sección Femenina. Nos obsequiaron con tabacos y licores. En medio de una emoción inenarrable, arrancó el tren…
    … y el regreso…
    16 de noviembre de 1943
    ….Se ve a lo lejos ¡¡España!! El humo de las casas de Irún, sus tejados rojos y la verde costa de Fuenterrabía. En el puesto fronterizo, en un alto mástil, la Bandera de España.
    En el puerto internacional, dos soldados nos sonríen y saludan a nuestro paso por él; íbamos en un tren eléctrico. Abajo el Bidasoa; en el otro extremo dos carabineros con fusil, nos miran y sonríen también. Desde mi ventanilla, un guripa les tiró una cajetilla de “juno”, que ellos agradecieron, devolviéndonos a cambio unos cuantos “ideales” (¡¡Qué bien nos supo!!)
    El tren eléctrico adornado con banderas llega a Irún, con los acordes del himno “Cara al Sol”, “el Himno Nacional”; autoridades, y se pueden contar las personas con los dedos de la mano, han venido a recibirnos. ¡¡Esto es España!! Eran diferentes las despedidas y llegadas de los camaradas alemanes.
    ¡¡Así somos los españoles!!
    Siendo las 11:00 h. de la noche, salimos hacia la castiza capital de España ¡¡Madrid!!
    Un viaje de una noche y por fin… ¡¡¡Málaga la Bella!!! Mi madre, hermanos, amigos y … encuentro emotivo, mi novia Carmen…”

  • img-book

    Una fosa tapada Por: Jesús Infante 14,42

    Pedro Camillero, antiguo alumno de los jesuitas y exmilitante anarquista, que trabaja como investigador privado, recibe un encargo que nadie ha querido: investigar la muerte de un antiguo compañero de colegio cuyo cadáver ha aparecido, treinta años después de su desaparición, que sucedió en las postrimerías del franquismo, en los terrenos de su antiguo colegio.

    En un recorrido por Sevilla, Camillero ha de enfrentarse a un muro de silencio, a la influencia de los jesuitas sobre la policía, los jueces y la prensa, y a la prescripción del delito que investiga. Solo su propia tozudez e ingenio y la insistencia de los padres de la víctima le permitirán coronar la investigación.

  • img-book

    Silencio del verde que todo lo cubre,claro de luz de las palabras no pronunciadas,belleza negra con alas,yunque de agua,clavel del aire […]


    Todos mis nombres son aire Por: Jesús Amaya Vigil 9,62

    Silencio del verde que todo lo cubre,
    claro de luz de las palabras no pronunciadas,
    belleza negra con alas,
    yunque de agua,
    clavel del aire
    de todas las cosmogonías,
    escudo silente,
    nunca afronta,
    nunca eco,
    así fluyes,
    amor,
    dios vivo,
    inmenso azul.

    [Ciudad de Caguas, Puerto Rico]

  • img-book

    Territorio y poblamiento medieval en el Valle de Lecrín. Por: Juan Félix García Pérez 17,35

    Este volumen es el resultado de un proyecto de investigación centrado en la Arqueología del Paisaje. Alejado de una visión clásica e historicista, las aportaciones de diversas disciplinas como la arqueología, la antropología o la economía se entremezclan en este estudio para mostrar la historia de la gente común de la alquería de Padul.

    Partiendo de los núcleos de población preislámicos presentes en Padul, se indaga en la ocupación del territorio a lo largo de la época islámica, tanto andalusí como posteriormente nazarí, hasta desembocar en el periodo de la conquista castellana y la repoblación cristiana. Se establece la estructura y evolución de los diferentes elementos constituyentes de la alquería mediante el examen de la Cultura Material y durante todo el periodo histórico que comprende la Edad Media.

    La producción, en términos económicos, constituye un factor importante en esta investigación al tratarse de un indicador multidimensional que revela elementos de la vida cotidiana de los individuos. La forma en que las sociedades abordan la transformación del Territorio para convertirlo en Paisaje vendrá determinada por su idiosincrasia, por los recursos disponibles y la ideología subyacente a la forma de aprovechamiento de los mismos. Se muestra un producto cultural mutable según las necesidades de las sociedades que lo producen.

    En este sentido, el trabajo documental y arqueológico llevado a cabo ha tomado como núcleo principal los sistemas de irrigación presentes en Padul. La gestión de los espacios productivos de la alquería ha sido definida por las características de la población que lo ocupaba cada momento histórico. La modificación de las extensiones de cultivo, la ubicación de los pagos, el aprovechamiento del agua, las estructuras diseñadas para su transporte y los condicionantes ideológicos implícitos en los anteriores elementos, aportan informaciones para describir a aquellos que las pensaron y evidencian a su vez la transformación de un paisaje cultural que conforma un legado de las sociedades del pasado plasmado en los paisajes presentes.

  • img-book

    COMPARTIENDO EL LENGUAJE DE LA MIRADAÁvida de entrega la caracola te devuelvela ronca vozarrona de la tempestad,otros abandonos, otras vaganciasotra devastación de sentimientos […]


    Semillas del fuego Por: Montserrat Braut Teixidó 8,65

    COMPARTIENDO EL LENGUAJE DE LA MIRADA

    Ávida de entrega la caracola te devuelve
    la ronca vozarrona de la tempestad,
    otros abandonos, otras vagancias
    otra devastación de sentimientos
    poco correspondidos.
    Arrojas mansamente tu mirada
    y el boomerang te regresa olvidos.
    Puedes tener un disgusto anonadado
    entre las cuerdas vocales y el grito
    pero devuelto el corazón es rechazado;
    aun así no se desesperanza en
    la inmaterial morada de la nada.
    Viajas por el tranquilo cauce de la serenidad
    y los mantos de la bucólica lejanía
    Sendas de terciopelo y encantamientos.

  • img-book

    Parole, parole Por: Juan de Loxa 8,65

    Cuando hablamos de literatura, de arte, de escritura, hablamos no solo de recursos creativos sino de las mismas personas que las hacen, piezas de un puzzle social, de un collage temporal, pero además de cómo, cuándo y por qué han conseguido plasmar una idea, o sea, han alcanzado darles forma a sus experiencias.

    Por tanto podemos afirmar que la del poeta granadino Juan de Loxa es una de estas «mejores mentes» que pueden y han escrito su vida en verso como si estuvieran escribiendo historia. La historia de los grandes logros, de la crítica social y cultural, aquella de un siglo oscuro vista desde dentro, en pocas palabras un héroe de la palabra, un poeta y un artista que sin tener necesidad de arroparse con banderas, ha seguido manteniendo vivo su personal compromiso con la sociedad, con las artes, consigo mismo. Juan de Loxa es el beat perdido de Andalucía, es el que falta en la foto entre Kerouac y Cassidy, es aquel que experimentó con la performance antes de que fuera una moda imperante, fusionando imágenes y palabras, mirando más allá de los muros pero siempre con una gran consciencia de la tradición.

  • img-book

    Paisajes históricos y arqueología medieval Por: Miguel Jiménez Puertas, Guil. García-Contreras, 19,23

    Que el paisaje está de moda en las publicaciones arqueológicas es un hecho difícilmente discutible, como también es cierto que acerca de su definición no existe un consenso entre los investigadores en ninguna de las escalas a las que nos refiramos, ni entre colegas de departamentos ni a nivel internacional. Desde la irrupción de lo ecológico en las Ciencias Sociales a finales de los años setenta y, sobre todo, durante la década de los ochenta, la fuerte materialidad que siempre ha caracterizado a las investigaciones arqueológicas se fue reforzando, con una mayor y creciente preocupación por lo contextual 1, que en el caso de los estudios a escalas más amplias que la del simple objeto o el yacimiento, se volcaron hacia una preocupación por la interrelación entre las sociedades del pasado y el medio ambiente. Desde aquí, hasta lo que actualmente se denomina Arqueología del Paisaje, se ha asistido a un desarrollo teórico y, sobre todo, técnico, que ha permitido una multiplicidad de intereses y objetivos en su seno. Esta multiplicidad ha llevado a plantear lo misceláneo de una disciplina que ha sido considerada y calificada de «joven», acaso sin recordar que ya en los escritos arqueológicos de principios del siglo XX la preocupación por el medio físico era incuestionable, sobre todo para los períodos prehistóricos 2, y qué decir del impacto de la Geografía en los estudios medievales, al calor de la escuela de los Annales…

  • img-book

    N&D. La sonata del guardián Por: Francisco Javier Castro Morales 19,23

    En un mundo donde las leyes físicas se pueden alterar a voluntad, cuatro jóvenes, de una raza al borde de la extinción, se ven envueltos en una trama que se les escapa en entendimiento. Sus destinos, ligados de algún modo al futuro del universo que los envuelve, se ve acosado por manos maquinadoras. Ya cuando las cosas no podían empeorar más, antiguos señores del arte reaparecen para torcer su voluntad. Tras recibir la ayuda de dos desconocidos, deciden huir de la comarca vedada para siempre, mientras, la organización Pantex les hostigará hasta el final

  • img-book

    Mi memoria histórica Por: Juan Antonio Maldonado Castillo 24,04

    Mi Memoria Histórica…, es en sí mismo un título que guarda una declaración de principios. Una bandera sin escudo contra todos aquellos que pretenden adueñarse de la memoria íntima de los individuos, mediante la colectivización de los pensamientos. Una apropiación tan del gusto de cierta izquierda española, que fraguará en ese proyecto de gruesa factoría conocido como Ley de la Memoria Histórica, un bodrio jurídico que perseguirá obsesivamente el desquite de los que perdieron la Guerra, aún a costa de la paz de los ciudadanos.

    En este polémico ensayo, la intrahistoria de los antepasados anónimos del autor, correrá paralela a la propia historia de España, para descubrir y sacar del Hades del olvido –esa forma de muerte definitiva–, historias cotidianas que se entrelazan con los hechos narrados en los manuales. Viajaremos a través de todo el convulso siglo XIX, llegando a la Guerra de Cuba en compañía del sargento Francisco González, tío de la abuela Isidora. Al XX lo llamaremos «Siglo de las Luces», pues no en vano aquélla nace en el año que instalan luz eléctrica en su pueblo, unos días antes de que se hunda el Titanic. Por su parte, la abuela Ana ve la luz en la Casa Cervantes de Vélez Málaga, lugar de culto para amantes de ectoplasmas y poltergeist. Recorreremos los convulsos años de la República, desmontando ladrillo a ladrillo el «parnaso». El bisabuelo Marino sigue trabajando y pagando sus impuestos, mientras su hijo Manuel estudia en un semiclandestino colegio de curas, en días de laicismo feroz. Con Manuel iremos a la Guerra Civil. Recorreremos el conflicto a través de los recuerdos y el diario de operaciones del batallón donde aquél hiciera la guerra, asistiendo a sus más famosas batallas, un viaje histórico y simultáneamente intrahistórico, para los amantes de la literatura militar. Y la posguerra: días de estraperlo y autarquía; también del maquis y sus fechorías: Es hora de desenmascarar ciertos mitos. Con el legado de honradez que le dejara su padre por escrito, el autor finalizará este valiente recorrido por la España contemporánea, revelando y rebelándose contra las mentiras impuestas por la verdad obligatoria. Desde su visión parcial, por supuesto.

  • img-book

    Trae el viento,que junte las nubes,que hagan precipitarse el agua,que riegue los árboles,que alimenten a los animales.[…]


    Los Caminos del Alba Por: Rafael Redondo Nevado 9,62

    Trae el viento,
    que junte las nubes,
    que hagan precipitarse el agua,
    que riegue los árboles,
    que alimenten a los animales.
    Lava la culpa de los hombres.
    Que el aire se vuelva puro,
    que las aguas se vuelvan claras.
    ¡Que toda tú, oh Devi Tierra, resplandezcas!

  • img-book

    Los aviones de Sierra Nevada Por: Michel Lozares Sánchez 24,04

    Al gran alpinista George Mallory le preguntaron en cierta ocasión: ¿Por qué escalar las montañas? Su respuesta fue sencilla, “Porque están ahí”. Creo que ésta es la respuesta más acertada para contestar a la pregunta ¿Por qué los aviones se estrellan en las montañas?

    Cierto es que, en algunos casos, la imprudencia y la negligencia son las responsables de que un avión termine como un “puzzle” en la falda de una montaña. En otros casos, las causas se pueden achacar a fallos mecánicos, a una meteorología adversa o a un inadecuado plan de vuelo. Lógicamente, la montaña no tiene la culpa de estar donde está, esto lo explica la geología, pero inevitablemente las montañas están donde están e indiscutible es que los aviones terminan en ocasiones chocando contra ellas. El capitán Haddock, en Tintín en el Tíbet, comentaba: “No, por mí que supriman las montañas… así se impediría que regularmente los aviones se estrellaran contra tal o cual cima…”. Lógicamente, ésta nunca podrá ser la solución.

    En Sierra Nevada, Yabal Sulayr (Monte del Sol) como la denominaban los árabes, los restos de 11 aeronaves militares y civiles se encuentran entremezclados con las rocas metamórficas que forman esta cadena montañosa, que se precia de tener entre sus cimas el relieve más alto de la Península Ibérica, el Pico Mulhacén, con 3.478 metros. Avionetas deportivas y de entrenamiento, aviones de pasajeros y carga, helicópteros e incluso un bombardero “aterrizaron “por ultima vez aquí, a 3.000 metros de altura. En algunos casos fueron accidentes realmente trágicos, con una elevada pérdida de vidas humanas; en otros, éstos pueden tratarse, sencillamente, de un milagro.

  • img-book

    Las ciudades nazaríes Por: Antonio Malpica Cuello, Alberto García Porras, 24,04

    Estas Jornadas, una más de las ya muchas que se vienen celebrando en el Museo Casa de los Tiros de Granada, sirvieron de reflexión sobre uno de los temas más apasionantes de la Arqueología Medieval, en concreto la que se refiere a la parte final de la Edad Media. Nos referimos a la ciudad nazarí y especialmente a su papel en la organización de los territorios. Coincide con la fase final de un Proyecto de Investigación I+D (Ministerio de Educación y Ciencia) sobre este mismo tema “La ciudad nazarí y su territorio” (Ref. BHA2003-00743).

    Si algo se puede destacar del reino nazarí es su elevadísimo grado de urbanización y el papel destacado de las ciudades en los diversos conjuntos territoriales que conformaba su espacio. No se trata sólo de las grandes urbes, como Granada y los dos puertos costeros principales, Málaga y Almería, sino también de núcleos medianos que regían ricos distritos, bien poblados de alquerías, como por ejemplo Guadix y Almuñécar por citar sólo dos de ellos. El primero en el interior y el segundo en la costa. También observamos la presencia de asentamientos, calificados como pequeñas ciudades o casi ciudades que están evolucionando para convertirse en estructuras urbanas plenamente conformadas. Que la vida económica y comercial se centralizaba en todos y cada uno de estos núcleos, es algo bien sabido por las fuentes escritas, pero así mismo, la investigación arqueológica ha ido poniendo de relieve su topografía, su organización interna, su distribución espacial, su relación con el entorno agrícola más inmediato, etc.

    Aunque en el presente libro no se incluyen problemas observados de manera transversal, no cabe duda que los análisis de los núcleos urbanos que se presentan, permiten establecer debates de mayor contenido y que trascienden el marco concreto. En tal sentido hay que señalar algunas aportaciones sobre realidades parciales y específicas de algunas que también se estudian en su conjunto.

  • img-book

    Las aventuras de Gabi Por: Inmaculada Rodríguez 9,62

    Las tres historias incluidas en este libro: La prehistoria, el circo y los indios suponen la primera entrega de una recopilación de relatos cortos dirigidos a niños y niñas a partir de tres años y protagonizados por un simpático niño llamado Gabi.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies