Año 2022 (18)
  • img-book

    De la cal al plástico. Costumbrismo de un casco antiguo Por: Colin Bertholet 24,04

    Lugares de recuerdos infantiles con juegos de antaño, plazas, paseos y bóvedas, anécdotas e historias lejanas, familias, personas y personajes, oficios y trabajo duro, mucho trabajo duro… El casco antiguo de Salobreña está lleno de esos relatos que se cuentan en familia y que resuenan a lo lejos en sus ya vacías calles.

    Esta publicación es un homenaje a esas raíces, a esas personas que protagonizaron esas historias, a esos lugares que vieron crecer a muchos de los distintos autores de este libro… nunca más se perderán en el olvido de las callejuelas encaladas de “lo alto del pueblo”. Editada a color en tamaño 29 x 29 cm, e ilustrada con dibujos originales de Colín.

  • img-book

    La memoria en llamas Por: José Antonio Sáez 15,38

    CITA A SOLAS

    Ante mí, ve el silencio. Ese espacio que abarca, / absorto, cuanto intuyes perdido en el abismo. / La ausencia me delata. Las pupilas vagando / en el vacío. Puedes despojarte de todo, /  ahora que eres nada y se cierra la noche / a los sentidos. Deja que escuche, si no suena.

    Vienes tras mí girando. Me envuelves en tu círculo / y damos vueltas breves en torno a la vorágine. / Más allá del sonido, la región de los hielos. / Aguzas el oído y nadie te responde: / al otro lado el sueño, la música del agua.

  • img-book

    Condición de refugio Por: Jesús García Calderón 9,62

    LA SOSPECHA

    Me gusta recordar personas muertas / que quise o conocí. Oigo sus voces /  que suenan tan exactas que parecen /  presentes. No dialogo con ellas, ni decido /  lo que deben contar, yo solo escucho /  esas voces flotando /  para sentir su ser junto a mi vida /  igual que me acompaña ese paisaje. / Ahora noto que algunas /  quizá las más queridas ya se alejan. /  Casi me dejan solo /  porque apenas distingo lo que cuentan /  cuando les reclamo algún consejo. /  Y ahora encuentro con frecuencia el silencio. /  Como si recelaran del presente /  y temieran mancharse de esperanza.

  • img-book

    Mis siete vidas Por: Alfredo Amestoy 24,04

    Enrique Tierno nos recordó que «los españoles no servimos para escribir memorias. Los franceses, sí. Lo que los españoles escribimos son recuerdos. Y estoy de acuerdo con Víctor Márquez Reviriego en que la memoria sirve para retrotraer el pasado y el recuerdo es el pasado filtrado por el tamiz del presente».

    Jardiel Poncela es el que me animó a escribir mi autobiografía. «Escribamos nuestras memorias, seguros del éxito pues toda autobiografía tiene por objeto hablar bien de uno mismo y hablar mal de los demás; y por lo primero le gusta al autor escribirla y por lo segundo le gusta al público leerlo. Ya lo dijo en el siglo XVII en su Genio de la Historia fray Jerónimo de San José. “Nos parece superfluo referir con mucha particularidad las cosas que nos rodean; pero a los que viven lejos o a los de los siglos futuros, lo que para nosotros es vulgar, será muy raro y mucho y grande lo que para nosotros es pequeño”».

    No sé si Hemingway estará de acuerdo: «Lo que importa es aguantar, ver, oír y aprender, y comprender, y escribir cuando se ha logrado saber algo. Y no antes, ni demasiado tiempo después»

  • img-book

    Casa deshabitada Por: Juan Carlos Sánchez Fernández 8,65

    CASA DESHABITADA I

    Cuando empezó la reforma / y los obreros sacaron a la calle / las cosas viejas e innecesarias / que habías dejado dentro, / sentí vergüenza y pudor. / Allí estaban, simples desechos de obra, / el sofá de nuestras primeras caricias, / el espejo que las vio / y las cortinas que yo me encargaba de cerrar / cada noche, / esperando durante toda la noche / la llegada del camión de la basura.

  • img-book

    El día en que Mónica Vitti se rompió en pedazos Por: G. S. Aliaga 9,62

    El día en que Mónica Vitti se rompió en pedazos

    Notte

    Nos reconocimos al instante. Eso me repetía una y otra vez mirando al techo. Nos reconocimos al instante, lo pensé entonces, alcanzado por el rayo. Y me lo repetía sin salir de una especie de asombro, parecía una sensación que embargó a otro hombre en otro tiempo, al protagonista constante de los melodramas que tanto detesto y que me dan a duras penas de comer.

    Nos reconocimos al instante. Tumbado en la oscuridad veía, igual que en una pantalla, mi vida como si fuera la de otro. Fatalmente (así se mira lo pasado con los ojos de hoy) me hablaban de ella. Fatalmente la veía por primera vez. Un blanco y negro pretencioso, guion pésimo, montaje torpe. Fatalmente nos reconocimos al instante. Y fatalmente también me daba cuenta, tumbado en la oscuridad, mirando en el techo una gran pantalla casi real, de que no nos reconocimos al instante. De que eso era algo que había pensado después. De que lo había proyectado a nuestro encuentro primero, buscando, quién sabe, algo así como una trascendencia. Nos besamos, dijimos cosas. Hicimos el amor. Y basta. Todo lo demás fue un trabajo posterior en la sala de montaje, manipulando recuerdos, cortando y pegando fotogramas de la memoria. El editor no puede hacer milagros con un material mediocre.

  • img-book

    ¡Apártate descarriada! Por: Antonia Roberto Pérez 18,27

    La mujer suele soportar muchos pesares al subir las escaleras de su propia vida, obligada a transitar por terrenos empinados calzando incómodos tacones.

    En la década de los cuarenta, lamiéndose aún las heridas de la guerra fratricida, las mujeres estaban atenazadas por las convenciones, limitadas por el silencio impuesto, asustadas por las todavía presentes represalias contra sus familias y viviendo una dualidad vital que agrandaba las distancias entre sus actuaciones, sus decisiones y sus verdaderos sentimientos, que se quedaban encerrados en el sótano del alma.

    En ¡Apártate, descarriada! se narra la historia, entre otras, de una mujer obligada, por determinadas circunstancias derivadas de las actuaciones de los hombres, a ganarse la vida como prostituta en una de las casas de tolerancia legalizadas por el Régimen. Allí comienza una relación apasionada y sincera con un joven burgués y «respetable» de aquella España constreñida por la penuria, la escasez de alimentos, el aislamiento internacional, la omnipresencia de la Iglesia, la censura y la fuerza de las instituciones establecidas por la Dictadura.

    Ella luchará con todas sus fuerzas por derribar los muros y las injusticias de los que la condenaron y conseguirá convertirse en una mujer independiente y fuerte.

    Ellos pisarán las alfombras de flores mientras la nueva Teresa recorrerá su propio camino calzando sus propios tacones.

  • img-book

    En Tánger, la literatura, una conversación… Por: José María Lizundia 11,54

    Este libro es una fiesta del lenguaje y de la evocación, con el revestimiento de un poder de fascinar que es poco común en las obras que hoy se presentan en el género del ensayo, que muchas veces son, en realidad, creaciones eruditas. El texto de este escrito de Lizundia no es una acumulación inerte de datos amparada en una batería inasimilable de citas a pie de página, sino pensamien­to, envuelto en un lirismo discreto, pero sabio, que acerca al lec­tor a una dimensión de Tánger a la que, literalmente, se rescata del misterio y se la hace revivir.

    Leyendo esta obra tengo, además, la evidencia de un manejo de los recursos lingüísticos que conduce a lo que Bergson había llamado «intuición»: aquella especie de simpatía intelectual por la cual nos transportamos al interior de un objeto para coincidir con lo que tiene de único e irreductible.

    Víctor Hernández Roncero

  • img-book

    Marruecos y América Latina y… Por: Bachir Edkhil, Sebastián Álvarez, 13,46

    Desde la llegada al trono de Mohamed VI en 1999, las relaciones di­plomáticas del Reino de Marruecos han tenido un acelerado desarrollo, al punto de llegar a adquirir actualmente una dimensión extraordina­ria, sin precedentes en su historia, que se ha materializado en diversos encuentros y acuerdos con numerosos actores internacionales. En esta línea, el acercamiento a los países de América Latina y el Caribe, y muy especialmente a Cuba, representa una importancia trascendental para los intereses marroquíes, entre los cuales el dossier del Sahara se consti­tuye como el aspecto fundamental que atraviesa a toda la política exte­rior marroquí. Dentro de este contexto, el hecho del restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba en el año 2017 constituye un hecho histórico, que puede contribuir de forma decisiva a abordar el problema del Sáhara dentro de las propuestas ofrecidas por Marruecos en el seno de las Naciones Unidas. A pesar del distanciamiento históri­co y geográfico entre Marruecos y América Latina, la nueva era diplo­mática por la que atraviesan las relaciones internacionales marroquíes promete articular nuevos espacios de trabajo y cooperación sur-sur, que pueden contribuir a la estabilidad política y a la paz en el Magreb, be­neficiando a todos los actores involucrados y abriendo las puertas para que la región latinoamericana pueda acceder a los países africanos.

  • img-book

    Luisa se aburre Por: Encarnación Estebané Redondo 11,54

    Luisa es una niña alegre y de mente despierta. Cuando se traslada con sus padres a vivir a otra población añora a las personas que allí se quedaron. Y es entonces, cuando su imaginación, que vuela con alas de colores, la lleva a soñar, imaginar y vivir muchas aventuras

  • img-book

    Querido corazón solitario Por: Begoña Garayoa Sarriés 12,50

    Estos relatos portentosos nos descubren la voz arrolladora de una escritora con un universo propio. Un hombre se queda encerrado en la habitación de una antigua mansión victoriana deshabitada, situada en lo alto de una colina. Una anciana muere en un incendio, después de haber llevado una existencia miserable. Dos amigos se pelean por una mujer.

    El terror, la pasión femenina, la soledad o la venganza, son algunos de los temas recurrentes del libro. La autora disecciona la psicología humana y su potencial para el bien y el mal con una fuerza estremecedora. La precisión de su prosa contrasta de forma brillante con la turbulenta vida interior de sus personajes. En esta colección de relatos intensos se aprecia la influencia de Edgar Allan Poe, James M. Cain, Patricia Highsmith y Mickey Spillane. En otra vertiente, recoge la herencia del realismo sucio de Raymond Carver.

  • img-book

    La piel de la doncella Por: Alfonso Madrigal 17,31

    Recordando los viles asesinatos de las tres niñas de Alcácer en noviembre de 1992, Alfonso Madrigal ha escrito una ficción que pudiera guardar similitud con los hechos acaecidos entonces, cuya verdad todavía guarda sombras

  • img-book

    Hojas de mi otoño Por: Corinne Bertholet 13,46

    Corinne agradece a doña María Sánchez Arana, su profesora, que se empeñara «malgré tout» en enseñarle bien el español, escrito y hablado. Con la llave del lenguaje en la mano se fue ubicando en una nueva vida donde la palabra y la imagen fueron fundamentales: El Faro de Motril, las canciones, los libros, el oficio de fotógrafo de su padre, el de decoradora de su madre, o los dibujos de su hermano Colin, salpican de luz este libro. Elementos que forman la raíz más entrañable de su vida, ese conjunto de palabras que nos define.

    …Muchos de sus escritos tienen el aire de la literatura hispanoamericana, de un realismo a veces cotidiano y a veces mágico. Donde Dios se mezcla con sus inquietudes y con un mundo de personajes que pululan a su alrededor entre la originalidad, unas veces, y el dolor, otras.

    Este libro donde se combinan los relatos, los poemas narrativos, las narraciones líricas, los aforismos en forma de libélulas, aterriza en la ventana de su última parte, en este inquieto tiempo de pandemia que nos descubre nuestras limitaciones y nuestros temores.

    Diego Reche

  • img-book

    5 sobre 5
    El porvenir Por: Lola Callejón Acién 9,62

    ¿Qué hará el porvenir cuando hayamos muerto, / cuando tu olvido me reduzca / la existencia, y un asteroide suplante / nuestros iris, que por casualidad se encontraron?

    //

    No quedarán testigos.

    //

    Ningún principio físico nombrará, jamás, / el cambio de color, la pigmentación de anillos, / la repentina entrada de una luz mortal.

    //

    ¿Qué hará el provenir frente a la lluvia de asteroides? / ¿Qué cálculo infinitesimal arrojará / los teoremas que expliquen la fuga?

     

    Todas las miradas vagando / en el espacio curvo, / esquivando agujeros negros

  • img-book

    Ventanas abiertas Por: Tina Franco, Miguel Ávila Cabezas, Ismail Istambul, 10,58

    Hay personas que transitan los caminos de la vida con ojos que miran más allá del tiempo y del espacio y nos transportan a otras realidades. En ellas, las palabras tienen un significado profundo que desencadena el quehacer literario. Entre estas personas están los autores de Ventanas abiertas. A partir de palabras, expresiones o frases cotidianas, Tina, Miguel e Ismail expresan lo que cada una les sugiere. Ironía, reflexiones y destellos poéticos conforman este conjunto. En los poemas de «Un corazón que late en el mar» Tina nos transmite la autenticidad de sus sentimientos desde un yo poético que parece presentir la cercanía de su viaje definitivo, sobre todo en «Este nítido vacío blanco», y nos abre las puertas del alma para regalarnos ese mar interior en el que «el tiempo es sólo agua y sal». La tercera parte está formada por los relatos de Tina. Utilizando el monólogo interior o la primera persona, la autora nos introduce en sus momentos reflexivos o emocionados, enmarcados por el mar, la lluvia y el sol abrasador, fruto de íntimas experiencias en la soledad desnuda de artificios. La obra se cierra con dos poemas dedicados a Tina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies