Syl-laba (6)
  • img-book

    De la leña y del fuego Por: Francisco Castaño 9,62

    OFRECIMIENTO

    Antes de hacerlo tuyo en la lectura, / No me parece ocioso dar noticia / Del porqué de este libro que recoge / Ponderaciones de mi baja lira.

    Porque es legítimo que te preguntes / Qué laborioso afán lo justifica / —Si es que justificar es necesario / Un libro y un quehacer que tanto alivian.

    Son poemas compuestos al albur / De lo que nos asombra o mortifica, / Y para lo que no hay un mejor bálsamo / Que reducirlo a música cautiva.

    Unas veces los mueve el acicate / De cómo no dar pábulo a la acidia. / Otras, la indignación ante conductas / Estérilmente tercas y dañinas.

  • img-book

    Estampas de México Por: Antonio Chicharro 9,62

    LATITUD DE CORAZÓN

    Cuando escribí las estampas que siguen me encontraba en una de mis primeras largas estancias en México, en el mismo meridiano que abarca, por ejemplo, Mali, Sudán, parte de Arabia, la mitad septentrional de la India y el sur de China, o sea, que vivía por «debajo» de España y, más en concreto, de los primeros destinatarios de las mismas, vía correo electrónico, con una diferencia además de siete horas. Sin embargo, por encima y debajo de toda latitud, traté de situarme en otra muy distinta, la propia interior, esto es, por decirlo con palabras gastadas, la latitud del corazón, donde no existe ni el espacio ni el tiempo aparentes ni el calor ni el frío y donde se unifica el presente vivido con el pasado y su memoria. Con esto quiero decir que, a pesar de esas diferencias señaladas, no sólo no estuve lejos de mis destinatarios, sino que los tuve más presente que nunca al trasladarles las rápidas imágenes verbales de mi asombro por una cultura y sociedad deslumbrantes y complejas. He aquí una muestra.

  • img-book

    Giróvaga la voz Por: Manuel Vergara Carvajal 9,62

    UN DICHO TURCO

    Verás lo que dijeron: / Acuérdate de Dios hasta que olvides / su Nombre y se te quiebre / —giróvaga—, la voz: Serás tu canto, / lo oirás; un balbuceo / tenaz sigue sonando / cuando ya estás callado. / Ahora resulta / que puse en vilo el alma; en las alturas / me comulgué en su boca: va a ser cierto / que a Dios le gusta el aire, la palabra / cristal. / Y yo, entre tanto: / ¡Qué lujo de Creación! (luego —abrumado—, / ¡qué carga de alabanza!)

  • img-book

    Corónica Angélica Por: Antonio Carvajal, Rosario Trovato, 9,62

    El profesor de la Universidad de Catania Rosario Trovato y el poeta Antonio Carvajal se conocieron en Salerno (mayo de 1991). En 1992 Carvajal fue invitado por el compositor y cantante Alberto García Demestres, entonces residente en Módena, para diversas actividades, desarrolladas especialmente en Bolonia. De allí pasó a Catania, inaugurando así una ininterrumpida sucesión de viajes tanto suyos a Sicilia como de Trovato a Granada. Las convivencias anuales se convirtieron en una necesidad imperiosa para ambos, a veces acompañados por amigos (rara vez colegas)…

  • img-book

    Juana sin cielo Por: Antonio Carvajal

    Edición no venal.

    Concebida como libreto para la ópera homónima compuesta por Alberto García Demestres,

    La edición consta de 48 ejemplares, numerados a mano por el autor, 5 con letras romanas, destinados exclusivamente a d.ª Begoña Rodríguez Álvarez, y 43 con cifras.

  • img-book

    Del nogal y la huerta Por: Dionisio Pérez Venegas 9,62

    GLOSA ESCONDIDA

    a dos versos de Manuel Salinas

     

    Los peces y los pájaros / son del mismo linaje.

    Trémulos en las aguas, / trémulos en el aire, / vuelan, nadan, transitan / la transparencia

    y en el abismo diáfano / de las tersas salinas / se miran y se anegan.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies