Poesía s.a. (54)
  • img-book

    Cielo y Chanca Por: José Antonio Santano 9,62

    En Cielo y Chanca estoy por decir que los verdaderos protagonistas son la luz y el silencio. La luz es externa, en esos cubículos de casas apaisadas, semejantes a cristalizaciones de sal, teñidas de tórridos colores en la disposición de las calles que serpean la colina milenaria, y el silencio es interno: lo provoca el vacío que deja el sufrimiento de tantas gentes, pobres gentes a lo largo de los últimos siglos. Arriba está la Alcazaba, como un signo de poder inalcanzable, una especie de bota férrea y pétrea que oprime el cuello de los desafortunados, y abajo está el mar, el mar bullente de presagios para los pescadores que dieron nombre al lugar. Ah el mar, en la obra de este hombre. Desde el mar de olivos de su tierra natal saltó a este gran mar que acoge todo cuanto de inasible existe en la obra de Santano: la incertidumbre, el miedo, la zozobra ante la vida y el misterio de la muerte.

  • img-book

    Haikus de medianoche Por: Ángela M.ª Ávila Franco 9,62

    1  / Sounding loud enough / as broken silence  / stifling the crying.

    1  / Sonar bien alto, / como el silencio roto  / ahogando el llanto.

  • img-book

    La casa de la Almedina Por: Alfonso Berlanga Reyes 9,62

    A esta pregunta que me hago entre la madrugada y el alba: ¿qué es poesía?, tal vez sabiendo lo imposible de la respuesta, en esa secuencia en la cual los instantes se hacen métrica infinita, me atrevo a decir, en voz alta y tranquila, que, después de leer este poemario, un joyel entre Quevedo y Góngora, entre Rilke y Juan Ramón, entre Bécquer y José Hierro, entre Salinas y Guillén, entre Aleixandre y García Baena, entre el intelecto y el sentimiento, entre Neruda y Borges, entre Vallejo y Benedetti, entre Henry Michaux e Ismail Kadaré, entre Ángel González y Valente, entre García Montero y Elena Medel, he hallado, al fin, una definición, quizá abstracta, pero, en el fondo, concreta.

    La poesía es en este libro de poemas, luminoso y cristalino, orfebre y diamantino, una antología de la semántica y de la emoción, de la música y de la pintura, de la literatura y del arte, de la tradición y de las vanguardias, de la metáfora y de la sinestesia, de la orfebrería y de la palabra, de la semiología y del cine, de la verdad y de la autenticidad, de la lectura y de la sintaxis, de la esperanza y de la ilusión, del tiempo y de la luz, de la ciudad y de la historia, de la búsqueda y del misterio, de la infinitud y del expresionismo, del mar y de la ausencia, de Garcilaso y de Velázquez, del color y del atardecer, del crepúsculo y de la nostalgia, del piano y del saxo, de la guitarra y del violín, de la libertad y de la evidencia, del metalenguaje y de la poética, de la semiótica y del hipertexto, de la entrega y de la pasión, de la paz y del silencio, de la observación y de la lejanía…

  • img-book

    La voz ausente Por: José Antonio Santano 8,65

    La voz ausente se esparce por la memoria como un flujo torrencial, en cada uno de los textos que constituyen su esqueleto estético y vital: cada prosa inicial sirve de pórtico para la reflexión salmódica de las emociones que se van sucediendo a lo largo de la trayectoria ritual del poemario. Y ese paso aquietado y a la vez veloz nos va desgranando una historia, un quejido, un ajuste de cuentas emocionales, una invocación al pasado que no pudo ser, en la imagen terrible y a la vez simbólica de la casa vacía, del espacio donde se oyen los silencios de la ausencia, voz y objeto de la meditación y del llanto interior.

    Esta larga carta al padre (y no podemos dejar de acordarnos de Kafka) se interioriza en un postulado poético de enorme eficacia: he aquí la valentía de su autor, desnudo ante sus fantasmas, quejumbroso ante su existencia, dolido, cuando «al recordarte ahora, en estos días, / eco triste de otoños es tu nombre…» y cuando es irremediable lo vivido, como sombra gigante que aprisionara la desnudez de una vida que ahora se detiene, como solo es posible hacerlo desde la poesía honda y verdadera, y en ese preciso instante todo retorna ante sus ojos, todo pasa por la veladura de su sentir, y se almacena en lo desvanes del dolor y de la pérdida.

  • img-book

    Son aymara Por: Alfonso Berlanga Reyes 8,65

    De la nada nace, del fulgor del blanco de la hoja, abisal la palabra se despeña en los orígenes hasta dibujar sobre la hoja los signos del aire o los sonidos de la piedra, quieta en su quietud de siglos. En el albo papel, en su candor la letra va inundando la hoja hasta subvertirla: «Subversiva es la hoja donde la palabra cree asentarse; subversiva es la palabra donde la hoja se abre a su blancura» (E. Jabès). Estas son algunas de la señas de identidad, los mimbres de esta poética tan alejada de modas y mercados, original y mistérica al mismo tiempo, poesía luminosa, que bebe de la más grande tradición lírica española para transformarse, trascendida ya, en voz única y polifónica, honda, astral, hasta crear un verdadero, mágico y particular universo poético.

    En este libro, amigo lector, hallarás al poeta en esencia, alma luz que alumbra la palabra en un vuelo hacia la infinitud de lo finito y que conquista el espacio y el tiempo con su voz abarcadora y precisa, abrasadoramente humana. El poemario conforma un corpus en sí mismo, una manera de pensar el mundo, de vivirlo y sentirlo en toda su plenitud. No hay fingimiento alguno, sólo verdad, esa que el poeta modela con la arcilla del tiempo entre sus manos, en la soledad de los días y un continuo abismarse en un mar pleno de silencios, de vida.

  • img-book

    Princesas indignadas Por: Esmeralda Carroza García 8,65

    Princesas indignadas es un poemario que se puede leer en clave literaria, pedagógica y psicológica.

    Se estructura en tres apartados:

    Represión, que retrata las nefastas consecuencias que el yugo del machismo ha supuesto para la libertad de las mujeres y los hombres.

    Resistencia, representa el momento histórico actual que estamos viviendo de un tiempo a esta parte en el que las mujeres dicen ¡Basta!

    Resiliencia, refleja la liberación y posibilidad de recuperación de las riendas personales de la vida, las emociones, la autoestima y la alegría una vez se sale de una relación tóxica y de maltrato.

    A través de la lectura de los poemas se abordan, desde un Enfoque Integral de Género, asuntos como el lenguaje sexista, la dominación de género, la necesidad de empoderamiento de las mujeres y del reparto equitativo de tareas, la doble jornada de la mujer en el hogar, la necesidad de comunicación entre hombres y mujeres, el reconocimiento a aquellos hombres sensibles y buenos compañeros frente al rechazo de los que ejercen maltrato o, la castración emocional a la que el sistema de patriarcado ha avocado a los varones a lo largo de los tiempos.

    Es, además, un poemario didáctico pues contiene un Glosario de términos y un índice temático que facilita abordar la lectura de cada poema, permitiendo, así, el aprendizaje del/la lector/a sobre términos propios del ámbito de la igualdad y la reflexión individual o en grupos de trabajo psicoterapéuticos y de rehabilitación o formativos al respecto de los asuntos abordados.

  • img-book

    Nuevo amanecer Por: José Olivero Palomeque 8,65

    … Me ha impresionado grandemente la ilación lírica de estos veinticinco poemas, que comienzan cantando una soledad atormentada y desesperanzadora, para continuar en una búsqueda imperecedera de la sublimación interior, y finalizar abriendo el corazón hacia la verdad buscada y casi encontrada de la felicidad.

    El autor se apropia del paisaje para convertirlo en su mente en el camino exacto que lo conduzca hacia el sentimiento profundo de su permanente búsqueda, y del que está convencido que existe y su clara propuesta es transmitirla a los demás.

    Creo que debemos felicitarnos por la creación de estos poemas, y agradecerle a José Olivero, que como otros poetas, haya tenido la valentía de desnudar su alma en público.

    José María Lafuente Salido

  • img-book

    PROEMIOGrita el aire.Atardece en los pinares.Desnudo el crepúsculo,desierto el olivar.


    Los silencios de la cava Por: José Antonio Santano 8,65

    PROEMIO

    Grita el aire.
    Atardece en los pinares.
    Desnudo el crepúsculo,
    desierto el olivar.
    Lágrimas caen
    sobre los labios del tiempo
    y la memoria.

    ¿La luz en la altura
    de un sueño,
    el vacío?
    ¿Qué voz atronará
    de la muralla,
    cómo serán los besos
    en la noche?

    Ensordecen los días
    azules de la infancia
    los silencios
    de La Cava.

  • img-book

    Bajo las cloacas de fecales,la quimera patria ficción,corre, salta, hiere:vomita las aguas.Las ratas,asoman a la luz de las farolas; […]


    Cosas sueltas Por: Luis Casasín Piqueras 13,46

    Bajo las cloacas de fecales,
    la quimera patria ficción,
    corre, salta, hiere:
    vomita las aguas.
    Las ratas,
    asoman a la luz de las farolas;
    excarceladas de su sombra negruzca,
    barruntan sus vergüenzas
    con las tripas llenas:
    las calles desiertas son abatidas.

    El autor

  • img-book

    Memoria del tiempo Por: Antonio Fernández Ferrer 9,62

    El presente libro es un conjunto de latidos, de recuerdos, de ensoñaciones, de variados sentimientos y de relatos, compuesto por 41 poemas distribuidos en tres libretos titulados Versos en la Madrugada, Memoria del Tiempo y Veladas Ironías, en los que el autor ha reunido su producción poética de los últimos cuatro años, rescatando también cinco composiciones que formaron parte de los poemarios “Entre los sauces” y “En el remanso de tu oasis”.

    Del poema ‘INSTANTES ATRAPADOS EN EL PASADO’

    …Fueron momentos atrapados
    en el pasado más cercano,
    profecías de un futuro por diseñar
    y que hoy nos acompaña,
    resonancias de una dilatada vida
    a la que vamos sumando anuarios,
    brotes del árbol que mañana nos cobijará
    bajo su sombra.

    Son los recuerdos que nos conforman,
    el equipaje donde almacenamos lo que fuimos,
    los amores y desamores evocados en los sueños,
    la caja fuerte de la que apenas recordamos la contraseña.

  • img-book

    Carmina Lucis Por: Jesús Amaya Vigil 9,62

    Intuí tu verdad un día cualquiera, una tarde cualquiera a una hora que no recuerdo. Solo un poema, uno solo, y lo supe, supe que tenía que conocerte. Más adelante descubrí, una tarde cualquiera, tu mirada, y de nuevo lo supe, supe que debía abrazarte, sin mediar palabra. Luego, oí tu voz recitar uno de tus poemas y lo supe, sin error, sin la menor duda, que la luz que emanabas era la nuestra.

    Déjame inspirarte, si puedo… Déjame ser el aire que respiras, el aliento que exhalas y, si la soledad te abruma, déjame ser tu sombra. Al menos, así, participaré de la grandeza de tu verbo, allí donde la bruma se desliza renglón a renglón por la cadencia de tus versos.

    No hay poesía más hermosa ni corazón más puro que aquel que nace del ritmo acompasado de un latido frágil, leve como la caricia de un suspiro. No hay poesía más hermosa que la que nace del silencio más ensordecedor, aquel que nos grita en la noche cuando la L una nos descubre. No, no hay poesía más hermosa que la que se adhiere a las heridas de nuestros recuerdos: esos a los que tú, Jesús, sometes con el yugo de tu palabra.

  • img-book

    EL POETAEl poetade los lirios, los jazmines y las azucenasEl poeta encastradoen las entrañas de Granada […]


    Valle de lágrimas Por: Florencio González Albertí 8,65

    EL POETA

    El poeta
    de los lirios, los jazmines y las azucenas
    El poeta encastrado
    en las entrañas de Granada
    El poeta de la barraca
    con el lejano llanto de la guitarra
    y el romance del romancero, la seguiriya y la casida
    El poeta vivo, cuya vida sesgaron
    Cuán más habrías dado a tu tierra
    Herido de muerte estabas
    por la cornada de un odio ruin,
    bilioso, de tu genio y tu grandeza
    Muerto fuiste, por toros de tu tierra
    Inefable traición, y tragedia
    Sí, muerto te quedaste,
    y no se sabe dónde
    No te enterraron entre los naranjos y la hierbabuena,
    ni bajo una veleta
    Mas no pudieron enterrar
    el recuerdo de tu brisa, por los naranjales
    ni el fulgor de tu sangre
    en un manto de violetas.

  • img-book

    Amanece en tus ojos,alba de infinitos ríosen los que peina el vientosu vastedad de siglos.Abre la puerta a la luz:[…]


    La luz adentro. Antología vital Por: Miguel Ávila Cabezas 9,62

    Amanece en tus ojos,
    alba de infinitos ríos
    en los que peina el viento
    su vastedad de siglos.
    Abre la puerta a la luz:
    no dejes huir al fondo
    lo que las aguas sueñan
    tras el espejo roto.
    (Fuego. Tiempo. Nada.
    Alba somos.)

  • img-book

    Silencio del verde que todo lo cubre,claro de luz de las palabras no pronunciadas,belleza negra con alas,yunque de agua,clavel del aire […]


    Todos mis nombres son aire Por: Jesús Amaya Vigil 9,62

    Silencio del verde que todo lo cubre,
    claro de luz de las palabras no pronunciadas,
    belleza negra con alas,
    yunque de agua,
    clavel del aire
    de todas las cosmogonías,
    escudo silente,
    nunca afronta,
    nunca eco,
    así fluyes,
    amor,
    dios vivo,
    inmenso azul.

    [Ciudad de Caguas, Puerto Rico]

  • img-book

    COMPARTIENDO EL LENGUAJE DE LA MIRADAÁvida de entrega la caracola te devuelvela ronca vozarrona de la tempestad,otros abandonos, otras vaganciasotra devastación de sentimientos […]


    Semillas del fuego Por: Montserrat Braut Teixidó 8,65

    COMPARTIENDO EL LENGUAJE DE LA MIRADA

    Ávida de entrega la caracola te devuelve
    la ronca vozarrona de la tempestad,
    otros abandonos, otras vagancias
    otra devastación de sentimientos
    poco correspondidos.
    Arrojas mansamente tu mirada
    y el boomerang te regresa olvidos.
    Puedes tener un disgusto anonadado
    entre las cuerdas vocales y el grito
    pero devuelto el corazón es rechazado;
    aun así no se desesperanza en
    la inmaterial morada de la nada.
    Viajas por el tranquilo cauce de la serenidad
    y los mantos de la bucólica lejanía
    Sendas de terciopelo y encantamientos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies