Palabras Mayores (104)
  • img-book

    La materia y la envidia Por: Miguel Floriano 9,62

    Fue tu felicidad, de terrores homicida. / Fue tu felicidad, multiplicada / en la vulgar materia y en la carne triste. / Aún mil idiomas para tu sonrisa, / de la que no me alejo para no caerme / antes del alba, que la conoció./ El resultado es la sabiduría, / no la fortuna ni la misericordia.

    Si culminasen, me acusarían las palabras. / Belleza imperdonable. Omnia vincit amor. / Permanece. Sigue aquí. Te quiero. / Tendrás que perdonarme: ¿nombré lo que era mío? / El poeta no recuerda igual que un hombre.

  • img-book

    A pie del desván Por: Lola Megías Martínez 12,50

    Como la mayoría de las personas, a final de cada año me gusta hacer recuento de las vivencias y trazar una lista de deseos para cumplir gradualmente durante el curso del nuevo año. Uno de mis grandes deseos en esa lista era publicar mi tercer libro de poesía, para dejar un legado de sentimientos a mis hijos, nietos, sobrinos y demás familia y amigos.

    A Pie del Desván es el fruto de dieciséis años de silencio cuya pauta fue impuesta por demanda personal. Los versos presentados en este poemario del recuerdo retoñaron entre vestiditos de muñecas, libros de texto, y cocidos amañados sin «pringá». Ha sido muy difícil encontrar el tiempo, e incluso la inspiración para escribir, pero la vida es muy caprichosa y nos impulsa a escribir en los momentos más inesperados. Así nació este poemario, tan lleno de mí, como de mis sueños y mis melancolías; madurado con el tiempo como el buen vino.

    A través del tiempo, uno gana y pierde muchas cosas valiosas. Damos la bienvenida a personas y nos despedimos de otras, a veces dolorosamente. La vida es bella, pero también puede ser muy dura ofreciéndonos un sorbo agridulce que nos abrasa a su paso. De cualquier modo, algo que nadie nos puede desbancar es el recuerdo, las experiencias y los sueños. Por eso, me esfuerzo en sentir cada segundo como si del último se tratase. Después de todo, sentir es vivir, y cada sentimiento es una vivencia; y cada vivencia, despierta un nuevo sentimiento.

  • img-book

    La línea de sombra Por: Josep González Ribera 8,65

    ADMONICIÓN DE LA DERROTA

    Como un hombre / con una herida abierta en el costado, / atravesado por una hiriente lanza, / me proyecto sobre mi propia / sombra oscura. / La palpitación del hecho / conocido y futuro / que amenaza levantar vuelo, / manar de mi corazón, / desgarrándolo, / despertar, con su trino, / una aurora de sangre. / Temo acercarme / a la encrucijada inevitable. / Me dirijo, con pies de plomo, / a mi propia perdición, / sigo la senda / de una derrota inevitable. / Un duelo / con una fuerza insuperable, / al borde / de un precipicio abismal. / Mi segura / decepción y derrota

  • img-book

    Biografía Por: Manuel Lacarta 9,62

    SOY UN TIPO PUESTO DEL REVÉS

    En una caja de zapatos guardo la sonrisa / de un elefante africano de sabana, el diente / de oro de un anciano pensionista, el cancán / almidonado de alguna bailarina. A veces / cuando despierto de mi sueño, en medio / de la noche me atenaza una mano firme / la garganta, y me hiere entonces en los ojos / el blanco hielo de las paredes desnudas. / —Busco a alguien que me dé su apoyo, / un perro lazarillo, un ciego menos ciego, / un tuerto del otro ojo al que yo tengo tuerto. / …

  • img-book

    Los falsos días Por: Jesús Cárdenas 9,62

    Los falsos días fue poemario FINALISTA del XXXIII CERTAMEN ANDALUZ DE POESÍA «VILLA DE PELIGROS»

    El jurado estuvo compuesto por: Natividad López Urquízar, Carmen Canet Ramos, Eduardo Castro Maldonado, José Manuel Ruiz Martínez y Luis García Montero.

  • img-book

    Viejo perro cansado Por: Miguel Ávila Cabezas 9,62

    L I

    Cada día que pasa / es una prueba más / que te pone el destino / para que sigas buscando / una razón de ser, / un sentido / (al menos uno) / a tu existencia.

  • img-book

    Cuenta atrás Por: Francisco M. Ortega Palomares 8,65

    Cuenta atrás es un libro que encierra una mirada poética —una más— sobre la realidad urbana que nos circunda y contiene en forma de cotidianeidad. Es por tanto la vida diaria —y no la muerte que no significa más que una terminación de las funciones del cuerpo y la desaparición de su contenido de conciencia—, la que descarga en el poeta la duda, la inseguridad, la indecisión, ese vértigo existencial marcado por el mercantilismo, el agobio del tráfico, la prisa, la soledad, la ansiedad, la tiranía de la imagen y los cambios mentales del ritmo.

    Es éste un libro de alguien que trata de delimitar su tiempo personal en una ciudad anónima, igual aquí que a mil kilómetros, uniformada en sus signos y señales, en sus luces y sus indicadores autoritarios, y en plena reflexión sobre la ética del fracaso, el absurdo de la escritura, la finitud de las cosas, el desengaño de la vida y del deseo, las renuncias y el consumo del tiempo. Y por supuesto siguiendo aquella cita de Cioran de que “Todo error es una verdad antigua […] la plenitud se mide por la suma de errores almacenados”, sobre el dolor como herramienta de conocimiento.

  • img-book

    Vino para los náufragos Por: José Alcaraz 9,62

    LIBROS

    Para Adolfo Belmonte

     

    —¿Y por qué los libros?

    —Cuando te duele un punto del cuerpo, llevas tus manos hasta ahí con alguna esperanza de alivio, ¿no es cierto?

    —Así es.

    —Y cuando te duele la vida, ¿adónde las llevas?

    —No sabría decirlo.

    —Por eso hay libros que forman parte de nosotros, para llevar nuestras manos hasta ellos cuando la vida nos duele.

  • img-book

    Correspondencias Por: Juan Antonio Gallardo Ramos 8,65

    I´LL BE SEEING YOU

    [Billie Holiday]

     

    Te volveré a ver en nuestros bares de siempre. / En ese pequeño café / en el parque / en los hermosos días del verano / en la luz de esos días / porque yo siempre pienso en ti / así, de esa manera. / Sé que te encontraré entre mis recuerdos / cada amanecer / y sé que cuando llegue la noche / te buscaré, esta vez, mirando a la Luna.

  • img-book

    Tu voz benévola Por: Carmina Moreno 8,65

    No es casualidad que Carmina Moreno Arenas incluya en la sección segunda del presente libro el poema «Tu luna negra», donde revela conocer bien a Elena Martín Vivaldi, de la que Antonio Carvajal escribiera un texto introductorio cabalmente titulado «Solitaria, no aislada». En éste y otros poemas del libro se nota el magisterio de la poeta granadina e incluso el ejemplo que toma de esa conducta vital que la llevaba a alejarse del ruido social y buscar los espacios que propiciaban el fluir de su conciencia en un lirismo hondo de cuya lectura desde luego nadie sale indemne. Pues bien, la autora de Tu voz benévola la trae así a su libro porque parece reconocerse en ella. Es más, podríamos aplicarle también, sin miedo a errar, ese «solitaria, no aislada» al que me he referido, por cuanto el intimismo lírico que tanto se alimenta como necesita de la soledad no quiere decir que sea consecuencia de un aislamiento social. Y no lo es porque la voz poética de Carmina Moreno Arenas se inscribe además en una corriente que ha encontrado en el grupo social de la mujer su consolidación. Si en los tiempos de Elena Martín Vivaldi, las escritoras en general y las poetas líricas en particular resultaban una rareza no sólo en Granada sino también en España, hoy sin embargo éstas han tomado la palabra para construir, gracias a esos rastros de conciencia que son los textos objetivados en una red verbal con propósito estético, los signos de la estructuración de un nuevo sujeto literario que está suponiendo una revalorización de la lírica y, con ella, unos modos de hacer poesía ya conocidos ya renovadores que vienen en cada caso a consolidarla, a enriquecerla y en todo caso a ensancharla…

    Antonio Chicharro

  • img-book

    Los recodos de la memoria Por: Jesús Cabezas Jiménez 12,50

    En ese sentido, la poesía también refleja la instantánea de un momento irrepetible pero, en su caso, desde la subjetividad del corazón que lo recuerda. Podría decirse que poesía y fotograma revelan la esencia de un instante, pero las fotografías únicamente plasman la existencia de una décima de segundo y muestran claves físicas de las personas y lugares que en ellas aparecen. A partir de ahí, de esa constancia gráfica y cromática, todo son, para quien se enfrenta a ellas por primera vez, un conocimiento (o desconocimiento) de la vida que hay, o hubo, detrás de ellas. Por tanto, a los ojos de quien las contempla o las sostiene, se generan todo tipo de conjeturas. Porque las fotografías revelan un lugar, un rincón, un paisaje… (interior o exterior; urbano, marítimo o campestre…) y las personas que lo habitan. Por eso, únicamente aquellos que conocen los entramados de relaciones entre los protagonistas, pueden desvelarnos la significancia y el significado de una mirada, de una vestimenta, de una sonrisa o de un gesto. Y una sucesión de fotografías, como si de una película se tratara, plasma el recorrido vital de unas vidas, de unas circunstancias, de un periplo con un principio y varios finales, desgraciadamente, dolorosos.

    Ya sea por la distancia que nos separa de ellas; ya sea por las pérdidas de quienes, un día, nos mostraron un pedazo del milagro de la vida compartida. La poesía, ahonda en esos sentimientos que percibimos y explora los caminos del alma que los habita.

  • img-book

    Suena el pistoletazo de salida,comienza de nuevola carrera de obstáculos.Ayer se tiró por la ventanael chico que siempre quedaba finalista.


    Finalista Por: Laura Franco Carrión 9,62

    Suena el pistoletazo de salida,
    comienza de nuevo
    la carrera de obstáculos.

    Ayer se tiró por la ventana
    el chico que siempre quedaba finalista.

  • img-book

    Voz del pueblo Por: Alejandro de Luna 9,62

    …Alejandro de Luna (que no Campos) es un poeta que con su obra La voz del pueblo nos incita a mirar (y, ya digo, a ser mirados) desde el ángulo multiforme de sus versos para justamente descubrir «todos los lugares del orbe vistos desde todos los ángulos». Volvemos, pues, a Borges: si un pájaro es, a la postre, todos los pájaros, digo yo que en la luna lunática del espejo se condensa el infinito de todas las cosas, de todos los seres, de todo lo que fue y ha de venir… y aún no ha sido.

    ¿Y por qué no? Pasemos al otro lado.

    En el libro, que consta de 46 poemas, desplegados sin intencionalidad organizativa en la forma ajustada de las consabidas partes temáticas, cada composición es un mundo, una puerta abierta a una multiplicidad de universos interpretativos por parte del lector. En ellos habita el amor, que todo lo impregna con sus manos de fuego invisible, aunque tanto nos empeñemos en ignorarlo, quizás por miedo a vernos reconocidos en el otro que es, ¿a qué dudarlo?, nosotros mismos. De ahí parte Alejandro de Luna: de lo natural y sencillo, que es vislumbre de lo auténtico, para desplegar su universo desde la «Simplicidad» del primer poema, dedicado a Miguel Hernández y a Xaverio, el creador de los petrales adscrito a la estética cuántica. (¿Por qué será que cada cosa en cualquier lugar está en todos los sitios a la vez y asimismo es todas las demás cosas?).

    Miguel Ávila Cabezas

  • img-book

    Poesía. Obra completa Por: Arcadio Ortega 36,54

    Si Arcadio Ortega piensa que, en su caso, tal vez la poesía no sea más que el hilo de su vida (v. «La poesía», en Existir en las horas, de 2005), no deberíamos dejar de lado la lectura de sus poemas a la hora de esbozar esta aproximación biobibliográfica por cuanto en ellos, a pesar de ser resultado de una construcción en un espacio de naturaleza ficcional y venir a cumplir una función estética antes que de conocimiento, este poeta acude a la conciencia y su memoria en clave de verdad. Pues bien, esa lectura me ha dado, para empezar, el título de este apartado por cuanto, y éste es un dato decisivo, nuestro escritor fue un niño nacido durante la guerra civil, cuyos infantiles años resultaron desesperanzados; además de los de su juventud, vividos en la dura posguerra. Si leemos los poemas, entre otros, «Origen», «Infancia», «Infancia irremediable», «Humana cosecha del 38» o «Juventud inasible», comenzaremos a conocer, eso sí, del modo en que se conoce en poesía, rastros de su conciencia del despertar a la vida más allá de los datos, necesarios siempre, de la misma, dada la alta densidad semántica de la poesía. Versos como «Fue una infancia infeliz y atormentada», «Teníamos la edad, pero no éramos niños» y «La juventud me resultó inasible / por más que me durmiera amoroso entre sus brazos» nos ponen en situación para empezar a hablar de su trayectoria y vida.

  • img-book

    DÍA TRAS DÍA«A través de las rejas, libre la sangre afluya.»Miguel Hernández


    Ladrón de limones Por: Miguel Ávila Cabezas 9,62

    DÍA TRAS DÍA
    «A través de las rejas, libre la sangre afluya.»
    Miguel Hernández

    Los días se hacen eternos
    en esta eternidad sin pausa
    que es la vida expectante.
    Al despertar
    nos hacemos de nuevo,
    como si ayer no fuese hoy
    y mañana el mismo día repetido.
    Pero seguimos siendo lo que siempre fuimos:
    tiempo, tiempo que nunca pasa,
    un no ser en la distancia
    imposible del mañana.

    Falsa imagen de un dios desconocido.
    Sueño turbio.
    Olvido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies