Mirto Academia (100)
  • img-book

    La invención y el azar Por: Antonio Muñoz Molina 10,58

    La colección «Mirto Academia» alcanza con este libro de Antonio Muñoz Molina, académico honorario, el volumen número cien de su catálogo. El hecho de que ocupe este simbólico registro constituye para nuestra institución un motivo de alegría, pues la obra narrativa y ensayística del escritor, tan ligado a nuestra ciudad, es un referente imprescindible de la mejor literatura surgida en España en la segunda mitad del siglo XX.

    Muñoz Molina se dio a conocer al microcosmos de la literatura con un extraordinario conjunto de artículos periodísticos, El Robinson urbano («Silene Fábula», Granada, 1984), y dos años más tarde editó, también en esta ciudad, su Diario del Nautilus (Diputación Provincial, Granada, 1986), segunda recopilación de artículos publicados en la prensa local. Con Beatus Ille (Seix-Barral, Barcelona, 1986) comenzó su exitosa trayectoria como novelista, que lo ha llevado a recibir los más importantes premios literarios y los más destacados reconocimientos, tanto en nuestro país como en el extranjero. Desde 1986 no había vuelto a publicar −salvo el texto de su discurso de ingreso en nuestra Academia, en 2017− ningún nuevo libro en Granada. Ahora, treinta y cuatro años después de aquel maravilloso cuaderno de bitácora, el escritor ubetense rompe ese alejamiento editorial granadino con la publicación de La invención y el azar, volumen que reúne seis textos −inéditos, salvo el referido discurso− escritos entre 2006 y 2019 para ser leídos en distintas conferencias −«Sobre la experiencia de la ficción», «Algunas divagaciones sobre el oficio de la novela», «Goya, Galdós, Gisbert: Tres miradas liberales españolas», «La invención y el azar»−, o que fueron pronunciados como discursos −«Una novela de Granada», «Discurso de Jerusalén»−, y que agrupados conforman un lúcido vademécum literario sobre el trabajo del novelista. En todos ellos, además de la singular y reconocible calidad de su escritura, destacan la libertad cívica y la independencia creadora de su pensamiento, que han sido siempre, junto a la claridad expositiva, rasgos distintivos de nuestro autor.

  • img-book

    Orillas del Sena Por: Francisco Gil Craviotto 10,58

    Un río —el Sena—, su entorno y un hombre que pasea, observa y anota. Éstos son, a grandes rasgos, los ingredientes de este libro. Un libro que nació con un premeditado deseo de asir lo pasajero o incluso eternizar lo efímero del instante. Una flor a la vera del camino, un pájaro que pasa, una canción que se oye en la lejanía, una gabarra que se pierde en lontananza… Y en todo momento la inmensidad acuosa del río que, inexorable, se desliza hacia la mar.

    Si yo hubiese sido fotógrafo, habría echado mano a la máquina fotográfica; si hubiese sido pintor, lo habría intentado en una serie de óleos o acuarelas, como ya lo hicieron —¡y con qué acierto!— los impresionistas. Como lo único que me atrevo a realizar —y no todo lo bien que yo desearía— es escribir, me he decidido por la pluma y aquí tiene el desocupado lector esta serie de estampas que, después de cada paseo o en el transcurso del mismo, han ido surgiendo. Aunque inconexas, alimentan la pretensión de constituir un libro. Sé que no es un libro perfecto, pero también puedo asegurar que ha sido escrito con sinceridad y una contenida emoción ante el paisaje y los hechos que aquí se narran. Con esa misma sinceridad y gozosa emoción que yo viví al escribir estas páginas se las ofrezco hoy al lector. Ya tan sólo me queda agradecer su lectura.

  • img-book

    Calas en el teatro español del siglo XXI Por: José Romera Castillo 10,58

    Federico García Lorca consideraba al teatro como «una escuela de llanto y de risa, y la tribuna libre donde los hombres pueden poner en evidencia morales viejas o equívocas, y explicar con ejemplos vivos normas eternas del corazón y del sentimiento del hombre». Es por lo que merece la pena en este volumen centrar nuestra atención en esta modalidad cultural cuya larga trayectoria ha iluminado conciencias y ha permitido solazarse y divertirse.

    He querido examinar los rumbos por donde transita el teatro en la actualidad, en nuestro siglo XXI, teniendo en cuenta tanto textos como representaciones (el teatro llevado a las tablas, en vivo, es otro arte diferente del texto literario dramático) a través de cuatro apartados y dos apéndices lorquianos, con el fin de proporcionar al interesado lector / espectador unas teselas que le puedan servir tanto para un mejor conocimiento del mismo como para incrementar su amor al arte de Talía.

  • img-book

    Aproximaciones al teatro de Mira de… Por: Concepción Argente del Castillo 10,58

    Si yo no viniera de donde vengo… así empieza el prólogo de Entre el clavel y la espada de Rafael Alberti y hoy al iniciar esta página me ha venido a la memoria y me he dicho: si yo no viniera de donde vengo… este libro podía ser otro. Porque he vuelto a Granada después de una ausencia de casi un año y con la necesidad de retomar cosas que parecían haberse quedado muy atrás, por eso entre los posibles libros que quedan todavía por las carpetas de mi despacho, este va a tomar la delantera y es posible que solo sea él el que salga, ya que al estar fuera de Granada y a vueltas con la salud, era el más asequible para que yo cumpliera los plazos y el más útil para completar el panorama de las buenas letras granadinas que forman esta colección, introduciendo una evocación del teatro barroco granadino. Así que mi opción fue el reunir una selección de mis estudios sobre Mira de Amescua, para dar unas cuantas claves de interpretación de su teatro y animar a nuevas generaciones de gente joven a seguir trabajando en esta línea.

  • img-book

    Mi Rusia en Revolución Por: Antonio Sánchez Trigueros 10,58

    Cuando a finales del año 2019 mi mujer y yo decidimos donar nuestra biblioteca a la Universidad de Granada, hablamos con la directora de la Biblioteca Universitaria, M.ª José Ariza, de la posibilidad de montar alguna exposición de interés con materiales bibliográficos de la colección. En efecto, la idea se fue madurando y al año se inauguró la que titulamos Mi Rusia en Revolución, que tuvo mucha aceptación entre el público que la visitó. Con dicha ocasión se editó un precioso Catálogo muy atractivo con los libros seleccionados para la exposición, primorosamente catalogados y presentados por los bibliotecarios del Hospital Real y de la Facultad de Filosofía y Letras; ellos hicieron un trabajo encomiable con un entusiasmo que nos emocionó y que seguimos agradeciendo muy profundamente.

  • img-book

    Tiempos de vino y poesía Por: Rafael Guillén 10,58

    Tiempos de vino y poesía (prosas granadinas), que tuvo su primera edición en el año 2000 y quedó recogido en 2010 en el tomo tercero de Obras completas de Rafael Guillén, dedicado a recopilar los textos de narrativa y otras prosas, es un libro escrito con cincelado cálculo de poeta —prosas granadinas estas hermanas de las marroquíes, las viajeras y otras varias que nutren el tomo— en el que nuestro autor se sirve de la memoria para elaborar unos relatos que, agrupados en dos partes, interesan al lector por su triple función, la específica memorial, la literaria y una más de concreto perfil metaliterario.

  • img-book

    Lumbres apagadas Por: Rosaura Álvarez 10,58

    En el año 2011 la Fundación Jorge Guillén realizó una edición de Lumbres apagadas en su colección el Parnasillo [sic] (Simancas Ediciones, Dueñas –Palencia–) bajo supervisión de Antonio Piedra con delicioso formato de dieciseisavo en tirada reducida no venal que se me ofreció como obsequio con el fin de ser, igualmente, cariñoso regalo para los amigos. El poemario fue presentado en la Cátedra García Lorca –La Madraza–, dirigida entonces por Juan Varo Zafra. La presentación estuvo a cargo de Concepción Argente del Castillo Ocaña bajo el título «Del fuego al vuelo». Finalizado el acto, regalé a los asistentes un ejemplar del mismo.

    Transcurrido el tiempo, por razones obvias, hemos considerado oportuno realizar una segunda edición venal, añadiendo algunos estudios preliminares, y ya en formato regular de la colección Mirto Academia, que la Academia de Buenas Letras de Granada creara para facilitar la publicación de obra a sus académicos.

    Desde aquí deseo expresar mi gratitud a nuestra Academia por tan útil y consolidada colección.

  • img-book

    Libro de faros Por: José Carlos Rosales 10,58

    Cada libro tiene una historia y este Libro de faros también tiene la suya. Todo empezó hace más o menos veinte años.

    Recuerdo ahora que una de las primeras veces que hablé de este libro, o del esbozo de este libro, lo hice con Manuel Lara Cantizani, en Lucena, allá por el año 2000, después de la presentación de la hermosa antología de Ángeles Mora, ¿Las mujeres son mágicas?, editada con exquisita sagacidad en la colección que entonces dirigía Cantizani, la inolvidable 4 estaciones. Dado su carácter abierto, Lara Cantizani solía reclamarles con insistencia a sus interlocutores ideas y sugerencias para posibles ediciones en esa colección que tanto aire fresco trajo a la poesía española. Yo le hablé de este libro posible, él acogió mi propuesta con entusiasmo o interés y yo gasté un tiempo excesivo en irla madurando. Volvimos a vernos en otras ocasiones, en Lucena o en Granada: era muy fácil platicar con él y, en nuestras conversaciones, casi siempre surgía la hipótesis de editar Libro de faros en la colección 4 estaciones.

  • img-book

    Edmond Cros y los estudios sociocríticos Por: Antonio Chicharro 10,58

    Los estudios sociocríticos, en tanto que reflexiones materialistas sobre la cultura, se proponen el análisis de los textos como concreciones históricas o instancias sociodiscursivas para indagar así su socialidad en la materialidad textual. Estos estudios no se interesan por la realidad referencial, sino por el proceso de transformación que codifica el referente bajo la forma de elementos estructurales y formales, lo que impone un análisis de las mediaciones. Así, su especificidad frente a teorías sociológicas y sociologistas de la literatura y frente a las propiamente formalistas y otros estudios desocializadores, lleva a sostener un concepto del artefacto sociocultural literario en términos de lo dado y lo creado, lo que supone reconocer tanto los radicales límites de las explicaciones de los textos por la vía de su referencialidad o reflejo como las que operan en la clausura definitiva de los mismos.

  • img-book

    Isla de la soledad Por: José G. Ladrón de Guevara 10,58

    Los llamados niños de la guerra, y José García Ladrón de Guevara lo fue en plenitud pues nació en 1929, sufrieron las consecuencias directas de la guerra civil que llenó de muerte el solar de España a lo largo de tres interminables años y dejó heridas sus almas para siempre. Así, la primera herida que recibió José cuando apenas si ensayaba a vivir provino de la muerte de su padre, el abogado Horacio García García, fusilado en Granada por los nacionales en 1938. Este luctuoso hecho le dejó la enorme herida de su orfandad –el recuerdo del padre es motivo recurrente en su poesía– con la añadida necesidad de su lucha por la vida y el logro de su propia formación desde temprana edad.

    Si hago memoria al comienzo de mis palabras de este hecho, junto con el del asesinato de Federico García Lorca en 1936, entre otras muertes granadinas e intentos de destrucción de la mejor cultura literaria que podría ahora nombrar (léase el poema «El aire pasa preguntando por Federico», más abajo reproducido), es porque permite comprender más cabalmente las condiciones sociales, culturales y personales a las que se vio sometido José García Ladrón de Guevara para trazar su vida, canalizar su mirada sobre el mundo, ya desde entonces herida, insisto, y lograr hacerse escritor. También, cómo no, sirve para valorar en su medida la contribución que hizo de palabra y de obra, junto con Rafael Guillén y un pequeño grupo de escritores, al renacer poético de Granada en el tiempo de silencio de una posguerra interminable.

  • img-book

    El ave de Minerva se eleva … Por: Manuel Ángel Vázquez Medel 10,58

    El gran proyecto euro-occidental de la Modernidad tuvo como referencia dominante la luz. Se trataba de iluminar, gracias a la razón, los rincones más oscuros de la existencia. De ahí que conozcamos el siglo XVIII como «El Siglo de las Luces». Por fin saldríamos de la oscuridad y del oscurantismo de creencias no fundadas y caminaríamos como adultos sobre el suelo sólido de la razón.

    Pero –ya lo advirtió Goya– «el sueño de la razón produce monstruos». Esos monstruos nos han acompañado durante siglos de hipertrofia racionalista y de postergación de la dimensión emocional, esencial para lo humano.

    La mayor iluminación de que hemos sido capaces se simboliza en el horror de los hongos de las bombas atómicas destruyendo decenas de miles de vidas en Hiroshima y Nagasaki, contrapunto del horror del fuego que devoraba los cadáveres en los campos de exterminio nazi. Se han eliminado muchos millones de seres humanos en nombre de la razón (teleológica, instrumental, impositiva), convertida en el nuevo dios, antes de que viniera a desbancarla el dios del dinero y la acumulación (el nuevo becerro de oro) que hoy nos domina desde la irracionalidad.

  • img-book

    Tiempo de flores muertas Por: María Rosal Nadales 10,58

    La poeta cordobesa María Rosal destaca a lo largo de su carrera literaria por integrar en su obra tópicos y moldes clásicos, tomados de forma directa de la cultura grecolatina o a través de la tradición literaria hispánica renacentista y barroca (Molero de la Iglesia, 2007). El principal objetivo de este trabajo es identificar y sistematizar algunos de los elementos mitológicos más representativos de su imaginería poética, ya recogidos en las obras de Homero, Ovidio, Garcilaso de la Vega o Góngora, e indagar acerca de las directrices que rigen la integración de dichos materiales en una poesía muy alejada de los propósitos tradicionales. El análisis de la huella mitológica a lo largo de la poesía de la autora retrata un modus scribendi centrado en el propósito constante de cuestionar o desactivar todos aquellos artefactos poéticos que hunden sus raíces en la cultura patriarcal.

    En efecto, para configurar su imaginario artístico, la autora realiza, en poemarios que van desde Sibila (1993) hasta Discurso del método (2006), una reinterpretación personal y crítica de los tópicos y personajes heredados. Esta tendencia, que se mantiene hasta la actualidad, también se transluce en la faceta como docente e investigadora de María Rosal, que tiene como una de sus principales líneas de trabajo el estudio de la literatura con perspectiva de género. De hecho, en su trayectoria universitaria se centra en la necesidad de formar a una ciudadanía con sentido crítico, capaz de identificar aquellos estereotipos sexistas que se deslizan en las distintas manifestaciones culturales y contribuyen a una socialización diferenciada para hombres y mujeres, responsable de perpetuar las desigualdades.

  • img-book

    Tardes en el Café Suizo… Por: Arcadio Ortega 10,58

    Lo recuerdo con la sepia nitidez de un sueño placentero cuando enturbio los ojos y cruzo ensimismado la puerta giratoria de cristal transparente, opacada en la sombra de la cortina beige en su envés, marrón para la sala, especie de telón que tanto limitaba, marginando la calle y dando paso y filtro a la estancia de cuadrícula vasta, donde las columnatas sostenían un techo en adornada escayola de circuncisos capiteles, mármoles en los suelos de presencia geométrica y espejos verticales cubriendo las paredes, conformando un salón egregio y trasnochado, donde pudo haber valses en esa «Belle epoque» que Granada no tuvo, pero que bien pudiera ser centro de atención para un romanticismo decorado en neoclásico, con sus grandes arañas de cristales prismados, sus Famas y Cariátides flotando en el ambiente, y un sueño rigodón perdido, ya lejano, que nunca se entonara, ni siquiera en cuplés del pequeño escenario montado sobre frágiles dinteles de la puerta, en que alegres mozuelas, diríase animadoras, canzonetistas, tonadilleras, y otras tantas figuras de retórica musical, hicieran las delicias de los tantos catetos que llenaban la sala en las horas del pase, al pico de las ocho, y más tarde, a las diez, sábados y domingos.

  • img-book

    Un viento que viene de Emaús Por: Esteban de las Heras Balbás 10,58

    Emprendo este largo y extraño viaje para limpiar las telarañas del olvido, aunque presiento será tan estéril como la miel para los perros o como los suspiros de madrugadas en alcobas vacías. Las cosas que aquí cuento son de otra era y de otros aires. Doblemente viejas, por tanto. Son unos brochazos en el paisaje del alma que cambia con los días y solo se termina con la muerte. A veces, los pinceles siguen deslizándose por el lienzo de esas vidas acabadas, que se resisten a morir del todo. Y de eso va este libro. Quizá me repita a veces o puede que queden lagunas sin rellenar, pero lo que os voy a contar es casi todo cierto. De muchas de esas cosas la gente que vivió mientras ocurrían no llegó a enterarse. Incluso si alguien de vosotros lo cuenta por ahí, dirán que son fantasías o fábulas, pero no los creáis. Las personas que nieguen lo que aquí se cuenta son en realidad fantasmas que no han sabido vivir la vida que la Naturaleza les regaló, ni descubrir la belleza de la memoria. Son zombis en una sociedad que renunció a su intimidad y sus secretos cuando se metieron de bruces en las redes sociales y les entregaron su libertad.

  • img-book

    De la renuncia de José Gutiérrez Por: Sultana Wahnón 10,58

    Aunque lleva su mismo título, este trabajo no trata solo sobre el poemario titulado De la renuncia, sino sobre el motivo que le dio nombre: la renuncia de José Gutiérrez. Mi primera intención fue centrarme en el análisis de este concreto libro, en homenaje a los treinta años que han transcurrido desde que vio la luz en 1989, pero el curso de la investigación me fue haciendo prestar atención a los libros anteriores del poeta. Mucho menos conocidos que De la renuncia y que el más reciente La tempestad serena, estos libros, cuatro en total, fueron publicados entre 1976 y 1980 con los siguientes títulos: Ofrenda en la memoria (1976), El cerco de la luz (1978), Espejo y laberinto (1978) y La armadura de sal (1980). En el momento de su aparición fueron muy bien recibidos por la crítica, que reconoció enseguida a su autor como una de las más firmes promesas del panorama poético de finales de los setenta, justo cuando empezaba a agonizar la estética representada tanto por novísimos como por culturalistas. A pesar de su juventud o quizás debido a ella, Gutiérrez fue saludado como uno de los poetas llamados a renovar la poesía española en sentido romántico e intimista, es decir, en exacta oposición a lo que todavía predominaba en aquellos años, la poesía neovanguardista e intelectualista de la generación del sesenta y ocho.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies