Crisálida (79)
  • img-book

    La balada del anarquista e-book Por: Iagoba Bermeosolo Mendía 7,85

    Kurtz, viejo soldado de origen irlandés, antiguo miembro de las Brigadas Internacionales en la contienda española de 1936, vive sus últimas horas en una modesta pensión de Barcelona. Recluido entre viejos recuerdos decide dejar constancia de la que fue una historia de amistad con un joven soldado de poca fortuna del bando nacional a quien, por estas cosas del destino, tuvo que custodiar durante su cautiverio hasta su posterior fusilamiento.

    Danae, joven periodista de intachable trayectoria profesional y una más que complicada vida personal, nieta del joven soldado desaparecido, recibirá en la vivienda familiar una extraña carta en la que se le requiere a viajar a la ciudad de Barcelona si quiere saber toda la verdad sobre la ejecución y posterior desaparición del abuelo Cándido.

    Iniciará un viaje al encuentro de Kurtz con la única intención de conocer toda la verdad sobre este episodio familiar que durante décadas ha estigmatizado a la familia. Lo que no sabe es que este viaje cambiará su vida.

  • img-book

    Junto a las raíces de un olivo e-book Por: Alfonso Madrigal 12,19

    Mientras el tiempo, en su inexorable transcurrir, va acercándose a la fecha del 23 de febrero de 1981, Julián Altemir, exiliado voluntario en Londres, de una de cuyas universidades es profesor de español, pone en conocimiento de Ángela, su novia y compañera de staff, en sucesivos relatos, lo acontecido en Granada, casi veinte años atrás, cuando él y otros jóvenes que apenas habían rebasado la adolescencia intentaron investigar acerca del paradero de la tumba de Federico García Lorca, intento que terminó en tragedia.

  • img-book

    Grises y opacos e-book Por: Miguel Puche Gutiérrez 8,47

    Grises y opacos narra la historia de la relación que mantienen una madre con su hijo contemplado desde el punto de vista de éste. El joven, de treinta y siete años, se ve obligado a salir de casa, a diario y por imposición materna y a muy pesar suyo, a buscar un trabajo que él cree no necesitar –«¡Bastante hay con la paga de viudedad!»–. En su vagar por la calle, encuentra el mismo desorden que rige su sentido común. Vito, de personalidad y entendederas sui géneris, se sumerge en un mundo absurdo donde la realidad y lo imaginario se funden para construir una historia disparatada, en la que subyace una trayectoria coherente dentro de unos seres incoherentes y que no lo son más que los que encontramos a diario en la calle o en el mismo trabajo. Estos personajes que no desentonan en el contexto, parecieran estar hechos a la medida del protagonista. Entre ellos, destaca una joven de su misma edad que, acompañada de sus dos tías, tiene como afición ir cantando por la calle. En Grises y opacos, nos adentramos en el mundo onírico de sus personajes mientras, éstos, se mantienen bien despiertos. La narración nos llevará desde la introspección a la carcajada al discurrir por su amena lectura.

  • img-book

    Génesis del Alboroto e-book Por: Juan Ramón Barbero Barrios 9,71

    Mauricio Palacín, un joven periodista sevillano, tiene la exclusiva de su vida. Acaba de descubrir la existencia de un escritor desaparecido veinte años atrás, Mateo Velarde. Éste ruega al reportero que no publique nada. Quiere seguir siendo invisible. Alcanzan un pacto: a cambio de su silencio, el periodista obtiene algo que modificará su trayectoria profesional y le dejará una profunda huella en su personalidad.

    Al tiempo, y aun con los recelos iniciales, ambos emprenden la aventura filosófica de encontrar el momento privilegiado del origen del conflicto, tanto en lo individual como en lo social. Y todo ello, a pesar de la inevitable distancia de sus opiniones en relación con la política, la moral y la vida en general.

    Génesis del Alboroto está atravesada, además, por una historia de amor, la que mantienen Palacín y Sole, una chica dispuesta a curarse de las heridas que su belleza le ha provocado.

    Su sorprendente final pone de relieve hasta qué punto el escritor Mateo Velarde ya no es ése que todos sus seguidores esperaban que fuera.

  • img-book

    En el baño e-book Por: Fernando Molero Campos 8,47

    Que en este país se publica mucho y se lee poco es una cantinela que se repite de cuando en cuando en los medios de comunicación y en foros relacionados con la cultura literaria o el hábito lector. Quizá sea cierto. Seguro que sí. Como también es verdad que estos nuevos tiempos de prisas y aceleración existencial (todo el día corriendo de aquí para allá como si fuéramos a ganarle la carrera a la muerte, que sin sudar siquiera nos espera en la línea de meta) nos obligan a dejar en segundo plano algo tan importante como es la lectura: el alimento más nutritivo y las vitaminas más energéticas para el fortalecimiento del espíritu humano.

    Para ayudar a regular el equilibrio mente-cuerpo y el tránsito intestinal se ha escrito este libro. Bueno, para eso y para contribuir modestamente a darle la vuelta a las estadísticas.

    En el baño es una colección de relatos cortos y muy cortos escritos para ser leídos en íntimo recogimiento con nuestras necesidades fisiológicas básicas de evacuación, aunque se permiten otros lugares y otros momentos de lectura. Son historias de humor, de terror, de (des) amor, de nostalgia y desolación, de aventura, de pérdidas, realistas o de corte fantástico, que desnudan muchos de los comportamientos humanos y tienen como escenario, básicamente, el cuarto de baño, convertido este en un espacio mítico en el que todo es posible, en el que caben secretos y mentiras, y en el que se despliega la vida con toda su gama de colores, como un arcoíris que naciera en el brillo de los azulejos y se emboscara en el territorio mágico de los espejos.

    De este libro han dicho: «Un buen compendio de asistencia espiritual que todo trabajador del gremio debería llevar en su caja de herramientas.» Juan Araujo Méndez. Fontanero.

    «En el baño ha hecho más por la revitalización del sector que todas las ferias de muestras y anuncios publicitarios sobre el producto.» María Casajuana Piedra. Directora General de empresa de fabricación de sanitarios.

    «Un libro que no debería faltar en ningún cuarto de baño.» Mateo Alemán Cisneros. Presidente de la asociación Diarrestop.

    «Como los buenos vinos, los textos incluidos en este vademécum, han de ser degustados sin excesos. Que el abuso no nos acarree problemas de salud.» Simón Pejiguera Ronzález. Coloproctólogo.

  • img-book

    El diábolo y la estrella e-book Por: Francisco Hernández Márquez 7,85

    Cuando el lector llama a las puertas de un trabajo literario, espera una marcada forma de hacer; algo que responda a una estética prefijada.

    Desde la primera página de un libro de poemas, se espera respirar la rima y se pretende conseguir una musicalidad y un ritmo que, en su discriminación con la prosa, aunque sea poética, marque las distancias con aromas diferentes; la pluma tocada por la belleza.

    Ambas técnicas, magníficas y singulares por sus propios valores, pueden ser tratadas en un mismo trabajo, pero el logro de la mezcla, en un solo texto, puede llevar a experiencias que el espíritu agradece.

  • img-book

    Yo te quiero e-book Por: José Luís Gordillo 8,47

    La libreta apareció en mi despacho de improviso. La pasta mostraba un tono azul desvaído, producto de la erosión causada por el polvo y la insolación. Supe de inmediato que no era mía. La abrí y, efectivamente, contenía una serie de anotaciones con una letra ajena, redondeada pero masculina. Fue el primero de una serie de escritos que pretendían conducirme hacia la comprensión de otra vida.»

    Una existencia cargada de enigmas y sinsabores, a pesar de los cuales el amor se impone hasta sus últimas consecuencias. Así comienza Yo te quiero, segunda novela de José Luis Gordillo que continúa la saga iniciada por su anterior obra, Afrodisia, explorando territorios colindantes. En la primera novela los dos protagonistas, Mar y Mario, encuentran un sentido a sus trayectorias vitales a causa de las vicisitudes auspiciadas por un fármaco en el que muchos, y ellos mismos, proyectan las esencias del amor.

    En Yo te quiero, sin embargo, la pareja ha de afrontar los embates de su entorno, de antiguos amantes que, extrañamente, se tornan aliados, en una mezcla de novela negra, política y sentimental. Los protagonistas han de luchar contra injerencias indeseadas en sus relaciones amorosas, contra el totalitarismo inherente a la sociedad actual y la siniestra historia reciente de España, con patentes consecuencias sobre el presente, sobre ellos mismos. Ante eso, optan por oponer un humanismo extremo y una concepción pura del propio amor.

  • img-book

    Yo quiero vivir del cuento e-book Por: José Antonio Hidalgo Galván 7,24

    Cádiz, la tacita de plata, es el escenario de esta pequeña historia. Por sus calles, todas estrechitas, todas iguales, Roque, Perro y nuestro protagonista (los tres alérgicos al trabajo), sobreviven con una filosofía de vida un tanto peculiar: vivir despacito y sin prisas, y otras veces metiéndose en líos. Fumando canutos y bebiendo cerveza, oliendo las flores sentados en cualquier banco de cualquier plaza, y, en ocasiones, en compañía de gente “poco recomendable”. Gente como Mané (el traficante) o Jerónimo (su ángelyonqui de la guarda) o Álvaro (el estudiante-tóxico); con ellos, recordaremos el valor de la amistad y aprenderemos que, a veces, las mejores personas están en los lugares más insospechados; o que la vida es capaz de ponerte, ella solita, en el bando equivocado. Ah, y que también hay muchas formas de ganar dinero, aparte de yendo a trabajar.

  • img-book

    Una fosa tapada e-book Por: Jesús Infante 9,09

    Pedro Camillero, antiguo alumno de los jesuitas y exmilitante anarquista, que trabaja como investigador privado, recibe un encargo que nadie ha querido: investigar la muerte de un antiguo compañero de colegio cuyo cadáver ha aparecido, treinta años después de su desaparición, que sucedió en las postrimerías del franquismo, en los terrenos de su antiguo colegio.

    En un recorrido por Sevilla, Camillero ha de enfrentarse a un muro de silencio, a la influencia de los jesuitas sobre la policía, los jueces y la prensa, y a la prescripción del delito que investiga. Solo su propia tozudez e ingenio y la insistencia de los padres de la víctima le permitirán coronar la investigación.

  • img-book

    N&D. La sonata del guardián e-book Por: Francisco Javier Castro Morales 12,19

    En un mundo donde las leyes físicas se pueden alterar a voluntad, cuatro jóvenes, de una raza al borde de la extinción, se ven envueltos en una trama que se les escapa en entendimiento. Sus destinos, ligados de algún modo al futuro del universo que los envuelve, se ve acosado por manos maquinadoras. Ya cuando las cosas no podían empeorar más, antiguos señores del arte reaparecen para torcer su voluntad. Tras recibir la ayuda de dos desconocidos, deciden huir de la comarca vedada para siempre, mientras, la organización Pantex les hostigará hasta el final

  • img-book

    La invitada en El Jardín de La Concepción e-book Por: Corona Zamarro 8,47

    El primero de los relatos, La invitada en El Jardín de La Concepción, se sitúa en 1874 y narra la historia romántica de dos jóvenes en el jardín. Ella, invitada por los marqueses de Loring-Heredia, pertenece a la nobleza, y él es el capitán de un barco que transportaba plantas exóticas de medio mundo para embellecer el jardín botánico que están creando en su finca de las afueras de Málaga. A través de la pareja conocemos a los personajes reales de entonces, las costumbres de la época y el puerto antiguo de la capital, cuando el agua se acercaba al pie del monte de la Alcazaba, antes de rellenarlo y convertirlo en parque.

    Los demás relatos son de temática variada: realistas, fantásticos o imaginativos, de actualidad, simbólicos, alguno basado en un sueño… El lenguaje es sencillo, coloquial en los diálogos, a veces lírico. La unidad del libro viene dada por la particular mirada de la narradora, psicológica, femenina, íntima, analítica y profunda, que contempla los hechos de una determinada manera, implicándose en la vida de los personajes con sutiliza o ironía. También hay voces masculinas, pero menos.

  • img-book

    La huella de los libros e-book Por: Vicente Gómez Escámez 8,47

    Le debió atrapar, como a mí en su momento, pues abrió la primera página y comenzó su lectura. No recuerdo haber puesto mis manos en su lomo aquella noche. Se quedó en su regazo, acunado por el silencio de la sala de espera. Las páginas volaban de un lado al otro del libro. La vi llorar y, esta vez, no era sólo por mi abuelo.»
    [Los libros quemados]

    Un libro, lleno de historias, es como la vida misma.
    A su paso, deja una huella profunda, indeleble.

  • img-book

    Ferrum et lutum e-book Por: R. García Ramos/M. Ortiz Requena 10,33

    Este relato situado en la Baja Edad Media, nos introduce en una historia llena de aventuras, amor y amistad surgida entre dos personajes de culturas diferentes. Es una época de leyendas y personajes míticos, de cambios legislativos y del arranque de la política internacional, es el tiempo en el que se esbozan las nuevas lenguas y cuando se manifiesta el gran poder de la Iglesia y de las órdenes religiosas.

    Llegan tiempos difíciles de guerra y nuestros protagonistas se ven abocados a ella para defender los intereses insaciables de los reyes de ambas culturas.

    La amistad surge en una situación límite: La batalla de Sagrajas. Después, todo será distinto y valores como la familia, la amistad, el honor y el respeto a las religiones cobran una nueva dimensión en sus vidas. «Lo importante no son las ideas, sino las personas…»

    Una espada y un manuscrito de refranes, que aún hoy están en poder de sus descendientes, siguen manteniendo viva la llama que encendieron aquellos dos hombres en el siglo XI.

  • img-book

    Erotismo, naturaleza y Patrimonio histórico – eBook Por: Juan Herrera Vegara 8,47

    Al escribir estos relatos inspirados por su amor a los animales, el autor no hizo otra cosa que dar rienda suelta a una pasión innata. Rehusó oponer resistencia a la seducción que sobre él ejerce la naturaleza y se dejó llevar, mas no sólo por lo salvaje, sino también por la etnografía. Y fue así como la arquitectura tradicional; el hechizo de los corrales y establos; el enigma de las bodegas, pajares y cámaras; el misterio de la oquedad donde se agitan los gazapos; junto con el sabor mitológico-festivo de las aventuras presenciadas en el cine de verano, concebido como elemento consustancial al mundo rural de su infancia, vinieron a compartir plano con las selvas evocadas en la niñez, los olivares, las huertas, los patios y el río. Y puesto que, a estas alturas, tan mítica le resulta la figura de Hércules como la visión de la aldea cuya armonía ambiental pervive milagrosamente intacta en el tesoro de su patrimonio inmobiliario etnográfico, cargó con todo ello y, conducido por la inteligencia de esas criaturas maravillosas, inocentes y descaradas que deambulan por los tejados, asoman en los graneros o levantan la pata para orinar donde menos conviene, quiso adentrarse en la fábula, donde toda relación es posible, y, salvando las barreras de especie, abandonarse a la fantasía erótica, que mucha es la sensualidad y mucha la ternura como para pretender embridarlas.

  • img-book

    El legionario e-book Por: Aurelio Rafael Muñoz Rivas 7,24

    Sin saber por qué, me encontré en la entrada principal del acuartelamiento de La Legión, con el petate sobre mi hombro. Un soldado de puerta me ordena:

    —Lárgate de aquí chaval, esto no es para ti. Dejé mi saco en el suelo desoyendo las órdenes recibidas. No sabía adónde ir, ni a quién recurrir. A los cinco minutos apareció el sargento de guardia dándome las mismas órdenes que el soldado raso.

    —Chico, márchate de este lugar.

    En aquel preciso momento apareció un vehículo oficial militar parándose a mi lado. La ventanilla de atrás se abrió dejando ver una boina verde oscura que lucía una estrella de ocho puntas. El soldado y el suboficial se cuadraron, diciendo:

    —A sus órdenes, mi comandante. El muchacho ha interrumpido su entrada.

    Se bajó del coche el personaje jefe de alto rango. Era de una estatura media, de unos cuarenta años, musculoso y con un gran bigote. Se dirigió a mí mirándome fijamente en silencio, agarró mi barbilla y levantó mi cabeza:

    —Vaya, vaya. Apareces después de siete años. Súbete al vehículo, es una orden —y dirigiéndose al sargento, le manda—: Tráigame a mi despacho el petate de este nuevo soldado si no quieres perder tus cojones.» …

    Una historia descarnada y a veces cruel de un personaje peculiar, víctima de la sociedad y del tiempo que le tocó vivir.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies