Crisálida (246)
  • img-book

    ¡Apártate descarriada! Por: Antonia Roberto Pérez 18,27

    La mujer suele soportar muchos pesares al subir las escaleras de su propia vida, obligada a transitar por terrenos empinados calzando incómodos tacones.

    En la década de los cuarenta, lamiéndose aún las heridas de la guerra fratricida, las mujeres estaban atenazadas por las convenciones, limitadas por el silencio impuesto, asustadas por las todavía presentes represalias contra sus familias y viviendo una dualidad vital que agrandaba las distancias entre sus actuaciones, sus decisiones y sus verdaderos sentimientos, que se quedaban encerrados en el sótano del alma.

    En ¡Apártate, descarriada! se narra la historia, entre otras, de una mujer obligada, por determinadas circunstancias derivadas de las actuaciones de los hombres, a ganarse la vida como prostituta en una de las casas de tolerancia legalizadas por el Régimen. Allí comienza una relación apasionada y sincera con un joven burgués y «respetable» de aquella España constreñida por la penuria, la escasez de alimentos, el aislamiento internacional, la omnipresencia de la Iglesia, la censura y la fuerza de las instituciones establecidas por la Dictadura.

    Ella luchará con todas sus fuerzas por derribar los muros y las injusticias de los que la condenaron y conseguirá convertirse en una mujer independiente y fuerte.

    Ellos pisarán las alfombras de flores mientras la nueva Teresa recorrerá su propio camino calzando sus propios tacones.

  • img-book

    Querido corazón solitario Por: Begoña Garayoa Sarriés 12,50

    Estos relatos portentosos nos descubren la voz arrolladora de una escritora con un universo propio. Un hombre se queda encerrado en la habitación de una antigua mansión victoriana deshabitada, situada en lo alto de una colina. Una anciana muere en un incendio, después de haber llevado una existencia miserable. Dos amigos se pelean por una mujer.

    El terror, la pasión femenina, la soledad o la venganza, son algunos de los temas recurrentes del libro. La autora disecciona la psicología humana y su potencial para el bien y el mal con una fuerza estremecedora. La precisión de su prosa contrasta de forma brillante con la turbulenta vida interior de sus personajes. En esta colección de relatos intensos se aprecia la influencia de Edgar Allan Poe, James M. Cain, Patricia Highsmith y Mickey Spillane. En otra vertiente, recoge la herencia del realismo sucio de Raymond Carver.

  • img-book

    La piel de la doncella Por: Alfonso Madrigal 17,31

    Recordando los viles asesinatos de las tres niñas de Alcácer en noviembre de 1992, Alfonso Madrigal ha escrito una ficción que pudiera guardar similitud con los hechos acaecidos entonces, cuya verdad todavía guarda sombras

  • img-book

    Hojas de mi otoño Por: Corinne Bertholet 13,46

    Corinne agradece a doña María Sánchez Arana, su profesora, que se empeñara «malgré tout» en enseñarle bien el español, escrito y hablado. Con la llave del lenguaje en la mano se fue ubicando en una nueva vida donde la palabra y la imagen fueron fundamentales: El Faro de Motril, las canciones, los libros, el oficio de fotógrafo de su padre, el de decoradora de su madre, o los dibujos de su hermano Colin, salpican de luz este libro. Elementos que forman la raíz más entrañable de su vida, ese conjunto de palabras que nos define.

    …Muchos de sus escritos tienen el aire de la literatura hispanoamericana, de un realismo a veces cotidiano y a veces mágico. Donde Dios se mezcla con sus inquietudes y con un mundo de personajes que pululan a su alrededor entre la originalidad, unas veces, y el dolor, otras.

    Este libro donde se combinan los relatos, los poemas narrativos, las narraciones líricas, los aforismos en forma de libélulas, aterriza en la ventana de su última parte, en este inquieto tiempo de pandemia que nos descubre nuestras limitaciones y nuestros temores.

    Diego Reche

  • img-book

    Ventanas abiertas Por: Tina Franco, Miguel Ávila Cabezas, Ismail Istambul, 10,58

    Hay personas que transitan los caminos de la vida con ojos que miran más allá del tiempo y del espacio y nos transportan a otras realidades. En ellas, las palabras tienen un significado profundo que desencadena el quehacer literario. Entre estas personas están los autores de Ventanas abiertas. A partir de palabras, expresiones o frases cotidianas, Tina, Miguel e Ismail expresan lo que cada una les sugiere. Ironía, reflexiones y destellos poéticos conforman este conjunto. En los poemas de «Un corazón que late en el mar» Tina nos transmite la autenticidad de sus sentimientos desde un yo poético que parece presentir la cercanía de su viaje definitivo, sobre todo en «Este nítido vacío blanco», y nos abre las puertas del alma para regalarnos ese mar interior en el que «el tiempo es sólo agua y sal». La tercera parte está formada por los relatos de Tina. Utilizando el monólogo interior o la primera persona, la autora nos introduce en sus momentos reflexivos o emocionados, enmarcados por el mar, la lluvia y el sol abrasador, fruto de íntimas experiencias en la soledad desnuda de artificios. La obra se cierra con dos poemas dedicados a Tina.

  • img-book

    Híguer o el vuelo del hombre colibrí Por: Juan Garayar 15,38

    Los protagonistas son una pareja de jóvenes del Bidasoa. Híguer, un joven diseñador de páginas web, y OH, cobradora de peaje en la autopista. La pareja, tras casarse y tener una niña, atraviesa una fuerte crisis amorosa por diversas circunstancias personales, familiares y laborales.

    El relato, en parte en forma de Diario personal con abundante lenguaje poético, tras narrar los orígenes familiares de los dos protagonistas, utilizando un estilo de cuento popular en el caso de sus abuelos, se desarrolla en dos escenarios:

    El Bidasoa: donde se narran las vicisitudes de Híguer como estudiante en Madrid, la vida de la pareja en el Bidasoa y los avatares de la tía Julia, una ex-etarra, ahora maestra, que escribe cuentos en euskera y que sufre un accidente que la deja en coma.

    El Nervión: donde se describe el alocado viaje que realiza Híguer por las calles de Bilbao, tras acudir a la ciudad en compañía de su jefe para entregar una maqueta sobre la Ría, y emborracharse.

  • img-book

    Papeles de Mengano Por: Manuel Vergara Carvajal 12,50

    PENSÁNDOLO MEJOR

     

    Temo haber sido injusto

    con el antequerano

    de a pie, que lleva siglo

    con sus “cuebas” notables, porque Menga

    no cabe en la cabeza.

    La colleja

    no iría, pues, con él (al fin y al cabo;

    si calla, ―el pasmo otorga―: ¿no es el dolmen

    mundial?)

    Pero, ¿y, vosotros?:

    ¡Tanto saber, para meter la pata!

  • img-book

    Balas y violines Por: Vladimir Merino 16,35

    ¿Y si entre tanta desgracia, a alguien de mi familia le había tocado? ¿Acaso a mi pequeño Manolito? Diez años tenía cuando el golpe de estado. En el presidio de Pamplo­na, en el Fuerte de San Cristóbal los había con dieciséis, diecisiete… Sí, el no saber nada, eso era lo más doloroso, como un puñal clavado en lo más hondo del sentimiento. Luego, al terminar la guerra, todo se suavizó un poco; por fin se pudo establecer —aunque muy censurado— algún tipo de carteo. Fue como una ventana al exterior, a la es­peranza y, sí, también al futuro, ese que nos había esta­do prohibido. Ya no me importaba tanto si Franco había ganado o perdido, si la República estaba viva o muerta. Esa fue mi debilidad, mi mayor concesión. También, el principal triunfo del dictador sobre mi persona. Me habría gustado que todo fuera un sueño, un mal sueño, una pe­sadilla. Me habría gustado despertar en Benalmádena con el amanecer de la hermosa y rojiza bola de fuego afloran­do en el levante, tras el Mediterráneo. Me habría gustado asomarme a la ventana, captar el olor a jazmín junto a la puerta, el frescor de la mañana anunciando un nuevo día. No fue así.

    Estos pensamientos, estas memorias eran mi munición, con ella combatía las miserias del presidio. Ese recurso, esa imaginaria ilusión me daba fuerzas. Sabía, o, al menos así necesitaba creerlo, algún día regresaría a Andalucía, a mi querida Málaga. Era mi antídoto, mi clavo ardiendo al que agarrarme. Ahí residía mi coraje. A ojos y oídos invasores, ahí ocultaba mi fortaleza. David contra Goliat.

  • img-book

    4.72 sobre 5
    Los nadadores del Urubamba Por: Lucas Ruiz 14,42

    Los nadadores del Urubamba es una novela lírica y polifónica que se adentra en la historia de Matías —escritor frustrado, padre y marido en crisis— y de su madre Isabel —enferma de Alzheimer, agonizante en un hospital—. El reencuentro de ambos, después de muchos años de separación, y el descubrimiento de un viejo diario pondrán en contacto a Matías con los secretos olvidados de su adolescencia e irán revelando a los lectores la historia de una pasión amorosa prematura y clandestina.

  • img-book

    5 sobre 5
    Acompáñame [Stand By Me] Por: Vicente Marí Soucase 16,35

    Cristóbal de Suez, licenciado en Bellas Artes, se ve envuelto en una gran crisis existencial precisamente cuando está alcanzando el éxito que tanto deseaba. Una conjunción de situaciones adversas le hacen perder todo su patrimonio quedando totalmente arrinconado, desvalido y extenuado. Un nuevo encargo de la galería Santorini & Cía. para la que trabaja, le da nuevas esperanzas. Para cumplir su cometido, antes debe encontrar a un famoso arqueólogo desaparecido hace más de veinte años. El protagonista, arrastrado por su ego desbocado, su ira y la euforia de las drogas, complica aún más su situación hasta el punto de querer acabar con su vida. La canción «Stand By Me», y un antiguo libro hindú, la Bhagavad Gita, marcan una línea divisoria en su vida abriendo un periodo de búsqueda y transformación.

    Acompáñame es una intrigante novela que se origina en Valencia y transcurre por Rusia y diferentes estados de India culminando en los majestuosos Himalayas. Es un manual para situaciones de «emergencia personal», un amigo fiel que nos ayuda a vivir en la actualidad una vida más espiritual, sin dejar de cumplir un papel activo en el mundo. Una oportunidad de asistir al fascinante proceso de muerte y renacimiento. Un viaje iniciático de ida y vuelta.

  • img-book

    Por qué lloras Andalucía Por: Joaquín Pérez Prados 11,54

    Tras permanecer más de cuatro décadas inédita, esta novela, redactada entre 1975 y 1976, y reconocida con el I Premio de Novela Corta «Ciudad de Motril» en 1979, nos ofrece el testimonio de aquellos años de transición de la dictadura a la democracia, de la mano de un joven estudiante mo­trileño que refiere, de manera sencilla y directa las vicisitudes personales y colectivas de un tiempo de cambio, en el que entran en conflicto los viejos atavismos y los nuevos anhelos de renovación.

    El detonante de la muerte del tío Paco, acaecida en el Barranco de Enmedio (Almuñécar), altera la vida familiar y da paso a un sentido itinerario por el universo de un Motril íntimo, a la par que surge el amor, y se vive de cerca la amistad, o se toma conciencia de las injusticias, e incluso se recrea la experiencia de la emigración a la gran ciudad, con los trabajos precarios y las reivindicaciones de derechos esenciales, como trasfondo. He aquí algunos de los temas que jalonan sus páginas, desde los sueños del protagonista, enmarcados en un horizonte de regeneración y de esperanza.

  • img-book

    Un poco de teatro, por favor Por: Pedro Catalán García 12,50

    Una soprano que se revela contra el final de Madama Butterfly; soldados que no quieren hacer la guerra; el profesor que se va por los cerros de Úbeda; un anciano que no se atreve a declararse; un adicto al veneno de la lectura; el colegui que lee a Molière; un móvil que desvela los secretos; indigentes que necesitan un carné; un escritor que no escribe; el viejo que no se marcha de casa; el carnaval de la libertad; la realidad que salta al escenario; el miliciano con la maleta que se adentra en el mar; unos pocos gramos de esperanza; espejismos que viajan en metro; la ópera en un espray. Diecisiete historias que son otros tantos microcosmos caricaturescos de una sociedad enloquecida y desquiciada. Al fin y al cabo, la realidad es la cantera de donde se han extraído los materiales para estas obras.

  • img-book

    Ojo de buey Por: Juan Andivia Gómez 9,62

    Un ojo de buey es una ventana ovalada o circular que comunica con un exterior, donde suceden cosas. A partir el siglo XVI está presente en la arquitectura y en barcos, aviones, edificios y naves espaciales. Desde esa posición interior, de quien contempla la vida con profundidad, resignación y estoicismo están escritos estos relatos, en los que se trata del amor, la enfermedad, lo vivido, lo añorado y lo perdido. En ellos aparecen situaciones cotidianas y extremas, realidades, ilusiones y locura. Es la existencia contada con la cercanía de sus protagonistas y la distancia de quienes creen que únicamente las observan.

  • img-book

    Entrevelas Por: Pilar Aranda López 9,62

    Entrevelas es el paso de un largo viaje en el tiempo. Es también del viaje interior que emprende el hombre en algún momento de su vida.

    Pensamientos, deseos y emociones son velas del barco que el mar conduce, a veces más allá de lo deseado, a un destino con frecuencia desconocido.

    Para Entrevelas, en palabras como equipaje, travesía, naufragio y esperanza, se centra una experiencia que necesita el aforismo y la poesía para expresarse.

    Sin regreso, Entrevelas acaba en desembarco. Y ese final es empezar de nuevo.

  • img-book

    Cascarrias del cajón de la memoria Por: Antonia Roberto Pérez 16,35

    En Cascarrias del cajón de la memoria se retrata la sociedad española desde mediados del pasado siglo a través de los inocentes ojos de una niña que nos cuenta sus vivencias y su conflictiva relación con las personas mayores, a las que no entiende y ve como injustas y contradictorias. Al intentar comprender ese ilógico mundo que la rodea se meterá en situaciones que le acarrearán castigos con los que se siente maltratada, al tiempo que va reafirmándose a pesar de un accidente que marcará el ecuador de su infancia y unas enigmáticas relaciones incestuosas con su abuelo.

    Entrada en la adolescencia va comprendiendo a los adultos, rechazándolos a veces y temiendo volverse como ellos y adquirir los defectos que ella les ha achacado siempre. En esa época va ampliando sus horizontes vitales a través del conocimiento de los conflictos de la sociedad y de las desigualdades entre sexos, y traspasa las fronteras de lo que hasta ese momento había sido «su pequeño mundo». Un suceso familiar le dará el empujón para dejar atrás su adolescencia, e instalarse definitivamente en la madurez, que ella tanto temía.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies